Tiempo de lectura: 6 minutos
Shares

La empresa sevillana Scoobic ha sido galadornada con el Premio a la mejor Innovación del eDelivery 2018, el evento que durante 3 días ha reunido en Barcelona a los miembros más destacados de la comunidad logística española. Un premio que reconoce su aspiración de convertirse en una herramienta para mejorar la vidas en las ciudades, a través de un vehículo innovador y sorprendente.

José María Gómez, CEO de Scoobic, recoge el Premio a la mejor innovación de eDelivery 2018

Mi plan era entrevistar a José María Gómez, el CEO y fundador de Scoobic, la innovadora moto eléctrica para reparto de paquetes en ciudad que su empresa, Passion Motorbike Factory, ha diseñado y que se testará a finales de este 2018 en Madrid. Estaba hablando con uno de los accionistas del proyecto, José María “Pocholo” Martínez Bordiú, y me daba nosequé interrumpir.

Cuando reuní el valor y nos retirábamos a un lugar más tranquilo, dentro de la feria eDelivery Barcelona en la que estábamos, Pocholo se unió. Y no podía desaprovechar la oportunidad de tener, en exclusiva, no solo al CEO sino a uno de sus promotores, juntos.

Ambos derrochan energía y un sentido objetivo humanista en el proyecto. Parece una moto. Bueno, parece casi una transpaleta (de hecho puede funcionar como tal), pero realmente es “un dispositivo para mejorar la humanidad”. Y aunque suene exagerado, sin este espíritu original de ir “un poco más allá” no habría salido un resultado tan diferente a lo habitual: una moto de tres ruedas que se convierte en transpaleta para circular en zonas peatonales, con un sistema de descontaminación del aire y un plan para ayudar a salvar vidas mediante una app que los conecte con emergencias cuando haya un ataque al corazón en las cercanías.

Los repartidores, “héroes de nuestro tiempo”, llevarán en su Scoobic un desfibrilador…

José María Gómez: …si esto sirve para salvar aunque solo sea una vida, habrá valido la pena.

¿Qué es Scoobic?

Scoobic es una moto, una scooter, pero capaz de transportar 1.000 litros y 750 kilos de carga, mucho más que un coche, tanto con productos en frío (congelados) como a temperatura ambiente.

¿Qué novedades aporta?

Una autonomía ilimitada, porque lleva un sistema de baterías extraíbles, y si lo necesitas, pones la batería cargada y no esperas ni un minuto. Además, va a ser el primer vehículo del mundo que pueda acceder a calles peatonales, pues se convierte en transpaleta. El primero que llega hasta la puerta del cliente, sin que el repartidor tenga que sufrir cargando largas distancias.

Además, lleva el desfibrilador. Como última novedad, lleva un aparato que quita el humo para que no lo respiremos: ese humo lo comprimimos en una máquina desarrollada por nosotros, y lo convertimos en una circonita, un diamante sin valor económico, pero sí sentimental, y que regalaremos en un anillo, como muestra de que tu pedido, tu compra, ha ayudado a limpiar el aire de la ciudad

No es que no contamine, sino que descontamina…

Somos el primer vehículo que limpia el aire de la ciudad.

Pero hay otro elemento que es el más importante del modelo: el repartidor. Esas personas que trabajan de día, de noche, en Navidad, llevando paquetes, sufriendo, y a los que se les paga mal y tarde. Falsos autónomos, en condiciones lamentables y que tienen que correr por la ciudad para intentar llevar un sueldo a casa.

¿Se podría decir que vuestro motor principal es mejorar la vida del repartidor?

El objetivo principal de Scoobic es darles una herramienta de trabajo que les permita entregar más paquetes en menos tiempo, corriendo menos. No hace falta correr. Este es un vehículo que aparca más rápido.

Entre el 20% y el 40% del tiempo de un repartidor lo invierte buscando dónde dejar la furgoneta. Con nuestro vehículo va a entregar un 40% más de paquetes, su empresa va a ganar un 40% más de dinero, y él va a ganar más trabajando mucho menos. Ese es el objetivo: dignificar al repartidor.

Si además mientras ese señor va entregando sus paquetes, salva una vida y va limpiando el aire de la ciudad, ese hombre es un héroe.

¿Cómo surgió la idea de Scoobic?

José María Martínez Bordiú: Venimos del sector de las motos: José María [Gómez] es forofo de las motos y por eso surgió esta idea: llevamos dos años y medio trabajando en este proyecto.

José María Gómez: Scoobic nació hace dos años con un objetivo: idear el eslabón perdido entre las motos y las furgonetas de reparto. Es como una moto, pero con la capacidad de carga de una furgoneta, y hará la vida más fácil a los repartidores. Además, no molesta a la gente: es eléctrica, no hace ruido.

Esta motocicleta es el primer producto de una gama de dispositivos. Pronto vendrá su hermano mayor, Mouse, que es un microcamión trailer, para repartir todo tipo de mercancías en el centro de las ciudades. Tiene capacidad para 12 pallets, y es muy pequeñito, muy estrecho. Lleva doce ruedas.

Me sorprende lo diferente que es a todo lo que estamos acostumbrados a ver…

José María Martínez Bordiú:  Hay un objetivo primordial, que es empezar a ayudar al planeta, combatir el calentamiento global, y que el futuro sea más viable para nuestros hijos. Además, lleva un desfibrilador incorporado, con lo que puede salvar una vida. Es algo que merece la pena. Técnicamente el vehículo lleva dos ruedas delante y una detrás, que es la tendencia a nivel mundial: Ofrece estabilidad, seguridad…

Queremos trabajar en España y en todo el mundo: en las ciudades cada vez habrá más gente, la gente ya no va al campo. En el futuro habrá cantidad de vehículos de estos por las ciudades, repartiendo comida y paquetes. Yo vivo en Ibiza y allí no dejan entrar a coches con gasolina, es todo eléctrico.

¿Cuál es tu papel como accionista y brand ambassador?

José María Martínez Bordiú: Mi papel será viajar por el mundo, ayudando a vender el producto. En Navidades lo lanzaremos y empezaremos con la expansión.

¿Con qué equipo contáis?

José María Gómez: Somos una startup, empezamos solo tres. Ahora tenemos un equipo de doce ingenieros, en Sevilla. Hemos contado con mucha ayuda del ministerio de economía, del CDTI, les estamos muy agradecidos.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

Ya tenemos todos los permisos para ponernos en las calles. Empezaremos en Madrid, en  Navidad, de la mano de una gran compañía logística internacional, ubicada en España, que no podemos desvelar por ahora.  La idea es producir 1.000 unidades para 2019 y ya se han vendido todas, en esta misma feria, el eDelivery Barcelona.

¿No tenéis miedo de que sea fácilmente copiable?

Eso no es un riesgo, es una certeza: lo que es bueno se copia, y si no te copian es que no eres bueno. Otra cosa es que sea mejor la copia que lo que nosotros hacemos. Pero tenemos 10 patentes, hay mucho trabajo detrás, podrán copiarnos, pero difícilmente serán mejores que nosotros.

José María Martínez Bordiú: Además, nosotros no lo hacemos por hacernos ricos: lo hacemos por la humanidad, para que la gente sea más feliz.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.