Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Parece que Shazam ya es por fin rentable, después de afirmar que su aplicación móvil ya supera los 1.000 millones de descargas. A ello se suman nuevas estrategias llevadas a cabo por parte de la compañía, y que la sitúan como una empresa de futuro. Pero, ¿cómo ha sido su tortuoso camino hasta llegar al siempre deseado break even?

¿Cómo ha conseguido Shazam ser rentable?

La aplicación móvil y para ordenador, que viene a ser algo así como un oído digital que identifica canciones, ha superado ya los 1.000 millones de descargas. Pero la rentabilidad de la compañía con base en Londres no viene dada solamente por el hecho de que su aplicación haya sido descargada más de 1.000 millones de veces en los últimos tiempos. A ello hay que sumar el nuevo enfoque que Shazam ha dado a la venta de publicidad en su aplicación. Recordemos que los anuncios en la app se muestran mientras los usuarios realizan las búsquedas de sus canciones, y raras veces tienes relación con el mundo de la música.

Desde la compañía también colaboran con redes sociales y otras aplicaciones como Spotify o Apple Music, a las que, según el CEO de Shazam, están enviando un millón de clics al día. Estos acuerdos acercan a Shazam a mayor número de usuarios, y contribuyen de forma importante a la rentabilidad de la compañía británica. Shazam además, recibe comisiones por venta de música digital o suscripciones a portales de streaming.

La evolución de Shazam

Shazam fue pionera en su sector, y desde su creación hace aproximadamente 17 años, se ha convertido en una de las aplicaciones de búsqueda de música más populares.

Su servicio de reconocimiento de canciones se estrenó en 2002 (antes de la llegada de los móviles inteligentes), aunque su empujón data de unos años después, 2008, cuando Apple tenía a Shazam entre las aplicaciones disponibles en su casi recién estrenada App Store. Desde entonces ha ido sumando descargas y aumentando su valor. A principios de 2015 conseguía recaudar 30 millones de dólares de una ronda de financiación de inversores desconocidos.

Al apoyo económico se suman ahora nuevos enfoques por parte de la compañía británica que la sitúan en esos 1.000 millones de descargas con las que comenzábamos la publicación. Por lo de pronto, Shazam parece haber salido airosa con respecto a su competencia: SoundHound, MusicMatch o las tecnologías de reconocimiento de Google, Facebook y Amazon.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram