Tiempo de lectura: 9 minutos
Shares

La página de inicio en eCommerce es, se supone, el elemento que debería estar más cuidado en una tienda online. La página de inicio o home en eCommerce es nuestra tarjeta de presentación, pero sobre todo es la única herramienta con la que contamos para evitar que el cliente “rebote” y se vaya sin hacer clic en ningún sitio.

¿Cómo sé si mi página de inicio en eCommerce funciona bien?

Si no está roto, no lo arregles.

El viejo aforismo anglosajón tiene plena vigencia en este caso. Por tanto, antes de meternos a cambiar nada, primero deberíamos comprobar si nuestra página de inicio actual funciona bien. La mejor manera de saberlo es usando Google Analytics y fijándonos en el porcentaje de rebote.

Este parámetro nos indica el porcentaje de usuarios que entran en nuestra web y la abandonan sin ninguna interacción. Los porcentajes de rebote nulos o casi nulos no existen. Siempre va a haber una parte de usuarios que no encuentran atractiva nuestra página de inicio en eCommerce o que simplemente no estaban buscando lo que nosotros ofrecemos.

Partiendo de la base de que nuestro posicionamiento SEO sea correcto y que las palabras clave estén bien elegidas y respondan a lo que nuestra web ofrece, un porcentaje de rebote muy alto es todo aquello que supere el 50%. Si estamos entre el 30% y el 50% podremos hablar de porcentajes de rebote mejorables, y por debajo del 30% estaremos en el entorno ideal.

Las anteriores son cifras genéricas, no la Biblia. Si tienes un blog es normal que tengas porcentajes de rebote muy altos, porque tus usuarios entran a leer la última entrada desde un link y luego se van. Pero si hablamos de eCommerce, este valor cobra una importancia capital. Como siempre, cada web es un mundo, y lo importante de los parámetros que se miden es que tengan una evolución positiva, más allá de los valores absolutos de partida. 

Si nuestro porcentaje de rebote es alto, hay que hacer una revisión a fondo. Esto incluye al SEO, la composición de las fuentes de tráfico (puede ser que esté muy desproporcionada y que las búsquedas orgánicas en Google pesen demasiado, señal de que no estamos presentes en ningún otro sitio). Pero también será el momento de hacer frente a la realidad de que, probablemente, nuestra Home de eCommerce no funciona bien. Por supuesto que hay otros muchos factores que influyen en esto. La propia Google te lo explica mejor que yo aquí.

Reglas para crear una gran página de inicio en eCommerce

1. Menos es más

Una página de inicio en eCommerce debe ser clara, concisa y no tener sobreabundancia de elementos que distraigan. El minimalismo triunfa entre los gigantes del eCommerce, y eso es por algún motivo. Por tanto, no debemos excedernos en pretender llamar la atención del cliente con muchas cosas al mismo tiempo.

2. Un menú de productos claro

El menú de productos debe estar bien categorizado y sin sobreabundancia de categorías que mareen al cliente. Es bueno que haya pocas metacategorías y después que se puede desglosar en subcategorías, pero dejemos que sea el usuario el que decida si quiere ver una categoría amplia o buscar con más precisión. ¿Dónde ubicarlo?

El mejor sitio para el menú de productos es siempre en la parte superior derecha. Si el menú tiene muchas categorías, haz que sea desplegable y que no ocupe espacio visual si el cliente no pincha o pasa el ratón (o el dedo) por encima. Esto es válido para la versión de escritorio, en la versión móvil de tu web el menú debe estar en su icono correspondiente, siempre en la parte superior de la página. Lo mejor es que el menú de productos sea un menú aparte si tienes un menú superior en horizontal.

Hasta el más simple de los temas de WordPress, por poner un ejemplo básico, soporta varios menús. El orden de los productos es importante: Lo principal primero y los accesorios o productos que nos interesan menos al final. Nada de usar el orden alfabético.

3. Un buen buscador

Una ventana para escribir texto y una lupa es un buscador muy básico. Conviene que exista la opción de búsqueda avanzada en la que el cliente pueda acotar las características del producto que le interesa, sobre todo si nuestro catálogo es muy amplio.

4. Zona de promociones y ofertas

La mayoría de las webs de eCommerce usan sliders (un carrusel de imágenes que van cambiando) en su página superior. Incluso Amazon. Esto está bien, siempre que no caigamos en el exceso. Un slider con más de 3 ó 4 cosas o en el que el tiempo durante el que se muestra la imagen sea muy corto es terriblemente frustrante para el cliente. 

Tener 1.000 ofertas en la página de inicio no va a hacer que vendas más, sino que lo que causará es que tus clientes te abandonen. Si apuestas por tener muchas promociones a la vez, destaca las que más puedan interesar a mayor cantidad de gente, y el resto preséntalas en las páginas dedicadas a cada categoría de productos. Una página de inicio en eCommerce no debería mostrar más de 2 promociones a la vez, máximo 3, y eso ya es una enormidad.

Recuerda que la frecuencia con la que las promociones cambian es directamente proporcional a la frecuencia con la que queremos que el cliente nos visite. Si queremos visitas diarias ( y nuestros productos lo justifican), tendremos que cambiar las promociones cada día, y estar atento a que desaparezcan a su tiempo. Una página que muestre información o promos obsoletas es un seguro para que el porcentaje de rebote sam muy alto.

5. Carrito visible

El carrito de la compra suele estar situado casi siempre en la parte superior izquierda, lo que no es mal lugar. Si quieres prevenir carritos abandonados, otro de los males endémicos del sector, muestra en tu página de inicio en eCommerce cuántos productos contiene el carrito y el valor total de lo añadido.

6. Ayudas la compra

Es importante que el cliente que desee comprar de forma asistida pueda hacerlo, bien usando un sistema de asistencia o bien teniendo un número de teléfono al que llamar. En muchos casos el cliente abandona porque no se le proporciona la información necesaria para hacerlo. Esto afecta especialmente a las fichas de producto, pero también a la página de inicio en eCommerce. Un “call to action” de estilo ¿Necesitas ayuda? es una buena idea.

7. Acceso a información corporativa

Sobre todo si tu marca no es conocida, el cliente siempre es desconfiado de partida. Proporcionar en algún lugar del menú una información completa sobre quiénes sois, de dónde venís y quiénes forman tu equipo es fundamental para generar confianza. Muchas tiendas de eCommerce sitúan esto en el pie de página, lo cual no ayuda en absoluto.

8. Destaca lo que te hace diferente

Si lo único que te distingue de tus competidores es el precio, la cosa no pinta nada bien. La página de inicio en eCommerce debe mostrar en lugar destacado las características o servicios que distinguen a tu empresa de las demás. Bien por costes de envío, por garantías, por servicios adicionales… pero si eres distinto, que sea por algo más que por los propios productos que vendes (a no ser que sean exclusivos).

9. Destaca productos

Independientemente del slider que tengas en la parte superior, debe quedarte espacio para mostrar productos destacados, bien por su precio o bien porque son novedad en tu catálogo. Huye de los automatismos: debes poder decidir en cualquier momento qué productos muestras como destacados y cuáles no.

Si no tienes novedades que coincidan con el ciclo de visitas de los clientes, prescinde de una zona específica de novedades y destácalas sólo cuando se produzcan. Las novedades no lo son eternamente, y es un mal endémico de muchas páginas de inicio en eCommerce el mostrar los mismos productos destacados o novedades durante semanas o meses.

Del mismo modo que hablábamos en un post anterior sobre zonas frías y calientes (algo que debes tener en cuenta en el diseño de tu página de inicio en eCommerce), podemos “calentar” productos fríos destacándolos en la página de inicio no por su precio o novedad, sino porque decidimos destacarlos artificialmente, por ser productos de temporada, por estar relacionados con la actualidad o simplemente hablando más extensamente de ellos.

10. Cuida la información legal

La LOPD, la LSSI y otras muchas normativas te afectan y son de obligado cumplimiento. Avisar de las cookies es obligatorio, y debe hacerse de forma que el cliente acepte o no la navegación con cookies.  La información legal debe incluir plazos de manipulación y entrega, costes de envío, política de cambios y devoluciones, nombre, dirección y CIF de la empresa, política de protección de datos personales, garantía de los productos que vendes, derechos y obligaciones del comprador y vendedor….

Son demasiadas cosas para meterlas en una sóla página llamada “aviso legal” que sea infumable. Es mejor que, o bien en el pie o en el menú principal tengas una categoría a la que yo no llamaría “aviso legal” sino “Derechos y garantías”. No estamos avisando, estamos informando al cliente de que tiene derechos y, sobre todo, estamos haciendo explícitos nuestros compromisos con él o ella. Y eso es fundamental para mucha gente antes de decidirse a comprar.

11. Algunas cosas más que NO debes hacer

a) No tener teléfono y e-mail de contacto.

Un “formulario de contacto” debe existir, pero también una vía directa de contacto. Si optas por el formulario, especifica plazo máximo de respuesta. Si das un teléfono de atención al cliente, especifica el horario de atención.

b) Ocupar la página de inicio con una presentación de la empresa y relegar la tienda online al menú.

Eso demuestra que tu interés por vender es menor o igual que cero.

c) Llenar la página sólo con productos.

Tu pagina de inicio en eCommerce es tu escaparate. Trátalo como tal. Uno no pone en un escaparate todo lo que tiene, ni intenta mostrar lo máximo posible.

d) Llenar la página de banners, GIFs y colorines.

Marearás al cliente y no obtendrás el resultado que esperas. Recuerda: menos es más.

e) No tener enlaces a redes sociales. 

Equivale a no dar la oportunidad al visitante de que hable de ti o de tus productos. Esos iconos de enlace a redes sociales están presentes en la inmensa mayoría de las plantillas o temas a partir de los cuales se construyen las webs hoy en día. Pero su mejor ubicación es la clásica: arriba a la derecha. Y si muestran cuántos seguidores tienes en cada red, mucho mejor.

f) Primar la estética sobre la usabilidad.

Como por ejemplo, llenando la página de inicio con una foto. O creando iconos que no se sabe bien lo que significan. Si hay que sacrificar algo, sacrifica la estética. Pero lo ideal es que ambas vayan a la par. Eso es lo realmente profesional.

Para terminar, pero no menos importante: la página de inicio en eCommerce debe ser un entorno donde el usuario se sienta cómodo, donde se le invite a ver más pero no se bloquee al usuario que tiene prisa, un entorno amigable y que transmita sensación de credibilidad y profesionalidad. Y como sucede con los escaparates físicos, a veces sale mucho más barato ponerse en manos de profesionales que hacérselo uno mismo.

Imagen: Shutterstock       

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram