Copiar enlace

Singularu es una marca valenciana de joyas con un enfoque fresco y vanguardista, que ha logrado destacar en el mundo del eCommerce con su modelo de negocio innovador, que suele compararse con el de Zara, o incluso con el de Mercadona. Su lema, «Somos Singularu, Somos Trendy Jewels» refleja su compromiso con la moda y con el medioambiente.

La comunidad Singularu ya supera los 609 mil seguidores entre las redes sociales Instagram, Facebook, TikTok, X (Twitter) y Pinterest. En cada una de ellas, la marca reafirma su condición made in Spain (hecho en España), pero también expresa su ambición de conquistar el mundo entero.

Esta es la historia de una buena idea, llevada adelante por un grupo de gente con visión de negocio.

joyería hecha en España

De copycat a un modelo propio

Los fundadores de Singularu son Paco Tormo y Cristina Aristoy. Su historia en el mundo empresarial comenzó en Demium, una incubadora de startups conocida por su técnica de copycat, es decir, que replica modelos de negocios exitosos en otros lugares.

Inicialmente, Paco y Cristina comenzaron con un marketplace de artesanía, inspirados en una startup estadounidense dedicada a la venta de productos artesanales. Sin embargo, a los 4 meses de iniciado el proyecto, se dieron cuente de que resultaba inviable para replicar en España, ya que implicaba ser un mero intermediario entre fabricantes de artesanía y consumidores.

No fue hasta 2014 que decidieron fundar Singularu, al identificar una oportunidad en el mercado español de las joyas, que se sumaba a la ventaja de que Cristina tenía formación como diseñadora de las mismas.

Para probar qué tan viable era el proyecto, decidieron utilizar el marketplace Etsy como una vía de «lectura» de tendencias. Estudiaron qué modelos eran los que mejor funcionaban en la web y, para la misma sorpresa de los emprendedores, los modelos más sencillos y fáciles fueron los más exitosos, por lo que tuvieron una rápida escalada en sus ventas. Así, confirmaron que el mercado demandaba joyas asequibles y con estilo.

Al principio, las ventas fueron 100% online para todos los públicos, y la producción era bajo demanda porque no contaban con capital suficiente para comprar materiales y fabricar por adelantado. «La verdad es que teníamos miedo de algo saliera mal», admiten desde la empresa. Pero eso no sucedió.

De la venta online a las tiendas físicas

A diferencia de muchas marcas que permanecen exclusivamente en línea, Singularu dio el salto a las tiendas físicas en 2018. Este movimiento estratégico no solo generó confianza entre los clientes, sino que también contribuyó a reducir costes logísticos. Aunque las tiendas físicas no igualan las ventas en línea, han fortalecido la conexión de la marca con sus consumidores y hoy, aseguran, «somos prácticamente una marca omnicanal».

El crecimiento de Singularu se aceleró aún más cuando participaron en el Black Friday de 2016, gracias a su asociación con Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, propietario de Mercadona. Desde entonces, la marca ha continuado expandiéndose, explorando tanto el mercado digital como el físico.

Actualmente, Singularu cuenta con un total de 50 tiendas físicas distribuidas en varias ciudades de España. En la región de Valencia, Castellón y Alicante hay 8 tiendas, mientras que Madrid alberga 9 establecimientos. El resto de sus sedes se distribuyen entre Barcelona, Lleida, Reus, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Cádiz, Almería, Granada, Palma de Mallorca, A Coruña, Santiago, Vigo, Ourense, Bilbao, Leioa, Vitoria, Oviedo, Santander, Toledo, Valladolid, Badajoz, Murcia, Logroño, Melilla, Ciudad Real, San Sebastián, Jerez de la Frontera y Gijón.

Expansión internacional

Recientemente, la marca valenciana ha dado a conocer sus planes de expansión tanto a nivel nacional como internacional.  Cristina Aristoy reveló la intención de la compañía de dar el salto internacional en 2024, con la meta de alcanzar ventas por 20 millones de euros para el cierre del próximo ejercicio, es decir, este 2023. La empresa cerró el último ejercicio (2022) con ventas de 16 millones de euros.

Además, prevén abrir entre 6 y 8 tiendas más en España antes de dar el paso a incursionar en el mercado internacional, que al principio sería exclusivamente a través del canal online y, posteriormente, empezaría con las aperturas a pie de calle.

Para respaldar su expansión, la empresa llevó a cabo una ampliación de capital en 2022, recaudando 500.000 euros con el respaldo de inversores destacados, entre ellos Faraday Venture Partners y Zriser.

El papel de la sostenibilidad

La marca cuenta con más de 180 proveedores locales y nacionales, que le ayudan a reducir la huella de carbono. Además, más del 73% de la plata que emplean en la creación de sus joyas es reciclada, y su packaging está en vías de ser 100% libre de plásticos.

Si bien no descartan la posibilidad de producir en China en el futuro, por ahora, prefieren la proximidad y la comprensión directa que les brinda la producción nacional.

Foto: Singularu.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!