Facebooktwitterlinkedin

Antes de meternos en materia y aprenderlo todo sobre las redirecciones 301, porque para eso estamos aquí ¿no?, lo más sensato es que al menos te explique qué son los códigos de estado HTTP (de los que forma parte el 301, entre otros muchos) incluidos dentro de las cabeceras HTTP, para qué son utilizados y cómo los podemos interpretar.

El protocolo HTTP es uno de los más conocidos del mundo (junto con el FTP quizás) porque es el encargado de ofrecer los contenidos de las páginas webs alojadas en los servidores cuando escribimos una URL en nuestro navegador web, del tipo http://www.miweb.com.

Aunque no lo creas, cuando empezó internet no era el más usado, existían listas de noticias como forma de intercambiar información, era algo mucho más rudimentario. No fue hasta 1989 que Tim Berners Lee describió por primera vez los protocolos de HTTP y HTML y desde entonces empezó la revolución.

redireccion 301

¿Sabías que? Existe un código de estado que no mucha gente conoce, el 418, que indica literalmente al cliente (o rastreador) que el servidor es una tetera. Evidentemente este código se introdujo en el estándar como una inocentada, pero ahí está para curiosidad de todos.

10 errores comunes en la implementación HTTPS [Infografía]

Las redirecciones 301 son tan habituales que seguramente ya tengas alguna en tu web. Si tenías un dominio en http y ahora usas https, tendrás una redirección 301 de una versión a otra. Para redireccionar la versión www.dominio.com a dominio.com también harás uso de otra redirección 301… así siendo tan cotidianas lo mejor será conocerlas más a fondo, ¿verdad? Pues empezamos.

Qué es una redirección 301

Los códigos HTTP como este 301 son respuestas que el servidor envía al cliente en la cabecera (junto con mucha otra información) al hacer una petición web, de forma que puede saber el estado en todo momento y actuar en consecuencia, se encuentran descritos en el estándar RFC  2616, que no hace falta que te estudies: ya te digo yo algunos de los códigos HTTP más conocidos y/o que más peso tienen en el posicionamiento web, son los siguientes:

  • 202 – Respuesta cuando todo está ok
  • 301 – Se ha movido el contenido de forma permanente a otro lugar (y el servidor redireccionará la visita)
  • 302 – Se ha movido el contenido de forma temporal a otro lugar (y el servidor redireccionará la visita)
  • 403 – Acceso prohibido
  • 404 – Error, contenido no encontrado
  • 500 – Error del servidor (genérico)

La importancia de este código 301 radica en que tiene un valor fundamental para el SEO, ya que los rastreadores cuando pasan por nuestra web van «apuntando» todos los códigos de respuesta que obtienen de las cabeceras HTTP de nuestro dominio y esto tiene consecuencias directas en nuestro posicionamiento.

Una redirección 301 indica al navegador que el contenido de esa URL se ha movido a otro sitio y lo redirecciona.

Si Google tiene posicionada una URL que de repente empieza a devolver código 404 (Error de contenido no encontrado) no tardará demasiado tiempo en bajarla de posiciones o sacarla del ranking, porque no sería una buena experiencia de usuario enviar una visita a una URL que no existe, ¿verdad?

Pues bien, como SEOs, nuestro trabajo en este sentido es asegurarnos que todos los visitantes llegan a un destino, y la redirección 301 nos ayudará a hacerlo. Si esa página ya no existe y queremos seguir manteniendo la URL no tenemos más que crearle una redirección (veremos más abajo cuatro formas de crearlas) a una nueva URL y si quieres conseguir un trabajo bien hecho deberás asegurarte que son de la misma temática, cumple con la intención de búsqueda del usuario, etc…

5 usos de una redirección 301

La mejor forma de entender y comprender una explicación es ver un caso práctico, todos aprendimos a sumar con las manzanas, porque de pequeños sumar dos números no nos decía nada, ¿verdad? Pues esto es un poco lo mismo, ya sabemos qué es una redirección 301, su importancia y más abajo veremos varias formas de crearlas, pero ahora te dejo varias situaciones que como SEO se te pueden presentar y puedes resolver con una redirección 301.

1.Migración de dominio

Cuando un proyecto tiene que migrar a un nuevo dominio, si no cambia nada en la estructura de las URLs el SEO estará contento. Bastará con una redirección 301 del dominio antiguo al dominio nuevo.

Pero si además del dominio se modifica la estructura de URLs como SEO te tocará lidiar con redirecciones 301 para cada URL o para cada patrón: puedes crear expresiones regulares que te aliviarán mucho el trabajo. Este tipo de migraciones se suelen emplear en caso de webs que han sido denunciadas por la marca.

Por propia experiencia te puedo asegurar que este tipo de usos para un 301 se emplean a menudo; ya que yo había montado una web en la url objetivocanon.es y al recibir denuncia de la propia marca me vi forzado a tener que hacer una redirección 301 hacia camarasyobjetivos.online que como puedes ver en la gráfica de ahrefs conservó la fuerza y pronto volvió a rankear las palabras clave del dominio antiguo a comienzos de 2018.

redireccion 301 web camarasyobjetivos.online

2.Cambio a URLs amigables

Si usas una estructura de URLs no muy óptima, o sin ser amigables (válgame dios en pleno 2020!) la mejor forma de solucionar esto es creando reglas de redirecciones 301. Por suerte para ti puedes usar patrones, de forma que no tengas que escribir una redirección por cada URL.

3.Establecer un dominio principal

No es raro aún ver dominios a los que se puede acceder desde www.dominio,com, dominio.com, www.dominio.com/, dominio.com/… la mejor forma de solucionar esta problemática, porque Google detectará cada variación como contenido duplicado, es hacer una redirección 301 al nombre principal que quieras usar.

4.Canibalizaciones

Ante problemas de canibalizaciones de keyword, yo suelo optar por unificar los contenidos en una sola URL y hacer redirecciones 301 del resto de URLs que canibalizan las mismas keywords. Así aprovecho la autoridad, enlaces o tráfico de todas las URLs implicadas y lo centralizo en una spola URLs que tendrá más contenido, más tráfico, más enlaces y más autoridad.

5.Salir de una penalización

Si Google te ha «cazado» haciendo las cosas mal (por ejemplo ha caído sobre ti toda la furia de Penguin por crear backlinks a tu sitio web) una buena forma de esquivar la penalización es, primero solucionando el perfil de enlaces actual que tienes y posteriormente puedes hacer una redirección 301 a un nuevo dominio limpio y sin penalizar (o incluso una doble redirección usando 3 dominios intermedios) lo que ayudará a salir antes de la penalización.

Algoritmos de Google: historia de los cambios en el buscador que más afectan a tu web

301 VS 302

La principal diferencia entre ambas redirecciones es la temporalidad, es decir, la primera (301) indica a Google (y otros buscadores) que el contenido no está en esa URL y ha cambiado de forma definitiva a una nueva ubicación, la segunda (302) indica que el contenido no se encuentra ahí de forma temporal, pero que no cambien los índices ni traspasen autoridad porque el contenido volverá a estar disponible en esa URL.

Has de saber también, que en la última actualización del protocolo HTTP la versión 1.1, el código de estado 302 pasó de «movido temporalmente» a «encontrado», es decir, ya no se puede usar 302 como método de redirección, aunque aún haya gente que piense que sí. De todas formas, es un código muy poco usado.

¿Y la redirección 307?

Como hemos visto que la 302 ha quedado obsoleta como forma de redirección temporal, el código 307 es el que ha venido a sustituirlo. A partir de ahora, si quieres hacer una redirección temporal de forma correcta tienes que usar una redirección 307.

¿Y la redirección 308?

Pues bien, esta sería la «nueva» versión de la 301 aparecida en la versión 1.1 de HTTP, aunque realmente no la sustituye: se creó por la necesidad de establecer unas reglas para que los navegadores o clientes que seguían la redirección lo hicieran por HTTP y no a través de peticiones GET o POST como hasta ahora hacían a su interpretación al encontrarse una 301. Pero no te preocupes por ella, puedes seguir usando 301 sin problemas.

Ventajas de usar una redirección 301

Ante una problemática como la que hemos visto antes de migraciones de dominios o cambios de URLs el camino más rápido para solucionarlo es crear una redirección 301. Pero además también es el más efectivo.

  • Redirige todo el tráfico que llegue a través de esa URL a una nueva y no perdemos visitas
  • Transmite «toda» la autoridad del antiguo dominio o URL al nuevo (en «teoría» entre un 90% – 99%)
  • Es rápida, al ser una redirección del propio servidor el usuario será redireccionado de forma casi inmediata
  • Transparente a los usuarios

¿Siguen funcionando las redirecciones 301?

Mucho se ha hablado de que las redirecciones 301 han dejado de transmitir fuerza, o tardan mucho más tiempo del esperado… lo cual es cierto pero siguen funcionando, y como herramienta para «moldear» el link juice y la arquitectura web de tu sitio es un elemento a seguir utilizando.

Qué es el link juice y por qué es tan importante en tu posicionamiento SEO

Casos en los que siguen funcionando:

  • Si un producto de tu ecommerce ha dejado de estar disponible: si eliminas esa ficha deberías hacer una redirección 301 a un producto similar para que tus usuarios no se den de «bruces» con un error 404 si acceden a la antigua ficha y no perder ese tráfico o posible autoridad de enlaces que apunten ahí.
  • Migración de un dominio. Si cambias todo tu contenido de un dominio antiguo a uno nuevo, una redirección 301 te permite no sólo redireccionar todo el tráfico que tuvieras en el anterior dominio, sino traspasar la autoridad al nuevo dominio.

Casos en los que puede ser penalizado por usar una redirección 301

  • Abuso de las redirecciones 301. Piensa que todo lo que trate de modificar de forma artificial los rankings de Google está penalizado, una redirección 301 para potenciar la autoridad de tu sitio con redirecciones 301 también.
  • Uso de dominios expirados con autoridad para potenciar dominios que ya existen de temáticas diferentes, Google tiene en cuenta la temática de ambos dominios para determinar el % de autoridad que traspasa.

Por ejemplo, si compras un dominio caducado con autoridad que es de la temática «fontanería» y lo redirecciones a un dominio existente de «vestidos de flamenco» con la intención de ganar un «chute» extra de autoridad, puede ser que no funcione. Google no quiere transmitir link juice artificial en estos casos, y para él, gracias a diversas actualizaciones en sus algoritmo le es cada vez más sencillo entender la semántica y el lenguaje natural, así puede distinguir temáticas.

  • ¿Cuántas redirecciones 301 puedes crear? En teoría no hay límites, pero usa el sentido común.
  • ¿Cuánto tiempo tengo que mantener la redirección 301? No hay un límite marcado pero por norma general se suele hablar de un año para que Google haya tenido tiempo de rastrear todo el site y traspasar la autoridad de las viejas a las nuevas URLs a las que apuntan las redirecciones. Recuerda que una redirección es una solución temporal, es decir, a partir de crear la redirección todos los backlinks internos o externos deben apuntar a la nueva URL.

Cómo crear una redirección 301

Antes de explicarte cómo crear una redirección 301 te dejo una herramienta muy útil para leer la cabecera de respuesta de las páginas HTTP, porque así podrás ver si tus redirecciones están funcionando bien o no. La herramienta que yo uso es WMtips, es muy sencilla en su manejo. Seguro que hay otras más potentes, pero con esta tienes de sobra para lo que buscamos ahora.

En la captura siguiente puedes ver que la primera respuesta a la URL escrita http://victormisa.com es un código de respuesta 301 que redirecciona a la nueva url https://victormisa.com donde, ahora sí, el servidor nos responde con un código 202.

301 victormisa.com

Cabecera devuelta dominio Victormisa.com

1. Plugins

La forma más cómoda de gestionar las redirecciones de tu sitio web (si usas WP) es mediante plugins como los que veremos a continuación.

RankMath

Es el plugin SEO que uso en la mayoría de mis proyectos webs: es muy completo en cuanto a funcionalidades y además nos ofrece una sección completa para trabajar las redirecciones (Redirections) de nuestra web. No te preocupes si usas actualmente un plugin de redirecciones porque RankMath puede importar la anterior configuración y crear sus propias redirecciones.

plugin redireccion 301

Redirection

Si no quieres usar un plugin completo de SEO para tu WP como el anterior y lo único que buscas es manejar las redirecciones, el plugin de Redirection es uno de los más usados.

2. Redirección 301 en PHP

Si usas este lenguaje de programación puedes crear una cabecera HTTP con el código de respuesta que elijas y redirigir mediante Location todos los visitantes a la nueva URL que especifiques.

Código redirección 301 en PHP

Si quieres redirigir de una URL a otra, usando lenguaje PHP, puedes incluir el siguiente código dentro del fichero .php, pero recuerda que debes hacerlo antes de mostrar ningún contenido, sino no tendrá efecto.

  • header(«HTTP/1.1 301 Moved Permanently»);
  • header(«Location: http://www.midominio.com/nueva-url.php»);
  • header(«Connection: close»);

3. htaccess

Si no tienes WordPress o si quieres realizar unas redirecciones 301 más rápidas, puedes hacerlas a través del archivo .htaccess si tu web está alojada en un servidor web Apache. La ventaja es que con este archivo podrás hacer las redirecciones uses el CMS que uses, o si usas programación propia.

El principal «contra» de hacer uso de .htaccess es que debes conocer bien su sintaxis para la creación de las reglas porque es un archivo algo «delicado» y una coma mal colocada puede hacer que la web no cargue.

Si no quieres arriesgarte puedes hacer uso de herramientas online para crear reglas de redirección así te aseguras de no escribir mal las directivas, simplemente debes ir rellenando los campos que se piden en la herramienta y te dará un código completo para incluir en tu fichero .htaccess.

  • ⚠ Atención. El fichero .htaccess es bastante «delicado» un mala sintaxis en la regla puede hacer que no cargue el sitio, haz una copia de seguridad antes de subir las nuevas reglas de redirección.
  • ⚠ Atención. El fichero .htaccess es un fichero oculto (lleva un punto inicial) no cambies su estado ni su nombre o no funcionará.

Códigos de redirecciones 301 para .htaccess

A continuación puedes encontrar algunos ejemplos de códigos de redirección para .htaccess para las tareas más comunes que puedes encontrarte como redirigir un dominio completo tras una migración a uno nuevo.

Como te comenté al principio del artículo puedes ahorrar mucho trabajo usando expresiones regulares a la hora de crear las directivas del fichero .htaccess con redirectMatch, en cambio, redirect trabajará con la URL exacta.

* Si tu fichero .htaccess está en blanco debes empezar con la directiva RewriteEngine On que lo que hace es activar el módulo mod_rewrite del servidor Apache, sólo se incluye una vez por fichero.

  • Migración de dominio: redirectMatch 301 ^(.*)$ http://nuevodominio.com$1
  • Redirigir a dominio sin www: RewriteCond %{HTTP_HOST} !^mi-dominio\.com$ [NC]
  • RewriteRule ^(.*)$ http://mi-dominio.com/$1 [R=301,L]
  • Redirigir una antigua URL a una nueva: Redirect 301 /urlvieja https://www.tudominio.com/urlnueva

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram