Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Reconozcámoslo: Después de la aparición (y popularización) de los eBooks y, en especial, de la apuesta de Amazon por el Kindle, muchas voces dentro de la comunidad literario-editorial internacional comenzaron a pronosticar el fin de los libros, la lectura, y, casi, casi, del alfabeto tal y como lo conocemos. Una especie de apocalipsis de la industria del negro sobre blanco (en modo pasta de papel) que convertiría a las futuras generaciones en hordas de dantescos seres iletrados cuyo máximo acercamiento con la literatura se produciría cuando tuviesen que leerse el manual de instrucciones de su nuevo lavavajillas.

Sin embargo, los años van pasando, y a pesar de la crisis de miles de modelos de negocio editorial en todo el mundo, la gente sigue leyendo gracias a los libros electrónicos. Una buena muestra de ello es el apoyo que proyectos como el de Scribd están consiguiendo en todo el mundo

Scribd cierra una ronda de financiación de 22 millones de dólares para seguir creciendo

Hace unos días conocíamos que Scribd, el popular servicio de lectura de eBooks por suscripción había conseguido cerrar una nueva ronda de financiación que le aseguraba una inyección de nada menos que 22 millones de dólares (unos 18.5 millones de euros), con los que consolidar su actividad actual y prepararse para su crecimiento futuro

En realidad, el proyecto de Scribd no es precisamente un recién llegado a la eCommercesfera. Creado en 2007 y apoyado por una incubadora de startups, su modelo fue evolucionando desde un servicio para compartir documentos a lo que es en la actualidad, un servicio de lectura de ebooks por suscripción, al estilo de otras propuestas como Oyster o, la mucho más reciente, Amazon Kindle Unlimited.

A pesar de la tremenda presión que supone tener como competidor nada menos que al líder del eCommerce internacional, la gente de Oyster parece encarar el futuro con optimismo. De hecho, cuando se conoció la noticia de la aparición de Kindle Unlimited, Trip Adler, su CEO y fundador, realizó las siguientes declaraciones: “Editoriales, autores y lectores han visto los beneficios, así que no es una sorpresa que Amazon quiera probarlo. Las compañías exitosas no temen a la competencia, sino que la aceptan, aprenden de ella y la utilizan para seguir impulsando su propia innovación” 

Shares