Copiar enlace

Un análisis heurístico es un método utilizado durante el desarrollo de productos para encontrar problemas de usabilidad en el diseño de interfaces de usuario y que forma parte de un proceso de diseño iterativo. Este requiere un pequeño grupo de expertos que evalúan el diseño de la interfaz de usuario del producto conforme a unos principios de usabilidad reconocidos, llamados principios heurísticos.

Y es que antes de lanzar al mercado un producto digital es fundamental realizar numerosas pruebas que nos permitan encontrar errores, solucionarlos y ofrecer la mejor experiencia de usuario posible. Por lo que hoy descubrimos en profundidad una de las pruebas más utilizadas, el análisis heurístico.

Los 10 principios heurísticos de Nielsen

Estos principios fueron desarrollados por Jakob Nielsen y Rolf Molich en 1990 y a pesar de que hoy en día existen numerosas variaciones, siguen siendo considerados como un excelente punto de partida para realizar análisis heurísticos.

Infografía que muestra los 10 principios heurísticos de Nielsen

Imagen: Marta Sánchez Cavadas

1. Visibilidad del estado del sistema

El sistema siempre debe mantener a los usuarios informados sobre lo que está sucediendo mediante una retroalimentación adecuada en un período de tiempo razonable. Así mismo, una comunicación abierta y continua genera confianza.

2. Coincidencia entre el sistema y el mundo real

Utiliza palabras, frases y conceptos familiares para el usuario, no debe caerse en el error de utilizar términos, iconos o imágenes que para tu empresa sean conocidos pero para tus clientes o usuarios no. Para ello sigue convenciones del mundo real, haciendo que la información aparezca en un orden lógico y natural. De este modo lograrás crear una experiencia intuitiva por la que el usuario pueda navegar sin dificultad.

3. Libertad y control por parte del usuario

Es habitual que los usuarios se equivoquen o cometan algún error y por ello es necesario que dispongan de una salida de emergencia visible. Ofrece opciones como deshacer, rehacer, eliminar, editar o cancelar. Esto favorecerá el refuerzo de esa sensación de confianza, libertad y control que queremos que el usuario sienta en nuestra web.

Cesta de la compra de Amazon

Amazon y la gran mayoría de marketplaces permiten editar los artículos de la cesta de la compra, evitando a los usuarios tener que empezar desde cero

4. Consistencia y estándares

Los usuarios no deberían tener que preguntarse qué significa cada palabra, situación o acción en la interfaz de usuario. Sigue las convenciones de cada plataforma e industria, evita que quien acceda a tu web tenga que hacer esfuerzos en aprender nuevos patrones o acciones.

5. Prevención de errores

Evita errores eliminando las condiciones que favorecen su aparición, comprobando su existencia antes de que el usuario lleve a cabo una acción determinada y ofreciendo un mensaje/opción de confirmación antes de ejecutarla.

Eliminar vídeo de YouTube

Para eliminar un vídeo de YouTube, deberás marcar una casilla de confirmación, de lo contrario, la opción de Eliminar para siempre no se activará

6. Reconocimiento en lugar de recuerdo

La memoria humana es limitada. Reduce la información que los usuarios deben recordar haciendo visibles elementos, acciones y opciones a través de las pantallas de la interfaz así como ofreciendo ayuda contextual. Las interfaces que se basan en el reconocimiento y no en la memorización requieren un esfuerzo cognitivo mucho menor y son más sencillas e intuitivas.

7. Flexibilidad y eficiencia de uso

La interfaz que diseñemos será utilizada tanto por usuarios expertos como principiantes. El uso de aceleradores como atajos de teclado y gestos táctiles así como la posibilidad de realizar configuraciones personalizadas permite satisfacer las necesidades de ambos tipos de usuarios.

8. Estética y diseño minimalista

Las interfaces de usuario no deben contener información irrelevante, pues cada elemento de una interfaz compite con el resto por la atención del usuario, disminuyendo su visibilidad y distrayendo al usuario. Así pues, es preferible crear un diseño sencillo que solo incluya los elementos fundamentales y los presente con claridad y coherencia. Lo que no significa que sea poco atractivo o aburrido.

Buscador de Google

El buscador de Google siempre ha destacado por su estética minimalista en comparación con otros competidores como Yahoo, que muestra mucha más información en su página de inicio.

9. Ayuda a los usuarios a reconocer, diagnosticar y recuperarse de errores

Los mensajes de error deben ser expresados en lenguaje sencillo, no mediante un código de error o una jerga demasiado técnica. Indicando de forma precisa el problema y ayudando al usuario a resolverlo sugiriendo soluciones. También es recomendable incluir tratamientos o elementos visuales que faciliten el identificar el fallo.

10. Ayuda y documentación

A veces la información proporcionada en la interfaz puede ser insuficiente, siendo necesario ofrecer información extendida al usuario mediante un servicio de ayuda, FAQs o documentación que le ayude a completar sus tareas. Sea cual sea la solución adoptada debe ser fácil de buscar y navegar, ofreciendo información contextual y detallando los pasos a seguir.

Ayuda de Apple

La ayuda de Apple enumera e ilustra los pasos a seguir y permite al usuario ampliar información sobre determinados temas

Cuándo realizar un análisis heurístico

Este tipo de análisis puede realizarse casi en cualquier fase de desarrollo del proyecto, pero como con todo, es mejor optar por un equilibrio. Ejecutar un análisis heurístico en una etapa demasiado temprana no nos servirá de mucho, ya que estaremos analizando un cuadro bastante incompleto, y dejarlo para el final del proceso puede provocar que se vayan acumulando errores y que estos desencadenen en otros, por lo que el trabajo aumentará.

En el caso de nuevos productos, el análisis heurístico se recomienda realizarlo después de la fase de diseño, de hacer los wireframes (también conocidos como esquemas de página), pero antes de comenzar con el diseño de la interfaz visual que se le mostrará al usuario en el resultado final.

Cómo realizar un análisis heurístico

Planifica y define el análisis que vas a realizar

Antes de comenzar con el análisis heurístico de una web es imprescindible que establezcas cuál será el objeto del análisis. ¿Vas a analizar un sitio web, una página, una app, un proceso, etc.? Luego define los principios heurísticos que seguirás y elige un pequeño grupo de expertos para realizar la evaluación. Puedes utilizar wireframes, mockups o prototipos para llevar a cabo el análisis.

Lista los problemas y explica por qué lo son

En un documento, recoge y enumera todos los problemas de usabilidad encontrados durante el análisis y describe por qué no siguen los principios heurísticos seleccionados. Intenta describir el problema de forma clara y concisa y adjunta material audiovisual si es necesario, cuanto mejor explicado esté, más sencillo será de entender para quién reciba el informe.

Evalúa la gravedad y facilidad de resolución

Existen múltiples sistemas de evaluación, desde un sistema numérico de 0 a 4, como indica Nielsen, hasta un código de colores. Puedes realizar una valoración superficial del problema detectado o entrar en detalle valorando también la frecuencia, el impacto y la persistencia del mismo.

Recomendaciones de cómo solucionar los problemas

Tan importante como detectar problemas de usabilidad es ofrecer recomendaciones y posibles soluciones a los problemas detectados por los evaluadores durante el análisis heurístico. Siempre que sea posible, indica varias alternativas.

Prioriza los problemas e inicia un proceso de diseño iterativo

Establece un orden de prioridades indicando qué problemas se deben solucionar primero. Ten en cuenta la opinión de los evaluadores y habla con tu Project Manager y equipo de diseño para empezar a corregir los errores encontrados, aplicar las mejoras necesarias y evaluar la interfaz de nuevo.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!