Facebooktwitterlinkedin

Hasta hace poco tiempo imaginar la interacción con los dispositivos inteligentes y la realidad aumentada era un sueño lejano, sin embargo se ha convertido en una realidad cada vez más utilizada. Facebook ha ofrecido un vistazo a su nueva interfaz de realidad aumentada, basada en tecnología de CTRL Labs, la startup que la empresa de Mark Zuckerberg adquirió en 2019 y cuya última novedad son las pulseras inteligentes.

Sí, sabemos que el mercado global está lleno de pulseras inteligentes, sin embargo el modelo que ha presentado Facebook difiere en que es capaz de traducir sutiles señales neuronales en acciones. En específico, con un movimiento de la mano o muñeca se podrá escribir, deslizar o jugar a juegos como un simulador de tiro con arco, como puedes ver en el vídeo.

Las pulseras inteligentes de Facebook son una tecnología disruptiva

Este tipo de bandas o pulseras inteligentes de Facebook también ofrecen retroalimentación háptica, una tecnología que la compañía ha probado desde hace tiempo.

Háptica, proviene del griego haptikos y significa “táctil” o que está relacionado con la sensación de tocar, y esto es lo que pretende la pulsera: una idea que podría compararse a los dispositivos de Tony Stark en las películas de Marvel donde con movimientos de las manos es capaz de controlar diversos dispositivos.

Para simplificarlo, Facebook asegura que con gestos básicos llamados “clics” las bandas rastrearán los comandos a seguir, y más allá de “tocar el aire” para configurar algún dispositivo o jugar un videojuego, las pulseras inteligentes de Facebook podrán rastrear las señales nerviosas que tu cerebro envía a tus dedos mientras escribes, para que puedas escribir en un teclado virtual sin botones físicos.

Facebook promete que las pulseras se adaptarán de forma gradual a la forma en que escribes “aprendiendo” sobre cómo mueves los dedos cuando cometes errores tipográficos y corregirlos de forma automática, entre muchas otras funciones.

Esto es lo que hace a las pulseras inteligentes de Facebook una tecnología disruptiva, ya que podría cambiar de forma radical la manera en que la mayoría de los mortales utilizamos e interactuamos con los móviles y ordenadores, en tareas tan cotidianas como consultar el correo o responder a una llamada. Tal y como explica la propia Facebook:

«Es posible que sientas una serie de vibraciones y pulsos para alertarte cuando recibas un correo electrónico marcado como «urgente», mientras que un correo electrónico normal podría tener un solo pulso o ninguna respuesta táctil, según tus preferencias. Cuando entra una llamada telefónica, una pieza personalizada de retroalimentación háptica en la muñeca podría hacerte saber quién está llamando. Esto te permitiría completar una acción, en este caso, un clic inteligente para atender la llamada o enviarla al correo de voz, con poca o ninguna respuesta visual. Todos estos son ejemplos de retroalimentación háptica que ayudan a HCI a convertirse en una conversación bidireccional entre tú y tus dispositivos».

Facebook experimenta con diferentes prototipos de retroalimentación háptica

Tal y como sucede con los controladores de los cascos de realidad virtual Oculus de Facebook, las nuevas pulseras inteligentes podrían ofrecer una interfaz de uso para funciones mucho más cotidianas. De hecho, Facebook asegura que ha estado implementando varios prototipos que podrían brindar esta experiencia en diferentes situaciones.

Uno es el “Bellowband” que de acuerdo con la compañía es “una pulsera suave y liviana que se ha nombrado así debido a los ocho fuelles neumáticos colocados alrededor de la muñeca. El aire dentro de los fuelles se puede controlar para generar presión y vibración en patrones complejos en el espacio y tiempo. Este prototipo de investigación temprana nos ayuda a determinar los tipos de retroalimentación háptica que merecen mayor exploración”.

Otro de los prototipos llamado «Tasbi» utiliza seis actuadores vibro-táctiles y un novedoso mecanismo de compresión de muñeca.

Con Bellowband y Tasbi, Facebook ha probado una serie de interacciones virtuales, con las que ha podido aprender si las personas pueden detectar diferencias en la rigidez de los botones virtuales e incluso saber si son capaces de sentir diferentes texturas al mover objetos virtuales.

El uso de datos biométricos

Por supuesto que además de sorprendente, el uso de estas pulseras digitales también supondrá el uso de una gran cantidad de datos e información biométrica de los usuarios, por lo que Facebook señala que tiene un “programa de neuroética” encargado de examinar las implicaciones y privacidad, seguridad y protección de la realidad aumentada y la tecnología de la interfaz neuronal.

Creemos que las personas no necesitan elegir entre el mundo virtual y el mundo real. Con un input basado en la pulsera inteligente, interfaces adaptativas impulsadas por inteligencia artificial consciente del contexto y retroalimentación háptica, podemos comunicarnos con nuestros dispositivos en una amplia gama de formas permitiéndonos conectarnos de forma más profunda y mejorando nuestras vidas”, aseguró Facebook en su comunicado.

Lo que es cierto es que el futuro nos alcanza y la tecnología que antes solo pertenecía a la ciencia ficción poco a poco se convierte en realidad.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram