Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

El eCommerce, a pesar de estar viviendo su año dorado, sigue contando con público reticente que ha encontrado en los plazos de entrega de los productos adquiridos su principal handicap. Esto, sumado a la imposibilidad de probar el producto, son dos los principales factores en los que se apoyan los reticentes a confiar en el comercio electrónico a la hora de realizar sus compras. ¿Conoces Shutl?

En este entorno, la llegada en 2010 de una empresa como la británica Shutl.com supone toda una revolución, y un previsible cambio a medio plazo en la forma de operar de muchas tiendas online. Lo que Shutl.com propone es jugar con empresas de mensajería locales, cercanas al punto de venta y su área de influencia. Así, a través de mensajeros en bicicleta, coche o incluso a pie, garantiza la entrega del producto desde el momento en que se cierra el carrito hasta la llegada a destinatario, en un plazo récord de 90 minutos.

Shutl.com opera en 60 ciudades del Reino Unido y garantiza un alcance mínimo en cada una del 65% de su población. Su fundador, Tom Allason, basa el éxito de su empresa en valerse de servicios ya existentes para desarrollar su negocio: “Nosotros empleamos servicios de mensajería ya existentes. Así todos ganamos: el negocio aumenta, los clientes reciben su pedido rápidamente y las tiendas físicas establecen una nueva relación de eCommerce con sus clientes”.

El próximo movimiento de la empresa será cruzar el charco y comenzar su negocio en Estados Unidos, aunque aquí cuente con competencia del calibre de “SameDay, SameCity”, un servicio de FedEx que promete la entrega en 20 minutos en L.A., New York y Phoenix; Amazon, que ofrece entrega en la misma fecha en New York, Chicago y Boston, o UPS, que ya es, desde hace meses, accionista de Shutl.com.

En la actualidad, Shutl.com carga económicamente cada una de sus entregas, pero se plantea realizarlas de forma gratuita para cliente a partir de compra mínima en el eCommerce seleccionado, si su aventura al otro lado del charco es favorable.

 

Shares