Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Atentos porque se avecina tormenta. Esta semana se han dado a conocer los resultados de Alphabet, matriz de Google, para el primer trimestre de 2016, y no han sido lo que se esperaba. Tanto es así que no han cumplido con las expectativas de los analistas.

Y es que Alphabet ha obtenido en su Q1 de 2016 unos ingresos de 20.260 millones de dólares (unos 18.000 millones de euros) y unos beneficios de 7,50 dólares por acción, por debajo de los 20.380 millones  y 7,96 dólares que pronosticaron los analistas de Wall Street. En otras palabras: la matriz del gigante no ha llegado donde se esperaba… ¡qué pena!

Por qué los resultados de Alphabet no han cumplido las expectativas

Pero, ¿cómo ha podido pasar esto? La verdad es que una de las cosas que ha afectado a los resultados de Alphabet ha sido el cambio de divisas, sin olvidarnos del crecimiento de los TAC, -también conocidos como Traffic Acquisition Costs– que con una cifra de 3.800 millones de dólares, supone el 21% de sus ingresos de publicidad, con un crecimiento anual del gasto de un 13%. Estos serían los dos motivos de peso que han podido provocar que Alphabet no llegara a los resultados esperados.

Otra de las cosas en la que también se ha notado el bajón ha sido en el coste por clic (CPC), que se emplea para medir el precio que tienen que pagar los anunciantes a Google por cada clic que se produce en sus anuncios, ya que ha sufrido un descenso del 9% (que no es poco). La previsión de los analistas era de una caída de “sólo” el 5,9 respecto del anterior trimestre.

Además, en el cierre de mercado tras conocerse los resultados de Alphabet, se ha producido un descenso del 6 por ciento en las acciones de la compañía, lo que deja más que claro que las cifras de la compañía no han gustado en el Nasdaq.

Así que Alphabet, visto lo visto, necesita mejorar…

Más allá de los resultados de Alphabet: la corta historia de la matriz de Google

En 2015 Google sacudía Internet con una gran noticia: la compañía se reestructuraba y a partir de ese momento todo sería reportado a “Alphabet Inc.“, un nuevo nombre corporativo y que adoptaría un papel de compañía holding para Google.

Larry Page, CEO de Alphabet y CEO y co-fundador de Google explicaba en su momento qué es Alphabet: “¿Qué es Alphabet? Se trata más que nada de una colección de compañías. Claro está, que la más grande es Google. Este nuevo Google está un tanto adelgazado, con las compañías que están bastante lejos de nuestros principales productos de Internet siendo contenidas por Alphabet“.

El principal motivo por el que nació Alphabet fue para tener una “empresa matriz” que pueda marcar el rumbo para el colectivo de empresas que comprenden Alphabet, siempre respetando su independencia y marcas, evitando así grandes expectativas y posteriores caídas de proyectos como lo han sido en su momento Google + o Google Glass.

Un lanzamiento que permitiría, como está sucediendo ahora mismo, que Google se enfoque de nuevo a sí mismo como producto y además que el resto de proyectos se enfoquen de manera más independiente y dejen de estar a la vera del gigante de Internet.

 

 

Imagen: ShutterStock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram