Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Apple ha recibido una multa de 450 millones de dólares (408 millones de euros) por hacer pactado subir el precio de los ebooks en un 40%, que tendrá que pagar sin posibilidades de recurso. El Tribunal Supremo de Estados Unidos finalmente ha rechazado la apelación de la multa a Apple por lo que tendrá que pagar los 408 millones de euros tras haber planeado la subida de precios de los ebooks presionando a cinco de los principales editores de libros en lugar de dejar que lo hicieran los vendedores.

Esto sin duda beneficiará a Amazon, por aquel entonces perjudicada por la estrategia de Apple, que en su momento vio cómo ciertos eBooks empezaron a subir desde los 9,99 dólares (9,07 euros), que Amazon promocionaba, hasta los 14,99 dólares (13,6 euros). Apple, sin embargo, ha alegado que su llegada ha beneficiado a los consumidores, que han visto cómo los precios de los ebooks han bajado en los últimos 5 años.

Cómo empezó el proceso de subida de precios de ebooks

Esto sucedió en 2010 cuando Apple lanzó el iPad con el objetivo de vender ebooks que controlaba Amazon con su app y dispositivos Kindle. Apple fijó un acuerdo con algunas de las principales editoriales a nivel mundial (Hachette Book Group USA, HarperCollins, Macmillan, Penguin Group y Simon & Schuster) para que se subiera el precio de los ebooks, llegando a incrementar en un 40% el precio de los más títulos más vendidos. Un proceso que finalizó con una multa bien merecida para la compañía.

Qué implica la multa a Apple 

Apple, después de que no se le haya dado la razón, tendrá que pagar la multa que se le había impuesto en el año 2014. Serán 400 millones de dólares (363 millones de euros) a usuarios de ebooks, 20 millones (18 millones de euros) a los estados que apoyaron esa demanda y 30 millones (27 millones de euros) en tasas ilegales. Además, ha de modificar sus prácticas. Un observador garantizará que Apple cumpla con las directrices establecidas.

En cualquier caso, esa compensación a los consumidores tras la multa de Apple será con códigos para comprar más contenido dentro de la tienda de libros, apps y películas, pero no en dinero metálico. Serían 23 millones los clientes afectados que pagaron más por los libros que en otras tiendas, con una media de 19 dólares (17 euros) por cliente, aunque la mayoría percibirán pocos céntimos a menos que hayan comprado una buena cantidad de libros.

Todo esto sucede desde que se llegó a un acuerdo extrajudicial para evitar la demanda civil que presentaron varios estados y consumidores. Al final, y sin posibilidad de ningún recurso más, Apple tendrá que pagar la multa y compensar a los perjudicados por sus decisiones.

Como podemos ver, aunque ha pasado un tiempo para que se hiciera justicia no todos los grandes se salen siempre con la suya. Ahora Apple tendrá que pagar por lo que ha hecho y esperemos que esto sirva de precedente compensando a los perjudicados para que otras compañías eviten la tentación de hacer algo similar.

Shares