Qué es un centro logístico: claves de una estructura indispensable para el crecimiento del eCommerce

Te explicamos que son y para qué sirven los centros logísticos, las estructuras operacionales indispensables para el comercio electrónico
centros logísticos
4 de octubre, de 2021
Copiar enlace

La logística siempre ha sido un aspecto relevante en la estructura de cualquier comercio pero con el crecimiento del eCommerce esta importancia aumentó. De esta forma, la logística, que abarca: transporte, almacenamiento y gestión de productos, es ahora una prioridad para los negocios. Además, la nueva cultura de consumo y las tendencias de negocio impulsadas por la digitalización han demandado una mayor innovación y agilización en los centros logísticos.

Partiendo de esto los centros logísticos se han convertido en la columna vertebral de los comercios actuales, sean internos o compañías proveedoras de este tipo de servicios.

Qué son los centros logísticos

Los centros logísticos, como mencionamos, son la parte de la infraestructura logística que se encarga de la recepción, almacenamiento y gestión del transporte de la mercancía.  La función general de un centro logístico es ofrecer el espacio, el personal y las herramientas necesarias para que la compañía pueda desenvolverse eficientemente en los aspectos relacionados con el manejo de mercancía.

Además, los centros logísticos ejercen una labor de control y coordinación para la gestión de pedidos y el correcto cumplimiento de los tiempos y estándares de calidad de estos, además de garantizar el stock de los productos al mantener un seguimiento de toda la cadena de suministro. En algunos casos, los centros logísticos también llevan a cabo tareas de embalaje.

Es importante destacar que este tipo de instalaciones no son equiparables a los almacenes. Además de las diferencias en la gestión del tráfico de las mercancías desde su origen al cliente final, los tiempos de permanencia en un centro logístico son mucho menores. La idea es que el centro logístico sea un lugar de paso, mientras que en un almacén los productos pueden permanecer en inventario durante meses (o años).

Aunque sus funciones son en rasgos generales, las mismas, varían en función del tipo de centro y de empresa a la que da servicio. Estos son algunos de los diferentes tipos de centros logísticos que podemos encontrar.

CIM o Centro Integrado de Mercancía

Estos centros son los encargados de proveer servicios de distribución y transporte de mercancías a los diferentes integrantes de una cadena de suministro, ya sea de cara a proveedores, otros operadores logísticos o clientes finales, todo mediante un medio de transporte terrestre. Por esta razón es común encontrar este tipo de centros cerca de las ciudades, en su periferia, para la optimización de su gestión.

Plataformas logísticas

Las plataformas logísticas son las áreas que se encargan plenamente del aspecto operacional, es decir, el transporte, almacenamiento y despacho. Por lo que no se efectúa en sus instalaciones ninguna manipulación adicional sobre los productos, como podría ser la revisión o reparación de la mercancía, o su manufacturación. Este tipo de centros son los más cercanos a los consumidores, y los que se adaptan a la idea más general y vaga de un centro logístico.

Hub Logístico

El hub logístico es lo que podríamos llamar el núcleo del proceso de distribución. Estos cuentan por lo general con una gran extensión e incluyen dentro de este espacio una serie de estructuras básicas que le ayudan a complementar las diferentes gestiones desarrolladas en el centro. Funciona como la base operativa del transporte terrestre, cumpliendo como un puente entre las diferentes plataformas logísticas o CIM, que después despacharán a los proveedores y consumidores finales.

 Zona de Actividad Logística y Terminales

Las zonas de actividad logística o ZAL, se refiere a los centros ubicados en las cercanías de los puertos, tanto marítimos como fluviales. Ocupan grandes extensiones de terreno que cumplen una función de intermediarios entre los diferentes medios de transporte y el proceso de importación o exportación de la mercancía. Es decir, trabajan como el epicentro del proceso de distribución de la mercancía arribada por medio marítimo, el cual es uno de los más utilizados para la importación de productos.

Por otro lado, las terminales son los centros, ya sean portuarios o aeroportuarios cuya finalidad es la recepción y el manejo de la mercancía. De tal forma, este tipo de centros los podríamos ver como los almacenes o puertos que cumplen como destino final en el viaje aéreo o marítimo de la mercancía.

Por qué son tan importantes los centros logísticos

Como mencionábamos al principio, el control y traslado de mercancía ha presentado un crecimiento exponencial gracias al auge del comercio electrónico. Pues ahora más que nunca es importante realizar una gestión ágil y eficiente en los diferentes aspectos relacionados con estos centros para lograr una experiencia de compra mejorada y más adecuada a las demandas actuales de los consumidores.

Por lo tanto, los centros logísticos conforman hoy día, una estructura indispensable para cualquier empresa o eCommerce. Por ello también es conveniente que las empresas cuenten con sus propios centros y estructuras logísticas. Tal es el caso de Amazon y otros grandes referentes del eCommerce, quienes se encargan de gestionar sus envíos, e incluso prestan servicios logísticos, ya que esto permite mantener un mayor control sobre todo el proceso de distribución.

Sin embargo, construir una completa estructura logística implica una gran inversión y puede llegar a ser un proceso complicado. Es por esta razón que existen compañías que proveen este tipo de servicios logísticos, como es el caso de Celeritas, una compañía española nacida en 2006 y que cuenta con una amplia cobertura a lo largo de todo el territorio español.

Así, cuenta con soluciones logísticas destinadas a ayudar a los comercios a mantener un manejo eficiente de sus productos. Esto incluye un servicio completo de logística de almacén, manejo de devoluciones, gestión de pedidos masivos y recurrentes, picking, packing y logística inversa, además del manejo personalizado de paquetes de acuerdo a las especificaciones de la marca, desde colores a embalajes específicos. Por su parte, en el ámbito de transporte se destacan por contar con una sólida red de agencias colaboradoras integradas con su propia tecnología.

Puntos Celeritas

Uno de los servicios más destacados de la compañía son los puntos Celeritas, los cuales son comercios asociados donde poder pasar a recoger los pedidos. Esto ofrece una mayor comodidad en el servicio de última milla para aquellos consumidores que no deseen una entrega en domicilio. De igual forma brinda soluciones de transporte, destinadas tanto a negocios B2B como B2C ya que brindan transporte a nivel nacional, entregas a domicilio con diferentes modalidades y rastreo total del envío durante el proceso de distribución.

 

Publicado por

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp