Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Qué es el Inbound Marketing? Probablemente habrás visto esta palabra con frecuencia en webs relacionadas con el marketing digital. Si tuviera que definirlo en pocas palabras, diría que es un proceso de atracción y seducción mediante contenidos. Pero veámoslo con más detalle.

Qué es el Inbound Marketing: definición

Ya que hemos titulado al post “Qué es el Inbound Marketing”, comencemos por el principio: una definición. El inbound marketing es una metodología de trabajo para marketing digital que busca convertir a personas ajenas a tu empresa en activos promotores o clientes.

El Inbound Marketing está basado en la creación de contenidos valiosos para tus clientes potenciales y así atraerlos hacia la web de tu empresa. Es una forma sutil y progresiva de conectar con diversas audiencias a partir de sus necesidades y sus búsquedas de información en Internet.

Según Hubspot, una empresa líder en servicios de Inbound Marketing y Marketing Automation, la metodología inbound se desarrolla como aparece en el siguiente gráfico:

metodologia-inbound-marketing

El Inbound Marketing ofrece al usuario la información que este necesita, en el momento oportuno y tiene en cuenta si esta persona es un absoluto desconocido, si es visita frecuente, lead o contacto, cliente, o promotor comprometido con la marca, para adaptar esos contenidos.

El inbound marketing construye un camino de experiencias para impresionar. Para comprender qué es el Inbound Marketing, te invito a que lo entiendas como un diálogo y no como un discurso de ventas. Es también atracción y promesas, no martilleo insistente ante los potenciales compradores. Es educación del usuario y vocación de servicio, no es fanfarroneo centrado en el producto y sus atributos.

Qué es el Inbound Marketing: atraer, convertir, cerrar y deleitar

Según has visto en  el modelo anterior,  los contenidos son medulares en la realización de las cuatro tareas básicas de Inbound Marketing, según el modelo de HubSpot (muchas agencias han desarrollado sus propias variantes).

¿En qué consisten estas acciones de Inbound Marketing?

  • Atraer: cautivamos a  las personas cualificadas para convertirse en clientes. Juzgamos por su comportamiento en el sitio si tiene el potencial para comprar. Y les ofrecemos posibilidades para que se conviertan en leads.
  • Convertir: transformamos a los visitantes en leads o contactos. Les solicitamos su información personal (email, nombre…) a cambio de un material de su interés (artículos técnicos, e-books o páginas informativas). Generalmente se captan estos leads a través de las landing pages o páginas de aterrizaje.
  • Cerrar: se hace una comunicación más específica (campañas acotadas en el tiempo) para convertir dicho lead en un cliente. Se le envían emails con información de los productos y servicios, casos de éxito, se les invita a demos…, este proceso se conoce como lead nurturing. Y según las interacciones del usuario con cada mensaje, se le asigna un valor (lead scoring), que luego sirve para conocer si el contacto está listo para comprar o no.
  • Deleitar: una vez conseguimos el cliente el proceso, continua con más comunicación, personalización y educación. La meta es conseguir clientes recurrentes, que aman la marca y la recomiendan en sus círculos de influencia.

Imagen: Shutterstock