Facebooktwitterlinkedin

Desde el comienzo de la crisis covid, hemos asistido a múltiples modalidades de crisis logísticas. Desde temas anecdóticos relacionados con una sobredemanda puntual como la falta de papel higiénico en los lineales de los supermercados durante las primeras semanas de la primavera 2020, al temor a la falta de abastecimiento de productos esenciales (como la alimentación) que nunca llegó a producirse, pasando por los problemas derivados de la gestión de la tormenta Filomena en el invierno pasado.

Pero sin duda, los problemas logísticos globales más llamativos han estado relacionados con el comercio internacional. Una crisis de falta de contenedores, las demoras provocadas por el encallamiento del Evergreen en Suez o la paralización de la terminal de contenedores de uno de los mayores puertos de China han puesto en jaque en diferentes momentos y de diferentes formas a las cadenas de suministro de cientos de sectores en todo el planeta, provocando retrasos en las entregas y generando sobrecostes que acaban tensionando los precios del comercio minorista.

De esta misma forma, el mercado de las materias primas se ha visto afectado, tanto por lo repentino de la crisis mundial, como por el auge exponencial que ha tenido el eCommerce y la recuperación posterior de la economía. Lo hemos visto en el caso de la crisis de los microchips, pero también sucede con materiales en apariencia mucho más sencillos de producir y que, sin embargo, son esenciales para la economía tal y como la entendemos. Se acerca una nueva crisis de carácter logístico y esta vez el cartón y papel son los protagonistas.

Motivos de la crisis del cartón y embalajes

El mercado de la materia prima es generalmente fluctuante, ya que hay una gran variedad de factores que pueden influir en  la recolección o el transporte de los materiales. Sin embargo, en los últimos años antes de la llegada de la Covid-19, este sector se había mantenido en un periodo de estabilidad. Ahora bien, las restricciones de la pandemia efectivamente tuvieron un impacto negativo en este mercado, deteniendo la tendencia al alza que había estado presentando. 

Pero, más allá de esta desaceleración del crecimiento del mercado, la pandemia en sí misma no afectó mayormente al desarrollo del mercado. Por otra parte, el efecto rebote tras el levantamiento del encierro es un factor decisivo para esta nueva escasez de materiales. Tal como expone Thomas Ryan, Director de comunicaciones operativas para International Paper, uno de los mayores proveedores mundiales de cartón para embalajes, en declaraciones dadas a Business Insider: «A medida que las restricciones de COVID comenzaron a alojarse, la economía comenzó a tomar impulso. Luego llegaron las tormentas invernales y los insumos empezaron a escasear: fibra, fibra recuperada, derivados del petróleo como productos químicos para adhesivos…»

A partir de la escasez los precios de la materia prima se han visto disparados, tanto en cartón y plástico, fundamentales para la logística de la economía digital. Como para la madera y el metal, materias primas con alta cotización para la manufactura de productos. En España, de acuerdo a información presentada por la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón Aspapel, entre los meses de septiembre de 2020 y marzo de 2021 se presentó un aumento acelerado de hasta dos cifras en el precio del papel para reciclar, alcanzando en el mes de marzo un +54,2%.

Qué significa esta crisis para la próxima temporada de ventas

Dentro del ecosistema del comercio electrónico tanto el plástico como el cartón y el papel guardan una gran importancia. Esto debido a que conforman los principales medios de embalaje de los productos, por lo que la carencia de estos podría determinar mayores inconvenientes logísticos para las empresas. Una situación que frente a las fechas de mayor demanda en el año en pocas semanas, levantan una renovada preocupación.

Por esta razón muchas empresas, marcas y organizaciones están buscando soluciones para poder aprovechar esta temporada de descuentos y cumplir con las demandas de entrega. En este ámbito, la Asociación Europea del Sector de Reciclaje de Plásticos (EUPC) ha estado gestionando con la Comisión Europea una serie de medidas para sobrellevar la situación. Así, se han solicitado una reducción sobre los aranceles y apoyo económico para las empresas que sean forzadas a parar sus actividades por esta situación.

Y es que pese a que la mayor parte del cartón importado en España procede de países europeos como Finlandia, Francia o Alemania, la materia prima con la que se produce procede de China. Esto hace que por una parte esté sujeta a los mismos retrasos provocados en la entrega de mercancías que cualquiera de los otros productos afectados por la crisis del transporte marítimo mundial. Por otra parte, el país asiático prioriza el acopio de este material para su propio consumo interno, reduciendo la oferta disponible a nivel mundial.

De la misma forma, algunas compañías estimaron el desarrollo de esta situación desde principio de año y optaron por abastecerse. Esta estrategia ha sido aplicada, principalmente por grandes empresas como Amazon, que han acumulado desde principio de año un gran stock de materia prima de embalaje para continuar con el flujo normal de sus campañas de Black Friday y navidad, tensionando más si cabe el comercio de este producto.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!