Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Jesus Martínez, de El Español , publicó un perfil muy interesante  de Amuda Goueli el pasado fin de semana. Nacido en Egipto pero madrileño de adopción, este emprendedor es el cofundador de Destinia, una de las mayores y más reconocibles marcas de viajes en España. Y también una compañía que hasta la fecha ha recibido cero inversiones y ha crecido por sí misma.

El el artículo, Amuda admite que recibe llamadas de inversores y potenciales compradores cada mes, pero todavía no ha hecho ningún movimiento para vender la compañía o recibir inversiones de fondos de capital riesgo o grandes empresas. Como ya había contado en un artículo anterior a Novobrief: “Siempre he defendido la idea de que cuando empiezas un negocio no puedes estar solamente  pensando en hacerte rico. Si lo haces, cuando te enfrentes a adversidades -y ciertamente tendrás que hacerlo- simplemente te rendirás y empezarás otra cosa”.

Click To Tweet

eDreams ya intentó comprar a Destinia en 2005

En el perfil de El Español admite que una de las primeras compañías en acercarse a Destinia para discutir una adquisición o inversión fue eDreams en 2005. No obstante, Amuda afirma que no hicieron un buen trabajo para convencerle a él y a su socio. “Tenían una muy buena web para vuelos, pero lo estaban pasando mal para entrar en el sector de los hoteles y querían integrar nuestro sistema”.

En el artículo, Amuda hace una lista de las condiciones que quería imponer en el acuerdo, lo que llevó a su fracaso.

  • Cero despidos en  Destinia
  • Establecimiento de objetivos a largo plazo y no inmediatos.
  • Independencia en el día a día de las operaciones de la empresa.
  • No requerimientos específicos de  crecimiento de EBITDA y no reparto de beneficios en los siguientes dos años tras el acuerdo.

Considerando lo tóxico que fue eDreams en otros acuerdos, hay que decir que Amada y Destinia ganaron su primera batalla. Esto es lo que François Derbaix tenía que decir acerca de  eDreams como inversor corporativo y cómo se comportaron en su inversión en Really Late Booking:

“Puedo decir honestamente que no me gusta invertir con corporaciones. La experiencia con Really Late Booking fue un desastre tanto para los emprendedores como para los inversores. Fue una total destrucción de valor por parte de eDreams. Tenían derecho de veto en cualquier acuerdo que no estuviera alineado con con el emprendedor, y una startup no debería aceptar este tipo de términos por parte de los inversores” 

Casi nadie quería invertir en  Really Late Booking porque no había derechos de arrastre y Odigeo podía bloquear una posible salida. Lo que esto causa es que las startups se conviertan en terribles dianas para otros inversores, destruyendo mucho valor”.

Click To Tweet

El derecho de arrastre (‘drag-along right’) es una cláusula usual en los acuerdos de inversión en startups, por el que el accionista mayoritario puede ‘arrastrar’ a los minoritarios a vender su parte a un tercero si él desea hacerlo. Nos quitamos el sombrero porque Destinia sigue siendo una compañía independiente hasta hoy. Os recomendamos leer el perfil completo de Amuda. Merece la pena.

Jaime Novoa, Novobrief.com

Foto | ivanacoi

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario