Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

A lo largo de los últimos meses ha ido apareciendo un creciente número de artículos en la prensa financiera hablando de los Bitcoins (criptomoneda) y el espectacular aumento de su valor. Tan sólo el año pasado, los Bitcoins aumentaron su valor en un sorprendente 750%, hasta llegar a su valor actual de más de 3.600 euros. Pese a que son buenas noticias para aquellos que conservaron sus Bitcoins durante el pasado año, sin duda este dato hace saltar algunas alarmas para quienes estén pensando en invertir en la moneda hoy en día.

La Seguridad del Bitcoin (criptomoneda) en el Comercio Electrónico

La Seguridad del Bitcoin (criptomoneda) en el Comercio Electrónico

Los Bitcoins son lo que se ha dado en llamar una “criptomoneda”, lo que básicamente significa que no existen en formato físico, sino que son una divisa meramente virtual. Esto no tiene por qué ser un problema en sí mismo; al fin y al cabo, para la mayor parte de las transacciones que hacemos online se emplean euros que, a todos los efectos, no existen realmente en un sentido físico, sino como meros números en nuestras pantallas.

A medida que realizamos cada vez más transacciones por Internet, tiene sentido que la gente utilice esta moneda virtual de forma intuitiva para efectuar sus compras. Muchos de los casinos online que operan en España se han centrado tradicionalmente tan solo en los pagos con tarjeta y en las transferencias electrónicas, pero hoy en día están estudiando la posibilidad de realizar otro tipo de transacciones. En el pasado, las divisas contaban con el respaldo del oro: el “patrón-oro“, que implicaba que podías ir al banco y cambiar tus divisas en papel por su valor equivalente en oro. Sin embargo, este patrón-oro ya no existe; en Estados Unidos se empezó a retirar de forma gradual a principios de los años setenta.

De modo que, si los Bitcoins existen como moneda independiente de la misma forma que los euros o los dólares, ¿hay algún riesgo añadido a la hora de especular con Bitcoins que no exista con las demás divisas “físicas”? La respuesta corta es: Sí, lo hay. El motivo de esto es que los euros y los dólares cuentan con el respaldo de los gobiernos y bancos centrales, mientras que los Bitcoins no disponen de esa garantía. El valor de los Bitcoins es extremadamente alto en estos momentos, pero no hay forma de averiguar cuándo se va a desplomar su precio, algo que podría ocurrir por razones imposibles de predecir.

Los Bitcoins se almacenan e invierten en intercambios virtuales en vez de en bancos tradicionales. No sería la primera vez que se piratean estos intercambios, con el resultado de millones de dólares en Bitcoins robados, sin que los propietarios tengan derecho a compensación de ningún tipo. Históricamente, las criptodivisas han estado sometidas a bruscas fluctuaciones de su valor en muy cortos espacios de tiempo. La gente invierte en Bitcoins con la esperanza de que su valor siga aumentando, pero este tipo de especulación se basa en datos históricos limitados, y no hay razón por la que no pudiera producirse un descenso igual de pronunciado por razones que escapan al control del inversor.

El mejor consejo que se puede dar a cualquiera que no sea un inversor profesional es que se anden con mucho cuidado a la hora de invertir en esta moneda virtual. Aunque es posible que la divisa aumente su valor en los próximos meses, es igualmente probable que pueda disminuir por motivos como el robo, compras o ventas masivas o el aumento en popularidad de una posible divisa online aún desconocida. Puede que los Bitcoins parezcan una forma sencilla de acumular riqueza, pero cientos de años de historia han demostrado que pensar de este modo es una locura.

Shares