Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El Outbound Marketing es un enfoque tradicional de marketing en la que la empresa da a conocer sus productos y servicios a través de iniciativas proactivas. Es la empresa la que inicia la conversación y se acerca a la audiencia, tratando de hacerle ver la bondad de sus ofertas.

Outbound marketing: tipos de acciones

Para entender qué es el outbound marketing analicemos nuestras experiencias cotidianas. Cada día recibimos cientos de impactos de outbound marketing:

  • anuncios publicitarios de televisión
  • product placement en películas y documentales
  • cuñas publicitarias en radio
  • vallas y carteles en exteriores
  • anuncios impresos en revistas y periódicos
  • publicidad impresa que nos llega al buzón de casa (flyers, catálogos, etc.)
  • llamadas telefónicas con el objetivo de vendernos algo (telemarketing)
  • marketing en las calles (captación de socios por ONGs)
  • ferias y eventos de networking
  • visitas comerciales a puerta fría

Y no solo incluyen a los soportes más o menos tradicionales en nuestras actividades offline. En Internet las prácticas Outbound incluyen:

Como ves, son prácticas de marketing algo más frías e impersonales que las que se llevan a cabo desde el enfoque Inbound, aunque son utilizadas por el 90% de las marcas para hacer branding y colocar sus productos en el top on mind. Son formas realmente efectivas y rápidas de conseguir visibilidad, con un efecto inmediato, utilizando un lenguaje publicitario más directo.

Click To Tweet

Particularidades del Outbound Marketing

El outbound marketing es útil aunque las nuevas corrientes de Inbound tienden a resaltar sus puntos débiles. Los aspectos más destacables del Outbound Marketing (especialmente en sus soportes más tradicionales) son los siguientes:

1. Obtener métricas del ROI en Outbound Marketing es complicado e impreciso… a menos que utilices soportes digitales . Los puntos de encuentros entre la marca y el usuario son generalmente colectivos. Por ejemplo, puedes calcular cuántas personas aproximadamente podrían ver al día/mes una valla en la autopista, pero no puedes dar la cantidad exacta.

Esto se soluciona cuando utilizas herramientas de publicación en soportes digitales, que permiten conocer al detalle el número de visualizaciones y clics de, por ejemplo, un banner o un anuncio en redes sociales. Igualmente, los soportes digitales permiten llevar a cabo segmentaciones detalladas para cada campaña, algo que no sucede en los soportes tradicionales.

2. Tiene un alto coste comparado con otras técnicas de marketing digital. Una valla publicitaria en una autopista de España oscila entre 400 y 1.500 euros al mes, según su ubicación y el tamaño. Un anuncio en televisión de 30 segundos cuesta entre 19.000 y 40.000 euros. La publicidad en un diario impreso como La Vanguardia requiere una inversión entre 19.000 y 95.000 euros según el día, tamaño del anuncio y si es a color o blanco y negro. No cualquier empresa puede asumir estas tarifas de forma recurrente en su presupuesto de marketing.

3. Aumento en las técnicas y herramientas de bloqueo de su alcance e impacto. Bloqueo objetivo con herramientas que evitan la publicidad mientras navegamos por Internet como Adblock, la TV de pago y sin anuncios. Y eso sumemos la ceguera selectiva que nos hace prestar poca atención a la publicidad. La vemos sin ver. Va a nuestro inconsciente y desde ahí trabaja.

La competencia del enfoque Inbound

Poco a poco se ha ido generando un progresivo movimiento de la inversión en outbound marketing hacia las técnicas de inbound marketing. Estas últimas se caracterizan por el uso de herramientas digitales precisas y, en general, las campañas de inbound son más fáciles de implementar y también más económicas.

A pesar de los reiterados certificados de defunción que se emiten en nombre del outbound marketing, este no morirá. Seguirán siendo una forma útil y sencilla de conseguir difundir un mensaje de forma masiva.

 

Imagen: ShutterStock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram