Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Entre tantas mejoras a la vida que nos ha ofrecido internet y las redes sociales, está el de tener la oportunidad de buscar empleo seguro desde la comodidad del hogar. Sin perder tiempo en filas en la agencia de empleos, podemos ir eligiendo desde el sofá el trabajo que mejor se adapte a nuestras necesidades y que podamos cubrir.

Una muy popular herramienta para búsqueda de empleo en redes sociales es LinkedIn, y de hecho es una de las más usadas en España, ya que gracias a su red de contactos es mucho más fácil encontrar personas cuyas destrezas y estudios sirvan para el trabajo que se solicita.

Se creía que esta red social era muy segura, aunque en el 2012 un hacker provocó que los datos y contraseñas de millones de usuarios de LinkedIn fueran expuestos en un blog ruso. En aquel año se estimó que se vulneraron alrededor de 6,5 millones de passwords encriptadas. La seguridad de LilnkedIn quedó en entredicho.

Pero al parecer aquí no quedó la cosa: la seguridad de LinkedIn, vulnerada

Se ha dado a conocer en diversas redes que una lista adicional de datos y passwords  de más de 117 millones de miembros ha sido ofrecida en venta en la Deep web o web profunda por un hacker conocido como “Peace”. A cambio de la información, que incluye correos electrónicos y contraseñas, pide cinco bitcoins (alrededor de 2.000 euros).

A través de un comunicado, LinkedIn acepta que en el 2012 fue víctima de un acceso no autorizado y que se divulgaron las contraseñas de algunos de sus miembros en aquel entonces. Desde la compañía son conscientes de la posible publicación de claves protegidas de más de 100 millones de miembros de LinkedIn, resultado de ese mismo robo en 2012 y que está tomando medidas inmediatas para invalidar las contraseñas de las cuentas afectadas.

Por supuesto, a pesar de que el robo fue en 2012, crea de nuevo la duda acerca de los métodos de seguridad de LinkedIn para archivar credenciales, y se siembra un ambiente de incertidumbre entre sus usuarios.

Cómo proteger nuestros datos en redes sociales

Teniendo en cuenta el ejemplo de la vulneración de la seguridad en LinkedIn, es importante aclarar algunos puntos:

A pesar de que es imprescindible para cualquier plataforma y red social garantizar la privacidad de los datos de los usuarios, la realidad es que muchos de los que las utilizamos por desidia o por desconocimiento no nos protegemos lo suficiente. El punto crítico de que alguien ofrezca estos datos a la venta es que muchos usuarios utilizan la misma password para todas sus redes incluyendo los emails.

Así, en casos como este, en el que se vulnera la seguridad de LinkedIn, podría darse el caso no solo de robo de identidad sino también de cuentas bancarias y muchos otros objetivos oscuros.

Lo mejor es seguir las recomendaciones que se dan siempre:

  • Crear passwords y contraseñas fuertes y seguras, conteniendo mayúsculas, minúsculas y números.
  • Nunca usar la misma password en dos sitios diferentes, aun cuando sea difícil de recordar muchas contraseñas es lo más seguro que puedes hacer.
  • Cambiar las contraseñas periódicamente, y que ellas no se parezcan para que no sean fácilmente deducibles.
  • Y como medida adicional, el departamento de seguridad de LinkedIn insiste en que los usuarios tomen la verificación de dos etapas para evitar el robo de identidad o evitar un acceso no autorizado en sus cuentas.

Como siempre, la clave está en nuestras manos: proteger nuestros datos en la red es cuestión de tomarnos un poco más de tiempo.

Quizás en un par de años vuelvan a tratar de vender esos datos ocultos, así que si no has cambiado tus contraseñas, ya es hora ¡Corre!

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario