Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Hace algunos meses te halamos del ambicioso proyecto de Facebook M: un asistente online al estilo de Siri o Cortana  capaz de completar tareas por ti, como comprar productos vía Facebook o reservar en un hotel. Sin embargo, a pesar del bello panorama que se pintaba para este proyecto durante el verano 2015, el asistente online Facebook M no ha logrado avanzar en la manera en la que la empresa de Zuckerberg lo pensaba.

Un largo camino para Facebook M

El asistente online Facebook M nació con la idea de ser una aplicación con inteligencia artificial que funcionase de manera autónoma. En Facebook estaba previsto que para fines de 2015, Facebook M ya estuviera operando con muy poco apoyo del equipo de gente que tuvo que utilizar en sus inicios para solucionar las peticiones de sus usuarios.

Sin embargo, la meta se encuentra bastante lejos aún. Un reciente reportaje de The Wall Street Journal recoge que, pese a encontrarse en versión de prueba (tan sólo para un número limitado de usuarios) , el asistente Facebook M no tiene aún la capacidad suficiente de responder a la gran mayoría de las peticiones por sí solo.

Click To Tweet

¿Cuál es el principal problema? El lenguaje natural y en momentos coloquial, algo que resulta incomprensible para Facebook M al día de hoy. Al menos, algo que tranquiliza al equipo de Zuckerberg es que si bien no se ha avanzado cómo se esperaba, hoy hay un mayor número de usuarios a los que el asistente Facebook M es capaz de responder sosteniendo la misma plantilla de operadores desde el inicio.

Los retos del asistente online Facebook M

La tecnología clave en el asistente online Facebook M no es la inteligencia artificial, sino la base de datos que acumula por cada conversación. En base a ello, Facebook M quiere robarle mercado a Google para convertirse en la interfaz prioritaria de conversación entre red y usuarios. Es por ello que el equipo de Zuckerberg destinó desde el inicio a todo un grupo de trabajadores para que enseñen a trabajar a la herramienta, combinando tecnología y factor humano, y que le permita pelearse con Google Now, Siri y Cortana para así convertirse en una puerta “única” de acceso a Internet en el móvil.

El asistente online Facebook M combina, al menos en el papel, el poder de la inteligencia artificial y la destreza de los humanos, algo sólo sostenible por una empresa de tal grosor, pues tiene enfrente una potencial demanda de usuarios de 700 millones de usuarios. De llegar a trabajar de manera autónoma, Facebook habrá desarrollado un producto útil y complejo que se podrá diferenciar por ser un medio de impulso al comercio móvil a través de la mensajería instantánea.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram