Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Nada es suficiente en la lucha contra las noticias falsas: a pesar de haber tomado varias medidas para combatirlas, Google ha desarrollado un proyecto más, el Proyecto Owl, que atacará por tres frentes el contenido problemático para mejorar los resultados de sus búsquedas.

El Proyecto Owl busca mejorar la calidad en las búsquedas de Google

Google sabe que la calidad de sus búsquedas está en entredicho desde el pasado mes de noviembre, cuando fue cuestionado sobre la presencia de noticias falsas, respuestas inquietantes a las preguntas que se formulan y sugerencias de búsqueda predictivas ofensivas en los primeros lugares de los resultados que ofrece. Un ejemplo de ello sería que una búsqueda que comenzase por “¿Sucedió realmente…” fuese autocompletada por Google con un “… el holocausto?”

Así, el Proyecto Owl nace como un nuevo esfuerzo de la compañía para tratar de abordar y solucionar estos temas con tres acciones específicas que se lanzaron:

  • Potenciar la autoridad de los contenidos en su algoritmo para hacer subir puestos a los contenidos que no incurren en falsedades. Aunque los algoritmos ayudan al buscador a identificar fuentes fiables, hay un porcentaje de sus resultados, de acuerdo a Google un 0,25%, que ofrece contenido ofensivo o engañoso. Para que sea más fácil identificar las fuentes, Google anuncia que habrá cambios en las guías de evaluación de calidad de las búsquedas, aquéllas que utilizan sus Quality Raters y que ayudarán a valorar mejor los resultados del buscador.
  • Un nuevo formulario para recoger feedback a partir de las sugerencias predictivas de búsqueda, además de políticas formales sobre la razón por la cual las sugerencias podrían ser eliminadas.
  • Otro formulario similar para recoger feedback de las respuestas automáticas que Google destaca en los Featured Snippets.

El nombre interno de Google para este esfuerzo es Proyecto Owl (que proviene de búho en inglés): el búho es un símbolo de sabiduría y Google quiere atraerla hacia las áreas que han sido más problemáticas en sus resultados de búsqueda. Con “búsquedas problemáticas” Google se refiere que cada vez más usuarios producen contenidos que reafirman su opinión personal en lugar de hechos verificados, además de que una gran cantidad de usuarios realizan búsquedas sobre rumores, mitos urbanos, insultos o temas despectivos que están afectando las sugerencias de búsqueda del algoritmo de Google.

Estos cambios tienen como objetivo aprovechar el feedback de los usuarios, para que se puedan realizar modificaciones en su algoritmo que mejorarán las sugerencias de búsqueda. De esta manera se espera que con el tiempo y recolectando suficientes datos, la aparición de sugerencias de búsqueda polémicas sea mucho menos probable.

El Proyecto Owl, en la práctica

Ahora, al activarse la función de autocompletar, cuando un usuario comienza a escribir su búsqueda, aparecerá un formulario que permite reportar las predicciones de búsqueda inadecuadas, que podrá clasificar el informe en diversas categorías.

Imagen: Google

Imagen: Google

Estas retroalimentaciones también serán posibles desde los fragmentos destacados o Snippets, y para asegurarse de la transparencia de estas acciones, Google ha publicado unas nuevas políticas de autocompletado, para explicar por qué ciertas sugerencias se pueden eliminar de las búsquedas.

Imagen: Google

Imagen: Google

Este proceso no es fácil, atacar a las noticias falsas y el contenido problemático no sólo tiene que ver con su algoritmo sino que, de acuerdo a los datos de Google, el 15% de las búsquedas realizadas por los usuarios diariamente nunca se han visto antes.

Esto significa que siempre habrá más trabajo para la compañía al presentar las mejores respuestas a las preguntas sobre una amplia variedad de fuentes legítimas, pero la compañía reafirma su compromiso por preservar la confianza de sus usuarios y asegurarse que su consola sea útil y segura, ahora por medio de su Proyecto Owl.

Imagen: Shutterstock.com

Shares