Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Es la noticia del día: Adidas ha comprado la compañía de apps de fitness y running  Runtastic por 220 millones de euros. En un movimiento pensado para hacer frente a su principal competidor Nike y su familia de aplicaciones Nike+, Adidas da un golpe de mano para hacerse con la aplicación favorita de los runners y líder en el mercado del fitness. La operación fue anunciada ayer en un comunicado de Florian Gschwandtner, CEO de Runtastic, publicado en el blog de la compañía.

Adidas ya lo intentó con MiCoach, su propia familia de aplicaciones de monitorización, que no tuvieron el éxito esperado por el gigante alemán del deporte. La necesidad de no perder terreno en el campo de la monitorización móvil está, con toda seguridad, detrás de la adquisición de Runtastic. La proximidad geográfica de sus sedes (Adidas es alemana, Runtastic tiene base en Austria), ha sido sin duda un factor importante por las sinergias y ahorro de costes que esta adquisición puede suponer. El equipo directivo de Runtastic seguirá al frente de la compañía y “Runtastic seguirá teniendo su identidad propia dentro del grupo Adidas”, afirmó Gschwandtner. La intención declarada de esta adquisición es “crear un portfolio de productos único y proporcionar una experiencia inigualable, tanto para nuestros actuales clientes como para futuros usuarios”. Cabe destacar que Adidas está valorando en poco más de 3 euros a cada usuario de Runtastic.

Adidas + Runtastic: Sin límites

Runtastic tiene el conocimiento y la tecnología, Adidas tiene la potencia de liderar junto a Nike el mercado del deporte mundial. De entrada, todos salen ganando.

Fundada en 2009, Runtastic ha desarrollado un conjunto de aplicaciones destinadas a la monitorización, seguimiento y mejora de las capacidades físicas de sus usuarios. Aunque su aplicación de running es la más popular, Runtastic tiene una pequeña constelación de aplicaciones dedicadas a distintos deportes y entrenamientos, y últimamente está desarrollando aplicaciones de salud como Runtastic Sleep Better. Además, la compañía austríaca ha desarrollado su propia línea de dispositivos wearables, en un viaje a la inversa del resto del sector. En 2013 Runtastic vendió el 50,1% de sus acciones al grupo editorial alemán Axel Springer AG, que se hizo así con el control de la compañía.

Adidas consigue mejorar de un solo golpe la situación de su marca en el running, un sector que dentro del deporte siempre ha estado liderado por Nike. Además, como fabricante de prendas y accesorios deportivos, Adidas no es ajena a la tendencia wearable, que sin duda no ha hecho más que empezar, por lo que este movimiento le coloca en una posición estratégica inmejorable frente a lo que está por venir en este campo. Está por ver qué sucede con MiCoach y si Adidas optará, como es previsible, por integrar sus apps con las de Runtastic.

Wearables: El futuro ya  está aquí

El hecho de que una de las grandes marcas a nivel mundial como Adidas haga una apuesta fuerte por la tecnología móvil y los wearables es un síntoma claro de que la tecnología wearable ha llegado para quedarse. Empezó Google con las Google Glass, que no han alcanzado la popularidad esperada pero que tienen muchas aplicaciones en campos profesionales como la cirugía, la ingeniería, el transporte… Luego llegarón los relojes y la apuesta firme de Apple con el Apple Watch. Lo que está en el horno, y de esto Adidas tiene mucho que decir en el futuro, es la ropa inteligente que incorpora sensores en su tejido y que puede recolectar información del estado físico del usuario, cambiar de color o adaptarse a las condiciones climáticas.

Google presentó en en pasado mes de Mayo su Project Jacquard, un tejido inteligente en el que el propio hilo hace las veces de sensor y conductor. Está ya trabajando en el desarrollo de prendas en asociación con Levi’s. La idea va un paso más allá de la mera recopilación de datos y se centra en el control de dispositivos sólo con gestos (si llevamos la ropa inteligente puesta), algo que lhemos vist omuchas veces en películas futuristas y que parece estar cada vez más cerca.

En en el área de la medicina y la salud, concretamente en la monitorización de constantes de los pacientes, cada vez se desarrollan más patentes de sensores “no invasivos” que permiten medir parámetros sanguíneos a partir del sudor o la conductividad eléctrica, así como la presión arterial, frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno… Es sólo cuestión de tiempo de que nuestra propia ropa nos analice en tiempo real y nos avise a nosotros o a nuestro médico si detecta anomalías.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram