Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Las PYMES son conscientes de la necesidad de apostar por las redes sociales para aumentar su penetración en su público objetivo. La máxima de que si no estás, no existes, es dramáticamente real en las pequeñas y medianas empresas. Una encuesta que realizó G2 Crow en Estados Unidos tuvo el resultado revelador de que el 24 % de los pequeños empresarios querían apostar por el marketing. De esta forma, y dentro de una estrategia global, hacer marca en distintas redes sociales se está convirtiendo en una necesidad. En el artículo vamos a dar unas claves de en qué redes sociales se centran los esfuerzos publicitarios.

Uso de redes sociales por pequeñas empresas

redes sociales y pymes

Imagen: eMarketer.com

En primer lugar, es importante destacar que, en función del sector de actividad, se utilizarán distintas redes sociales.

Eso sí, hay que decir que las tendencias son similares en los estudios que se hacen en España que los que se realizan en los Estados Unidos. En ambos casos, las redes sociales más utilizadas son, por este orden, Facebook, Twitter y Linkedin.

La diferencia cualitativa más importante es que, en los Estados Unidos, el uso es cuantitativamente mayor e Instagram ya pisa los talones a Linkedin. 

En Estados Unidos, la red social más utilizada es Facebook, por el 80 % de las pequeñas empresas. Twitter es utilizado por un 51 %, mientras que Linkedin lo es por el 44 %.

Instagram ya alcanza un 36 %, probablemente por su complementariedad con otros servicios. Por otra parte es reseñable como los medios tradicionales (prensa, radio, televisión) han ido perdiendo protagonismo en el presupuesto de estas empresas.

Uso futuro de las redes sociales

Parece que, a corto plazo, Facebook va a seguir siendo el principal medio de publicidad para pequeñas empresas. De hecho, el 41,5 % de los propietarios dicen que es la mejor red social para vender. Por otra parte, su gratuidad y el hecho de un segmento importante de la población tenga cuentas, favorece la presencia en la red social. En cualquier caso, sí hay que indicar que, a medio plazo, no bastará con estar, sino que también se exigirá ingenio. De hecho, se piden contenidos más complejos, como también ha indicado esta encuesta en 2017.

Aunque el texto sigue siendo importante, lo es más conseguir impacto: preguntados por el tipo de contenido que los responsables de marketing de las pequeñas empresas planean utilizar el vídeo encabeza la tabla con el 75 % de las preferencias. Otra opción, elegida por el 73%, es la fotografía, que consigue un gran impacto en el potencial comprador. Finalmente, el blog es una opción que sigue el 65 %, aunque se exigen contenidos visuales. En los próximos años, veremos mejores contenidos y que generen valor añadido y engagement en la audiencia.

Imagen: Depositphotos

Shares