Qué son las 5 fuerzas de Porter y cómo su análisis ayuda a conocer nuestra posición en el mercado

El método de las 5 fuerzas de Porter permite verificar la viabilidad y rentabilidad de un sector o proyecto a largo plazo.
En un despacho de estilo moderno y minimalista hay cinco personas realizando un análisis de su empresa empleando la metodología de las 5 fuerzas de porter. Son tres mujeres y tres hombres, de etnias distintas y vestidos de forma formal pero desenfadada
9 de mayo de 2024
Copiar enlace

Emodelo de las 5 fuerzas de Porter es una herramienta muy útil a incluir en tu plan de marketing que proporciona un marco de reflexión estratégica para verificar la viabilidad y rentabilidad de un sector o proyecto a largo plazo.

Y es que en un momento de crisis, cambios en el mercado, entrada de nuevos competidores o lanzamiento de nuevos proyectos, es imprescindible hacer un análisis de mercado y las herramientas que se pueden aplicar para los nuevos retos. Es por esto que en este post queremos contarte un poco más sobre las 5 fuerzas de Porter y cómo aplicarlas en tu negocio.

Qué son las 5 fuerzas de Porter

Empecemos por el principio. Las 5 fuerzas de Porter fueron creadas por el ingeniero y profesor de Harvard Business School Michael Porter, y expuestas en su primer libro “Estrategia Competitiva”.

Este es un modelo en el que se analiza el nivel de competencia dentro de un sector o industria para así lograr desarrollar una estrategia de negocio a partir de 5 fuerzas:

  • El poder del cliente
  • El poder del proveedor
  • Los nuevos competidores entrantes
  • La amenaza que generan los productos sustitutivos
  • La naturaleza de la rivalidad.

Las primeras dos corresponden a fuerzas de competencia vertical, mientras que las otras 3 son de competencia horizontal. Con esta herramienta de gestión, las empresas son capaces de analizar y medir sus recursos. A partir de estas fuerzas podrán establecer las condiciones óptimas para planificar estrategias ideales para potenciar sus oportunidades o fortalezas frente a las amenazas y debilidades.

Si bien este modelo fue desarrollado en el año 1979, aún tiene mucha relevancia y hoy en día, cada ejecutivo o marca puede llegar a adaptarlo a su situación y circunstancia específica.

Esquema que muestra la correlación entre las 5 fuerzas de Porter

 

El poder de negociación de los clientes

Según la perspectiva de Porter, mientras más organizados estén los consumidores, más exigencias podrán imponer en cuanto a la relación de precios, calidad y servicio, lo que nos puede generar menor margen de ganancia. Además de esto, el cliente puede elegir otro servicio o producto de la competencia, una situación que se visibiliza aún más cuando hay varios proveedores potenciales.

Para esto, lo ideal sería aumentar la inversión en marketing, crear una oferta de valor diferenciadora de la competencia, mejorar los canales de venta, crear un producto de mayor calidad o reducir el precio del mismo.

El poder de negociación de los proveedores

En el otro extremo, los proveedores de los que dependemos pueden convertirse en una amenaza en caso de que estos tengan algún tipo de monopolio del mercado o la industria, nos enfrentemos a altos costes al cambiar de proveedor o si entran a competir directamente con nosotros.

Si no queremos depender de un solo proveedor, es necesario que aumentemos la cartera, construyamos alianzas a largo plazo y prepararemos nuestra propia materia prima.

La amenaza de nuevos competidores entrantes

Mientras más fácil sea para un competidor superar los obstáculos de industria (normativa aplicable, canales de distribución, costes, etc.) la amenaza a nuestra propia empresa será mayor, porque pueden ofrecer los mismos productos que nosotros y acaparar nuestra cuota del mercado.

Para preservar la cuota de mercado es importante lograr una diferenciación real del producto, hacer inversiones de capital para innovar y crear acceso a canales de distribución con los que el cliente puede llegar fácilmente al producto final.

La amenaza de nuevos productos sustitutivos

Cuando en un mercado hay productos con tecnología más avanzada o con menor precio, que puedan sustituir los nuestros, nuestra rentabilidad puede verse afectada.

Para ir un paso adelante, es necesario prestar atención a las novedades del sector y la influencia que estas pueden tener en la organización.

Rivalidad entre competidores

Este ítem es el resultado de los cuatro anteriores y es el que nos brinda la información necesaria para establecer estrategias de posicionamiento en el mercado. La rivalidad entre los competidores puede aumentar si están bien posicionados o tienen costos fijos.

Y es que la competitividad de una empresa puede verse reducida mientras más empresas con productos o servicios similares haya en un mercado. En otras palabras, mientras más comensales hay, menos pastel le toca a cada uno.

Cinco pasos para aplicar las fuerzas de Porter

  1. Debemos hacer un cálculo aproximado del número de clientes que tenemos y qué tan fácil puede resultarnos atraer más sin bajar la calidad. Además, debemos analizar el nivel de satisfacción de nuestros clientes y si no están satisfechos qué tan fácil podrían cambiar a la competencia.
  2. Preguntémonos, ¿cuántos proveedores necesitamos? ¿Sería necesario o viable cambiarlos? estás dos incógnitas nos darán pistas de qué tanto poder tienen los proveedores sobre nosotros.
  3. Pongamos en una lista cuan difícil es entrar en la industria en la que nos desenvolvemos y cuál es nuestro factor diferencial con respecto a la competencia.
  4. Es necesario que prestemos atención a las tendencias de nuestro sector y si estas suponen una amenaza para nuestro negocio.
  5. Conociendo a nuestra competencia, sus características, cuotas de mercado y estrategias, podemos saber cuánto poder tienen.

Ejemplos

Para entender mejor el ejercicio, veamos dos ejemplos de empresas reconocidas.

Starbucks

  • Poder de los clientes: moderado, porque aunque hay opciones más baratas, los clientes pagan por la experiencia.
  • Poder de los proveedores: bajo, porque la marca evita el monopolio comprando de diferentes proveedores.
  • Amenaza de nuevos competidores: alta, porque cada día hay más empresas con experiencias similares.
  • Amenaza de nuevos productos sustitutivos: alta, sus productos pueden replicarse y sustituirse fácilmente.
  • Rivalidad entre competidores: Starbucks tiene una muy buena posición en el mercado, pero no debe subestimar las marcas similares.

Netflix

  • Poder de los clientes: bajo, porque el consumidor no tiene poder de decisión en los precios, pues todas las plataformas de streaming tienen costos similares.
  • Poder de los proveedores: alto, porque hay pocos y en internet abunda todo tipo de contenido.
  • Amenaza de nuevos competidores: baja, porque se requiere una gran cantidad de capital para crear una plataforma de streaming, sin contar con las preferencias de los consumidores que ya tienen a Netflix en su top of mind.
  • Amenaza de productos sustitutos: moderada, porque Netflix tiene precios similares a los de la competencia, pero un punto decisivo podría ser el catálogo de contenidos.
  • Rivalidad entre competidores: hay una verdadera guerra entre plataformas de streaming y muchas quieren la misma posición.

Foto: generada a través de GPT4

Otros artículos de

Publicado por

Redactora de Marketing4eCommerce
Redactora de Marketing4eCommerce desde 2022. Soy del país de la arepa, donde me gradué como Licenciada en Comunicación Social (2014).

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.