Copiar enlace

La marca de joyería de plata, San Saru nació como una tienda online en 2015 y logró crear un modelo de negocio exitoso a lo largo de 8 años. Fue recién en julio de 2023 que la empresa española decidió incursionar en el canal offline, abriendo su primera tienda física en Barcelona. El éxito de ventas le ha animado a implementar un plan de expansión 2024 que incluye la apertura de entre otras 12 y 15 tiendas más.

Te contamos la historia de una marca registrada que supo crear una verdadera comunidad de seguidores gracias a la interacción y el engagement en redes sociales, que ha calado en las generaciones jóvenes.

Nacimiento y evolución de San Saru

Todo comenzó cuando la pareja de fundadores, Borja Pundik y Carolina Álvarez, hicieron una serie de viajes por Marruecos, Tailandia, Camboya, Sri Lanka e India, donde encontraron la inspiración y la determinación para comenzar su propio negocio.

Tal como lo cuentan en su sitio web, «Después de descubrir estos países, decidimos dar un giro a nuestras vidas, lo abandonamos todo y nos embarcamos a cumplir nuestro sueño. Empezamos a construir San Saru cargados de energía y motivación. Las joyas han sido siempre nuestra pasión, así que decidimos volcar toda nuestra inspiración en ellas». Con esta inspiración, también pusieron nombre a su proyecto, San Saru, que representa la filosofía japonesa de los tres monos sabios y se refiere a «no ver el mal, no escuchar el mal y no decir el mal».

Una de las primeras acciones para comenzar San Saru fue crear una comunidad en Instagram. Al ver la buena acogida, Álvarez y Pundik vieron una potencial oportunidad de negocio y comenzaron a importar productos de Asia. 

Para su producción se centraron en piezas creadas de manera artesanal y versátil, elaboradas a partir de materiales naturales y plata ley 925. Sus próximas colecciones incluyeron cápsulas de joyas chapadas en oro. 

Luego de un tiempo comenzaron a abordar el diseño propio y aunque sus piezas se fabrican entre España, Italia y Asia, cada vez han conseguido más fabricación local, poniéndose como meta que el 90% de la producción se haga en Mataró, por medio de terceros.

Su marketplace se centra en colores claros. Nada más llegar a la página principal nos encontramos con todos los productos que nos ofrecen. Dispone también de un menú desplegable que se divide en:

  • Joyas: donde podemos encontrar los distintos tipos de collares, anillos, pulseras, pendientes, cadenas, tobilleras y joyeros que ofrecen.
  • Colecciones. Las cuales a parte de estar divididas por el nombre también se dividen por precios, facilitando y mejorando la experiencia de compra del cliente ofreciendole una selección ajustada al precio que está dispuesto a pagar.
  • Novedades, donde podemos encontrar las nuevas joyas y colecciones de San Saru.
  • Rebajas

Las fichas de cada producto incluyen imágenes de la joya en cuestión, el precio y las características detalladas. Además, incluyen también una pequeña descripción de cómo es el producto y cómo se ha creado el diseño. Una cosa a destacar es que si tu compra va a ser un anillo puedes elegir la talla de este, y en el caso de que vayas a comprar una pulsera o un collar, tienes la opción de añadir una segunda cadena de 60 cm u 80 cm por 12 o 14 euros respectivamente.

Ficha de producto San Saru

También permite la opción de pagar a plazos. En cuanto a los envíos, son gratis para toda España en pedidos superiores a 50 € en 3/4 días, que se convierten en 24 o 48h por un euro más. Las devoluciones, que se pueden hacer en un plazo de 30 días, también son gratuitas en España. Para beneficiarse del envío gratis, en el resto de Europa hay que alcanzar los 100 € de compra, y en el resto del mundo los 200 €.

Primeros pasos en el mundo físico

San Saru, que hasta el 2023 había desarrollado su modelo de negocio exclusivamente online, decidió diversificar sus canales de distribución y en marzo abrió su primera tienda física en la ciudad de Barcelona. Este establecimiento significó una inversión de 170.000 euros y se esperaba que aportara entre el 3% y 4% de la facturación, es decir, unos 400.000 euros, pero su buen ritmo y acogida hace aumentar las previsiones hasta el millón de euros. Un punto muy curioso es que el 60% de los clientes de la tienda física eran nuevos clientes.

Imagen que muestra una parte de la tienda de San Saru

Aunque tenían planes de abrir una segunda tienda física en Madrid a finales de 2023, la apertura finalmente no se llevó a cabo. Sin embargo, el plan de expansión de la marca incluye inaugurar entre 12 y 15 nuevas tiendas físicas en 2024. Para las próximas aperturas, San Saru espera invertir entre 100.000 y 120.000 euros. 

La compañía joyera ha logrado aterrizar en otros mercados, como Italia, Francia, Alemania, Estonia o Chipre, gracias al modelo multimarca. Además, la marca también decidió poner a la venta sus productos en los marketplaces de Amazon y Zalando y entre sus planes se contempla la opción de entrar en centros comerciales de las principales ciudades del país.

El público objetivo de la marca son mujeres de entre 25 y 35, con un ticket medio de alrededor de 50 euros, pero la empresa espera lanzar próximamente su colección cápsula para hombres. 

El 60% de las ventas de San Saru provienen de España, aunque también destacan otros mercados, como Italia, Francia y Alemania. 

El lado sostenible de San Saru

Uno de los puntos diferenciadores de San Saru es su compromiso con la sostenibilidad con diversas acciones. Por ejemplo, sus productos son elaborados con plata reciclada y priorizan la producción cercana para reducir la huella de carbono. Además de esto, su packaging es ecológico, compuesto principalmente por cartón Kraft y madera de plantaciones sostenibles, pudiendo ser reutilizado y reciclado. Asimismo, el embalaje utilizado es sostenible.

Así es la estrategia de San Saru en redes sociales

Uno de los puntos fuertes de San Saru han sido sus redes sociales. Primero apostaron por Instagram y Facebook, donde (al momento de la publicación de este artículo) acumula 780.000 y 489.000 seguidores respectivamente. De hecho, en 2018, la marca fue elegida por el Departamento de Facebook de Dublín como caso de éxito. 

Durante la emergencia sanitaria del Covid-19, San Saru lanzó una campaña en Instagram llamada San Saru Home Challenge, una serie de retos cada día donde los participantes podrían ganar regalos. Esta acción le permitió incrementar sus seguidores en más de 46.000.

Más adelante, apostó por entrar en TikTok, con el objetivo de conectar con la generación más joven. En 2021, San Saru se unió a Shopify para lanzar una campaña en TikTok, con la que lograron potenciar contenidos de la marca y consiguieron un 346% más de ventas y un 175% de ROI. Actualmente, su cuenta en la red social china acumula más de 185.000 seguidores. También cuenta con presencia en LinkedIn con poco más de 3.800 seguidores, donde se muestra que su plantilla está conformada por 40 empleados.

Con motivo de la inauguración de su tienda física en Barcelona, San Saru llevó a cabo una divertida acción con una dinámica de Pregunta o Prueba, que subieron a su canal de YouTube, donde tienen más de 2.300 seguidores. Además de publicarlo en otras redes sociales como TikTok.

@sansarushop¿Qué estarías dispuesta a hacer para ganar un joyero de San Saru? 👀 Os leemos y cogemos ideas para la próxima 🙊💁🏽‍♀️ #sansarushop #barcelona #sansarubarcelona #paseodegracia #jewelryshop #trend♬ sonido original – San Saru®

La mayoría de sus vídeos muestran cómo son sus productos, pero también comparten trucos y tutoriales para conectar con sus clientes como por ejemplo mostrar trucos para envolver tus regalos de navidad. También suelen enseñar el proceso de creación de sus joyas, los cuáles suelen tener mucho éxito entre los más curiosos.

San Saru además apuesta por su programa de fidelización, San Saru Club, con el que premia a sus usuarios con puntos que pueden ser canjeados por descuentos en productos. Los puntos pueden obtenerse por medio de diversas acciones digitales, como registrarse en el eCommerce, seguirlos en redes sociales, o recomendárselo a otras personas; pero también por cada compra hecha.

Es un claro ejemplo de cómo utilizar bien las redes sociales para potenciar un eCommerce. Lo que les ha permitido seguir creciendo año tras año y pasar del mundo online a las tiendas físicas. San Saru se une a la lista de negocios digitales que apuestan por una estrategia omnicanal, como la joyería, también española, PdPaola. 

Imagen: San Saru

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!