Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Desde hace algún tiempo, la impresión 3D se ha convertido en uno de los principales protagonistas de la actualidad del mundo digital. Manos protésicas hechas a medida, maquetas y diseños decorativos…. Las impresoras 3D constituyen una de esas llamadas “tecnologías disruptivas”: avances que, por sí mismos, son capaces de cambiar para siempre la forma de entender sectores de la economía, y que, por supuesto, generan un gran revuelo mediático cuando comienzan a popularizarse.

Exga3D es una de las nuevas startups que están intentando aprovechar el auge de este tipo de tecnología para crecer, aunque en un ámbito muy diferente al de la impresión de piezas de plástico o prótesis para humanos. Para conocer un poco más acerca de su apetecible visión del 3D, hablamos con Pablo López, fundador de Exga3D.

Entrevista a Pablo López, fundador de Exga3D

Empecemos por el principio: ¿Quién es Pablo López y cómo acabó metido en un proyecto de impresión 3D?

Pablo López es una persona que un día decidió hacer de su hobby su trabajo, y en su interés por estar a la última en tendencias y ayudar a organizaciones a incorporar esa innovación para generar nuevos productos y servicios, se encontró con la impresión 3D como tendencia (fabricación aditiva) y en el sector de alimentación en el campo de pruebas, así surgió la oportunidad de impresión 3D de alimentos.

Tu campo base está en Vigo. ¿Es factible innovar desde “provincias”? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de estar fuera de los grandes polos Madrid/Barcelona?

Sí claro, en un mundo globalizado y conectado la geografía ya no importa tanto ya que todo está al alcance de un clic, si bien es cierto que en grandes polos Madrid/Barcelona se empapa uno antes de las tendencias e innovaciones y, sobre todo, es donde están los clientes, o por lo menos, los que tienen capacidad de compra.

¿Cuáles crees que son las claves para descubrir nuevas oportunidades de mercado y emprender?

Identificar experiencias negativas de clientes con productos o servicios y convertirlas en experiencias positivas.

¿Qué es Creativigo y cuál es su foco de negocio?

Como Consultores de Innovación, en Creativigo nos dedicamos a identificar y generar nuevas propuestas de valor y acompañar a las organizaciones en su desarrollo, bien sea en interno o a través de startups. Resolvemos problemas de manera creativa.

¿Qué es Exga3D y qué hacéis exactamente?

Exga3D es una plataforma web que permite conectar a la industria de alimentación con la tecnología de impresión 3D de alimentos a través del diseño de productos y recetas de alto valor añadido que pueden ser presentados a través de eventos y catering.

¿Cómo funciona esta tecnología de impresión de alimentos 3D? ¿Qué tipo de materia prima utiliza?

Es fabricación aditiva: el alimento se va depositando hasta obtener la forma deseada. El electrodoméstico que desarrolla esta tecnología y con el que trabajamos se llama Foodini by Natural Machines: es un electrodoméstico que se sitúa al lado del consumidor en su domicilio o en cocina profesional.

Por medio de 5 cápsulas en las que se introduce el alimento (fresco, descongelado o precocinado) y a través de un software de diseño, podemos darle forma al alimento que vamos a consumir, pudiendo no sólo lograr impacto con el diseño, sino también con texturas o propiedades nutricionales, generando así una experiencia única.

La materia prima es la misma que podemos tener en cualquier plato de comida que podemos estar consumiendo ahora, incrementando su valor especialmente con aquellos alimentos que no se están destinando al consumo humano por considerarse no aptos por cuestiones estéticas o de mercado.

El formato de materia prima para utilizar con este electrodoméstico es similar al de un puré, logrando estructuras desde lo más blandas a sólidas después de la preparación.

¿A qué tipo de clientes se dirige?

A todos los consumidores, si bien en esta fase inicial, los profesionales de la industria alimentaria o gastronómico (canal HORECA) son el cliente objetivo, así como todos los foodies y personas que buscan experiencias gastronómicas nuevas.

¿Qué acogida ha tenido vuestro proyecto?

Muy buena, especialmente por parte de la industria de alimentación ya que han encontrado el canal perfecto para prototipos de nuevos productos y de aprovechamiento de productos que hasta ahora no se les daba valor.

Tu startup ha sido seleccionada para el programa de la incubadora de startups del Basque Culinary Center ¿Cómo valoras este reconocimiento?

Positivo, el hecho de que desde Basque Culinary Center nos apoyen en esta iniciativa a través de su programa de aceleración de startups Culinary Action, nos hace ver que estamos aportando valor.

¿Por dónde pasan vuestros planes para este año? ¿Pensáis en llevar vuestra tecnología fuera del mercado nacional?

Validar 5 recetas con diferentes productos que podamos presentar en cualquier evento / catering y desarrollo del software de diseño de recetas para que cualquier persona que se conecte a nuestra plataforma pueda diseñar sus propios alimentos y puedan ser consumidos, bien en el propio evento o enviados por e-commerce. La tecnología es escalable 100% así que allí donde esté una Foodini se podrá preparar la receta deseada.

La impresión 3D no solo está revolucionando la cocina, sino áreas tan distintas como la producción a nivel industrial e incluso en la medicina, con la impresión de tejidos vivos para trasplantes. ¿Cómo crees que evolucionará en los próximos años?

Es una tecnología que cada vez estará más accesible, tanto en su acceso de conocimiento como de utilización, lo que sin duda llevará, a una optimización de su uso. Actualmente su uso es más lúdico que profesional, si bien numerosas iniciativas están mostrando su potencial de utilización.

¿Crees que la popularización de estas tecnologías las llevará a los hogares? ¿Cómo afectará a la gestión logística que todos podamos tener pequeños centros de producción a nuestro alcance?

El objetivo y sentido de esta tecnología es precisamente ese, que desde nuestros hogares podamos tener mini fábricas de aquellos productos que más consumimos, reduciendo por tanto su coste y desperdicios. Tendremos mercado de materiales y de diseños. Ya no compraremos productos, compraremos servicios y diseños, lo cual nos lleva a la economía circular.

Shares