Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

¿Te suena el nombre de Bill Gates? Remontémonos 20 años atrás. Concretamente al día 3 de enero del año 1996. Hace apenas unos días que hemos dejado atrás dos décadas llenas de evolución, de avance tecnológico. Dos décadas en las que ha cambiado radicalmente nuestra manera de interactuar, de comunicarnos. La comunicación entre los seres humanos ha mutado sobremanera, digitalizándose en gran parte. Deshumanizándose quizás. Puede ser.

Sea como fuere, Bill Gates escribió en esa fecha antes mencionada un ensayo titulado “El Contenido es el Rey”.  Y cuál es nuestra sorpresa al descubrir que muchos de sus vaticinios (como si de un Nostradamus actual se tratase) se han hecho tangibles en la realidad que hoy vivimos.

El que es el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, escribía unas líneas en las que reflexionaba acerca de cómo sería nuestro futuro en un momento en el que sólo el 1% de la población mundial usaba Internet. Más concretamente, cómo serían los medios, las noticias, la forma en que llegan a nosotros, nuestra forma de comunicarnos. Pensó y… acertó. Y de qué manera.

Click To Tweet

Los vaticinios cumplidos de Bill Gates

1. Contenido generado por los propios usuarios

Gates dijo aquel 3 de enero del 96: “Una de las cosas más interesantes de Internet es que cualquier persona que tenga un ordenador y un módem podrá crear y publicar cualquier contenido. Internet es, en cierta forma, el equivalente multimedia de la fotocopiadora. Permite que el material sea duplicado a bajo coste, al margen del tamaño del público”.

Tenía una enorme razón, dada la facilidad y bajo coste (incluso gratuidad) para crear contenido y publicarlo en la red (no hay más que echar un vistazo a YouTube, o los blogs de contenido propio). También el florecimiento del contenido que publicamos en nuestras redes sociales, contenido no sólo de texto, también de tipo multimedia como vídeos o fotografías.

2.  Ese contenido será fuente de ingresos

“Es en contenidos donde yo espero que se haga dinero a través de Internet, tal como pasó en la televisión”, dijo el fundador de Microsoft.

Y eso que en el año 1996 la velocidad de la red era ridícula debido a su ínfimo acceso por parte de los usuarios, por lo que no era para nada común que la publicidad se encontrase en esta plataforma. Pero Gates supo “vaticinar” lo que estaba por venir… ahora mismo el contenido es el que genera ingresos para que llegue la publicidad. Y a un volumen espectacular.

Dijo también que las suscripciones no tendrían demasiada presencia, pero que se llegaría a un modelo más bien gratuito o de pago de pequeñas cantidades. Tal y como sucede ahora mismo.

 3.  Dejar “tocados” los medios impresos

“Una pregunta que se hacen muchos es en qué medida la misma empresa que sirve a un grupo de interés a través de medios impresos tendrá éxito en el servicio por Internet. El futuro de ciertas revistas impresas queda en entredicho por este motivo”, decía entonces Gates. Y lo cierto es que han desaparecido muchas publicaciones impresas en todo el mundo, y las que siguen publicando en formato físico tienen indiscutiblemente su soporte a través de la red.

En otros estudios, artículos, ensayos… Bill Gates siguió vaticinando cómo sería nuestro futuro en relación con Internet y cómo afectaría a nuestras vidas. Y no se equivocó en (casi) nada.