Tiempo de lectura: 4 minutos

En un nuevo esfuerzo para mejorar la calidad de su servicio, Google contará con la ayuda de un equipo de 10.000 expertos para identificar el contenido ofensivo o molesto en los resultados de búsquedas. Este cambio permitirá que los contenidos potencialmente ofensivos o con información incorrecta sean identificados con mayor facilidad por el algoritmo automatizado de Google. Es decir: la compañía recurre a ayuda humana para entrenar a su algoritmo en la detección de todo tipo de contenidos falsos, inexactos o con contenidos de odio.

Google marcará el contenido ofensivo por medio de sus evaluadores humanos

Por medio de sus “quality raters” (evaluadores de calidad) Google marcará el contenido ofensivo o molesto y espera enseñar a sus algoritmos cómo identificar mejor la información irritante y probablemente incorrecta que puedan resultar en las búsquedas de información más precisa y sin inclinación ofensiva.

Rubén Bastón te da las claves en este vídeo:

 

Estamos evitando explícitamente el término “noticias falsas” ya que creemos que es demasiado vagoexplicó Paul Haahr, uno de los ingenieros de Google que está involucrado con la calidad de búsqueda. “Sin embargo, queremos etiquetar la información que no sea exacta”.

Este será una nueva tarea para el ejercito de “evaluadores de calidad” de Google. Ellos son más de 10.000 profesionales independientes que Google utiliza alrededor del mundo para evaluar los resultados de las búsquedas. Ellos se encargan de revisar las búsquedas reales y clasificar las páginas que aparecen en los primeros resultados y que tanto se apegan a la respuesta que los usuarios quieren encontrar.

Sin embargo, los evaluadores de calidad no tienen el poder de alterar los resultados de Google directamente. Los datos que se producen por los evaluadores se utilizan para mejorar los algoritmos de búsqueda de Google en general y con el tiempo, estos datos podrían tener un impacto en páginas de baja calidad que son detectadas por ellos, así como en otras que no fueron revisadas, pero se ajustan a los parámetros establecidos.

Los evaluadores de calidad señalan los resultados… basados en ciertas directrices

Los evaluadores de calidad utilizan como guía un conjunto de directrices de casi 200 páginas que los instruyen sobre cómo evaluar la calidad de los sitios web y si los resultados que revisan satisfacen las necesidades de los usuarios al realizar alguna consulta en particular.

Estas directrices se han actualizado con una sección totalmente nueva sobre el contenido “ofensivo” que podrán señalar mediante una nueva etiqueta que podrá ser marcada al encontrar contenido molesto en los resultados.

Imagen: Search Engine Land

Imagen: Search Engine Land


El contenido ofensivo o perturbador incluirá (de acuerdo a lo que cita la guía)

  • Contenido que promueve el odio o la violencia contra un grupo de personas basándose en criterios incluyendo (pero no limitado) a raza o etnia, religión, género, nacionalidad o ciudadanía, discapacidad, edad, orientación sexual o estado de veterano.
  • Contenido con insultos raciales o terminología extremadamente ofensiva.
  • La violencia gráfica, incluida la crueldad animal o el abuso infantil.
  • Explícita, cómo a la información sobre actividades dañinas (por ejemplo, como realizar trata de personas o asaltos con violencia).
  • Otro tipo de contenido que los usuarios de su localidad encontraran extremadamente perturbadores u ofensivos.

Para ser más claros, las etiquetas que los evaluadores de calidad utilizarán no harán que este contenido desaparezca, ni que aparezca marcado como tal (al contrario de lo que propone Facebook) : dependiendo la búsqueda, éstos resultados podrán aparecer más abajo en los resultados. En cualquier caso, las directrices son claras: hay personas que desean explícitamente encontrar contenido de este tipo, y este seguirá siendo mostrado como hasta ahora. Por tanto, su ámbito de actuación se ceñirá a búsquedas generales y para el aprendizaje de sus algoritmos,.

La intención en todo caso es que los resultados de Google mejoren, que se otorgue a todas las búsquedas resultados precisos, informativos y reales dependiendo el tipo de búsqueda que se realice. El mejorar y adecuar constantemente las guías que toman en cuenta su ejército de evaluadores de calidad darán más crédito a los sitios que sean factualmente correctos.

Imagen: Shutterstock.com