Facebooktwitterlinkedin

La startup española Lingokids, creadora de una aplicación infantil para aprender inglés, acaba de cerrar una nueva ronda de financiación de 8,5 millones de euros. 

La situación ocasionada por la pandemia ha supuesto una revolución dentro de la educación online y el uso de las apps educativas ha aumentado exponencialmente desde el mes de marzo. Por esto, aplicaciones como Lingokids que ofrecen la oportunidad de aprender jugando, son una buena alternativa para paliar los efectos de los meses sin colegio. Así, esta aplicación pensada para los más pequeños de la casa, consigue una inyección económica que les permitirá desarrollar nuevos contenidos y experiencias de aprendizaje.

Qué es Lingokids

Lingokids es una app para que niños y niñas de 2 a 8 años aprendan inglés con el método playlearning: «aprender jugando». Dentro de esta app los niños podrán acceder a actividades educativas, juegos, vídeos o canciones, que le ayudarán a desarrollar su nivel de inglés y aprender mediante juegos.

Además, el servicio de aprendizaje de inglés de Lingokids está certificado por Oxford University Press. Su premisa principal es la de que los niños miren los estudios como un juego y no como una obligación.

Esta app nace en 2016 de la mano de Cristóbal Viedma como una herramienta que ofrecía cursos especializados de inglés para niños. Un año después de su lanzamiento consiguieron alzanzar el millón de usuarios en todo el mundo y actualmente, buscan posicionarse como una aplicación de referencia en la enseñanza de este idioma y de otras muchas disciplinas.

Entre 2017 y 2018, Lingokids ya había cerrado una ronda de financiación por valor de 6,3 millones de euros, liderada por los fondos de inversión Holtzbrinck Ventures y JME Venture Capital, contando también con la participación de Sabadell Venture Capital, Bessemer Ventures Partners y Big Sur Ventures.

Cómo funciona

Como ya se apunta, con la plataforma los niños aprenden mientras juegan. Por lo que el funcionamiento es muy sencillo: la propia aplicación se adapta al nivel del niño y va añadiendo complejidad según nota su progreso.

Lingokids fundamenta su metodología de aprendizaje en el playlearning con multitud de alternativas para aprender jugando:

  • Cuenta con más de 600 juegos, lecciones en vídeo y audiolibros
  • Canciones educativas en inglés
  • Juegos en familia colaborativos
  • Juegos descargables para poder acceder a ellos sin conexión a internet
  • Actividades aprobadas por docentes con contenido de Oxford University Press

Además de esto, es una app 100% segura para los peques, ya que cuenta con un programa libre de anuncios certificado por kidSAFE. Lingokids cuenta con una opción de acceso gratuita que permite tres juegos al día y otra de pago por 14,99€ al mes con acceso ilimitado.

Lingokids también cuenta con un popular canal de YouTube, en el que comparten contenidos educativos que se han vuelto extremadamente populares. Como este, que ha superado los 80 millones de visualizaciones:

 

Lingokids, la app que ayuda también a los padres

Desde hace unos años, cada vez son más los padres y profesores que apoyan el uso de plataformas para que los niños refuercen sus conocimientos y desde que se decretó el confinamiento en marzo, esta tendencia no ha hecho más que aumentar: “Ha habido cierto miedo en el pasado a utilizar contenido digital con niños pequeños, pero eso está cambiando”, sostiene Cristóbal Viedma, fundador de Lingokids.

Un estudio de Lingokids revela que el 80% de los padres en España ha mejorado su percepción de la educación digital y valora mezclar métodos tradicionales con aplicaciones. El 10% de sus usuarios, 600.000 familias, son españolas. Mientras que 1.750.000 de ellas son de Estados Unidos, 1.740.000, de Brasil y 1.500.000, de México.

El pasado mes de mayo, la aplicación firmó un acuerdo con Unicef para aproximarse a las escuelas latinoamericanas cerradas por la crisis del coronavirus. También han colaborado con Cruz Roja en España o Save the Children en Estados Unidos. «Queremos ayudar a los padres a crear niños alucinantes, y a los niños a tener oportunidades iguales en todo el mundo”, afirma Viedma.

Lingokids en el futuro

La inyección de capital de 8,5 millones de euros que acaban de conseguir está liderada por la popular empresa alemana de juegos educativos Ravensburger: “No es un inversor al uso; es una empresa con más de un siglo de historia dedicada a hacer que los niños aprendan jugando. Pensamos que esta sinergia puede ser muy fructífera a la hora de diseñar contenidos, estrategias y metas comunes de futuro, mezclando las raíces tradicionales con los métodos más modernos y digitales”, ha explicado el cofundador de Lingokids, Cristóbal Viedma.

Con esto, podrán desarrollar nuevos contenidos, experiencias de aprendizaje e introducir actividades basadas en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Además, como parte de su estrategia de crecimiento, la compañía apuesta por consolidar su crecimiento en Estados Unidos, su mercado principal, y seguir creciendo también en otros países.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram