Facebooktwitterlinkedin

Las compras a plazo son el método de pago favorito para uno de cada tres compradores españoles, según ha apuntado el informe de métodos de pago 2022 en España realizado por la plataforma de pagos Adyen.

Este informe, que ha sido desarrollado basándose en encuestas realizadas a más de 400 empresas y más de 1.000 consumidores en territorio español durante la segunda quincena del mes de febrero de 2022, permite ver cómo los hábitos de pago en nuestro mercado han ido evolucionando, esto como consecuencia directa de los cambios experimentados durante los dos últimos años. De igual forma, visibiliza la evolución de la oferta de múltiples opciones de pago, tanto para los consumidores como retailers.

Entre sus principales conclusiones, el estudio proyecta un progresivo crecimiento de las compras a través de redes sociales, que ya representan un 5% de los consumidores por la influencia del mercado, además que las opciones de pago aplazado se vayan abriendo paso a buen ritmo entre las preferencias de los usuarios (1 de cada 3). Por otro lado, la seguridad aparece en el top de las preocupaciones de los españoles a la hora de comprar online (9 de cada 10).

En busca de pagos más seguros y la comodidad de los plazos

Tanto las experiencias vividas en los dos últimos años como el avance tecnológico, han configurado el actual perfil del consumidor medio español y han provocado grandes cambios en su forma de entender los pagos, haciendo que la seguridad esté en primer plano y buscando incentivos y opciones de pago aplazado como extras a valorar.

metodos de pago

Fuente: Adyen

Con respecto a los nuevos métodos de pago digitales, aunque hay un 43% de los consumidores que los utilizan para llevar a cabo sus comprasexiste cerca de un 20% de los españoles que se resisten a usarlos ya sea porque afirman que no desean perder el control de lo que gastan o porque no les generan la confianza necesaria.

La tarjeta de crédito o débito se sitúa como la opción más demandada (84%) junto al efectivo (65%). En cuanto a otras opciones digitales como PayPal (61%) han ido ganando popularidad, así como también otros métodos como Apple Pay, Google Pay, Samsung Pay (16%).

Por otro lado, otras opciones menos demandadas como el pago aplazado, no ha sido considerada del todo como la alternativa entre la generación millennial y centennial, debido a su situación laboral o económica.

Sin embargo, ha ido aumentando actualmente el número de personas, concretamente un 33%, quienes consideran como un requisito fundamental disponer de esta forma de pago a plazos. Y, al analizar este método de pago por sectores, se puede apreciar que donde más se utiliza es en rubros como electrodomésticos (24%), electrónica (19%) y viajes (15%).

El precio de la seguridad: autenticación vía SMS y sistemas biométricos

El crecimiento del comercio electrónico, las diversas ofertas de métodos de pago y la economía incierta, desde luego, han supuesto una nueva puerta para el fraude. Los consumidores ahora priorizan su seguridad por encima de todo al momento de seleccionar su método de pago favorito (a través de doble autenticación por SMS o sistemas biométricos).

metodos de pago mas seguros

Fuente: Adyen

En concreto, 9 de cada 10 consumidores valoran especialmente que la transacción sea segura a la hora de pagar. Por su parte, casi la mitad de las empresas españolas encuestadas consideran el fraude como uno de los mayores retos a afrontar este 2022.

De hecho, combatir el fraude se ha convertido en un incentivo esencial para los comercios con miras a fidelizar al usuario a la hora de escoger un método de pago y así lo considera un 48% de los encuestados en este estudio. Pero a pesar de los avances tecnológicos, y que Paypal es considerado como el método más seguro para el consumidor español, muchos de ellos siguen desconfiando de esas opciones y prefieren ir por lo seguro, utilizando otros métodos de pago como el efectivo (52%) o la tarjeta de crédito (62%).

Transformación digital, el mayor reto de las empresas españolas

Los datos extraídos en este análisis de Adyen dejan en evidencia la intención de hacer una transición hacia un modelo digital más ágil y personalizable por parte de las empresas españolas, donde 8 de cada 10 consideran que es importante adaptarse al comercio extranjero. Por ello, con el tiempo han ido adoptando la innovación y la tecnología en su transformación para poder acercarse a las exigencias de los turistas extranjeros y a la progresiva demanda digital de sus clientes locales para, de esta manera, ofrecer la experiencia de pago de ambos aún más personalizada y en un entorno seguro.

Según la Comisión Nacional de los Mercados, las compraventas desde el exterior con España se situaron en una facturación de 1.280 millones de euros en base a los datos extraídos del segundo trimestre de 2021. Para resaltar, las áreas de actividad relacionadas con el sector turístico son las que acaparan el 47% de las compras desde el exterior con España. Esto significa que los ingresos de comercio electrónico dentro de España han ascendido un 14,5% interanual hasta alcanzar los 4.372 millones de euros.

Fuente: Adyen

Por su parte, el gasto medio online del consumidor español en 2021 es de aproximadamente 2.336 euros, lo que supone un 11% más que en el 2020 según datos del Observatorio Cetelem eCommerce 2021.

Esto quiere decir que 8 de cada 10 empresas españolas afirman que el principal método que ofrece a sus clientes es la tarjeta de crédito, mientras que la mitad ofrece también pago a plazos/financiación (50%) y digital wallets (48%).

Le siguen otros métodos de pago como bizum (38%) o compra con un clic (29%). Mientras que las compras con chatbots (11%) o a través de redes sociales (14%), son las dos formas de pago que ofrecen en menor medida.

Pese a los avances tecnológicos y el surgimiento de nuevas opciones para realizar pagos, aún queda mucho por hacer a la hora de trabajar la concienciación dentro de las empresas españolas. Apenas 3 de cada 10 empresas consideran muy importante asegurarse de que las mismas puedan poner a disposición de sus clientes todas las opciones de pago que quieren utilizar.

Desde luego, uno de los mayores retos que afrontan las empresas españolas es adaptarse a la transformación digital en lo que respecta a métodos de pago según el 50% de los encuestados. Le sigue en segundo lugar el fraude y seguridad (43%) seguido de su relación con clientes (37%).

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!