Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Un píxel de impresión en marketing digital es una imagen diminuta, de un píxel de ancho por un píxel de alto (1×1 px) que se inserta en el código de una página web o de algún elemento de la página y se utiliza para contar el número de impresiones.

Qué es una impresión

Las impresiones en el ámbito digital son las veces que un usuario se expone o encuentra con un contenido publicitario. No importa si le presta o no atención, ni si realiza una acción sobre este contenido (clicar, descargar, leer…). El contenido publicitario se ‘sirve’, se ‘ofrece’ o descarga ante el usuario, y cada vez que esto ocurre se contabiliza a través del píxel de impresión, al que también se le conoce como píxel de seguimiento, píxel de control o píxel de rastreo.

En la publicidad display, en los formatos enriquecidos, en los envíos de emailings masivos, este elemento es clave para cuantificar las veces que un contenido se muestra ante los usuarios.

Por qué es importante el píxel de impresión

El píxel de impresión nos ayuda a medir la efectividad de las campañas publicitarias. Conocer cuántas personas han visto un anuncio es una métrica básica que nos informa del retorno de la inversión. Medir cómo se desenvuelven las campañas de anuncios online nos ofrece una visión clara de qué cambios son los más adecuados para mejorar los resultados. Lo que no se puede medir, no se puede mejorar.

Cómo funciona un píxel de impresión

Cuando el usuario entra en la página que lleva el píxel de seguimiento, su dirección IP hace una solicitud al servidor del anunciante. El píxel de impresión es transparente, el usuario no lo percibe pero se descarga en su ordenador cuando abre la página.

La IP del usuario queda registrada en el servidor del anunciante y así se contabilizan los usuarios que han visto el anuncio. Si 12.000 direcciones de IP diferentes solicitaron el píxel, se considera que 12.000 personas tuvieron la oportunidad de ver la publicidad; aunque en la práctica una IP puede ser compartida por más de un usuario y diferentes ordenadores.

Los píxeles de impresiones son un sistema seguro para hacer el seguimiento de la publicidad digital. No cambian la configuración del ordenador del usuario y tampoco recopilan datos personales del usuario, solo trabajan con la IP.

Imagen: ShutterStock

Shares