Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Hoy en día asistimos a una masificación de tiendas en Internet. La red ofrece una oportunidad de negocio que requiere baja inversión y una relativa facilidad, pero es importante tener en cuenta ciertos pasos legales necesarios a la hora de montar una tienda online. Empecemos por el principio. El primer paso para montar una tienda online es saber en qué sector nos vamos a embarcar, qué productos o servicios venderemos y cuáles serán nuestros valores diferenciales con respecto a la competencia. Puede tratarse de artículos creados por nosotros mismos, o podemos convertirnos en distribuidores de ciertas marcas.

En este caso, deberíamos buscar proveedores relacionados con nuestra categoría de productos.

Click To Tweet

Decidido el producto, debemos pensar en nuestro público objetivo. ¿A quién venderemos nuestros productos o servicios?. Es importante definir todas las variables para dar forma a nuestra tienda virtual: según el tipo de producto, el público al que va destinado (si se trata de un público infantil, si está enfocado al mundo del arte, negocios, etc.), nuestra tienda online puede adquirir un diseño u otro.

Debemos tener esto claro para reflejarlo en el diseño final: el logo, los colores corporativos, la estructura de la tienda. Lo siguiente será disponer de un medio de pago seguro y un plan de marketing para darse a conocer e impulsar las ventas de nuestra tienda. Pero además de todo ello, y no menos importante, montar una tienda online implica asumir una identidad jurídica, responsabilidades fiscales y otras obligaciones legales.

Las repasamos.

¿Cuáles son los pasos legales para montar una tienda online?

Darse de alta en la Seguridad Social

Si vamos a realizar una actividad en la que nos lucremos, del tipo que sea, debemos darnos de alta en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social.

Darse de alta como autónomo

Se puede crear una sociedad de hecho o una sociedad anónima, pero lo más común a la hora de montar una tienda online es darse de alta como autónomo, pues generalmente se trata de negocios que gestiona y administra una sola persona. En ambos casos, tendría que realizarse el impuesto de la renta IRPF.

En determinados casos, si los rendimientos del administrador de una tienda online son menores de lo estimado en el Salario Mínimo Interprofesional anual, éste podría ejercer de forma legal su actividad cumpliendo con las obligaciones fiscales pertinentes, pero sin necesidad de darse de alta como autónomo. En el caso de que ya tengamos empresa, debemos asegurarnos que nuestra alta en el IAE nos permita la comercialización a distancia.

Obligaciones fiscales

Citamos el Alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), declaración censal, declaración previa de inicio de actividad e IVA. Al ser autónomos, se debe pagar el ya citado Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Pero además de los requisitos comunes de toda actividad lucrativa, para montar una tienda online también se deben cumplir una serie de obligaciones específicas para el comercio electrónico. Son las siguientes:

Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico en España (LSSICE)

 En vigor desde el 2002, obliga a cumplir a los propietarios de sitios web o tiendas online una serie de requisitos específicos: publicación de una serie de datos e información para la protección de los clientes (nombre, domicilio social de la empresa, email, número de identificación fiscal, datos de inscripción en el registro mercantil o profesional). Además, esta ley prohíbe el envío de correos electrónicos no deseados o solicitados (spam) y obliga a facilitar al cliente información detallada sobre el proceso de contratación electrónica por el que se adquiere el bien vendido.

Ley Orgánica de Protección de datos de Carácter Personal (LOPD)

 Si tenemos datos de terceros, como por ejemplo nuestros clientes, tenemos que darnos de alta en la Agencia de Protección de datos. Generalmente esto atañe a tiendas online que utilizan el pago electrónico o sistemas de registro online.

Ley de condiciones generales de contratación

Tenemos que inscribir en el registro correspondiente los contratos y las condiciones generales vigentes para la tienda.

Ley del comercio Minorista

Regula las ventas a distancia, por lo que tenemos que incluír cierta información sobre nuestros productos: información detallada del producto, plazos de envío, regulación de los pagos con tarjeta electrónica y derechos de desestimiento de la operacion.

Ley de Cookies

Aunque esto no es algo exclusivo de las tiendas online, la legislación europea y española obliga a la información del uso de cookies, siempre y cuando nuestras páginas las utilicen.

Imagen: www.shutterstock.com

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Mostrar comentarios (1)