Tiempo de lectura: 6 minutos
Shares

El medio online tiene varias características que lo definen pero si tuviésemos que destacar un par de ellas, seguramente serían que nos permite una gran medición que facilita el seguimiento de las campañas y un control exhaustivo de los resultados. Toda esta información es muy valiosa y nos ayuda a conocer mejor el funcionamiento de las campañas y, a su vez, a nuestros usuarios.

También cabe destacar que se trata de un medio flexible que permite una gran adaptabilidad pudiendo, por ejemplo, segmentar entrando a un nivel muy detallado. Podemos hacer campañas enfocadas a diferentes targets ofreciendo para cada uno de ellos un mensaje distinto, mostrando una creatividad diferente o incluso proporcionando un incentivo distinto en cada caso teniendo en cuenta el tipo de usuario y el interés que tiene para la empresa. Para finalizar, también se ha de tener en cuenta que el medio online permite invertir tanto pequeñas como grandes cantidades, es escalable.

Los principales modelos de pago online

Muchas veces habrás oído las siglas CPM, CPC, CPA, RS… ¿Qué significa todo esto? Si quieres empezar a realizar campañas publicitarias online es imprescindible que conozcas como mínimo estos cuatro métodos de pago de una campaña online. A continuación entramos en detalle y te explicamos qué es cada cosa y cuándo se utilizan

1. CPM: Coste por Mil (impresiones)

Se paga un coste por cada mil impresiones que se sirven. Como ya hemos hablado en anteriores artículos, una impresión se produce cada vez que se muestra un anuncio a un usuario. Haciendo una comparativa con los medios tradicionales, sería equivalente a un GRP en televisión.

Cuándo utilizarlo

Este tipo de pago es recomendado para campañas en las que se busca aumentar la notoriedad de marca y hacerse conocer llegando así a un amplio público a un coste relativamente bajo. Se utiliza, por ejemplo, cuando lanzas una nueva marca, un nuevo modelo o una nueva temporada y quieres hacer difusión de ello.

Para poner un ejemplo, imagínate que tienes una empresa de automóviles y vais a lanzar un nuevo modelo deportivo al mercado. Podéis contratar medios que muevan sus espacios publicitarios a CPM, como podría ser un periódico digital, y hacer campaña allí para llegar a un público amplio y aumentar la notoriedad de marca así como dar a conocer el nuevo modelo para que la gente lo tenga presente. Si el CPM fuese de 7€ querrá decir que mostrar mil veces tu anuncio tendrá ese coste. Si miramos el coste por impresión será de 7€ / 1.000 impresiones = 0,007€.

2. CPC: Coste por Clic

Se paga un coste por cada clic conseguido en el anuncio que se muestra. Si el usuario que ve el anuncio no clica en éste, no se pagará nada. Solamente se paga si el usuario hace clic.

Cuándo utilizarlo

Este tipo de pago se recomienda para campañas para las que el objetivo principal es llevar tráfico a su web y no únicamente hacer campaña de branding.

precios de las apps de suscripciónPongamos un ejemplo. Si tienes una tienda de ropa y empiezas la temporada de rebajas, es recomendable realizar una campaña mediante CPC ya que te interesa llevar tráfico a la web para que vean tus ofertas y se animen a comprar alguno de tus productos. No solamente te interesa darte a conocer sino que tu principal objetivo es llevar a usuarios a tu web y, una vez los tengas allí, ya te encargarás de mostrarles ofertas e incentivos para que tengan una buena conversión. Google, por ejemplo, trabaja mediante CPC.

Podrías preparar un anuncio que apareciese cuando la gente buscase “zapatos de verano” y si algún usuario clica en éste, Google te cobrará el coste por clic establecido. Pongamos que el CPC en este caso es de 0,25€ y consigues 100 clics. En este caso, el pago que tendrás que realizar será 0,25€ x 100 clics = 25€. Con esta inversión habrás logrado 100 clics en tus anuncios y habrás conseguido llevar a estos usuarios a tu site.

3. CPL: Coste por Lead

Se paga por lead/registro conseguido. Aquí hay diversas opciones, pero la más común es hacer que el usuario rellene un formulario con sus datos.

Cuándo utilizarlo

Este tipo de campañas se mueven mucho mediante campaña de afiliación y lo que se acostumbra a hacer es generar una Landing Page que tenga un formulario y cada vez que un usuario lo rellene se considera un registro. En lugar de un formulario, podría tratarse de, por ejemplo, una preinscripción a un curso / congreso o apuntarse a la recepción de newsletters de una página. El objetivo de este tipo de campañas es lograr interesados que se puedan llegar a convertir en clientes.

En este caso, si nos encargásemos de organizar un congreso para interesados en marketing digital, nos podría interesar realizar una campaña con este método de pago. Necesitamos captar a gente interesada en esta temática y, una vez tengamos sus datos de contacto, ya los llamaremos o les enviaremos un email para informarles sobre el congreso y darles más detalle pero primero necesitamos formar una pequeña base de datos con usuarios interesados que cumplen con un interés previo y conforman nuestro público objetivo.

Si el CPL que hemos marcado es de 1,5€ y logramos 1.000 registros, el coste de esta campaña será de 1.500€. Es importante tener en cuenta que el formulario no debe ser muy largo y ha de ser claro y directo. Si el usuario ve que tiene que rellenar muchos datos o no identifica de forma clara qué información se le está pidiendo, tendremos más dificultades de lograr registros. Además, cuanta mayor dificultad haya y más campos se pidan, mayor será el coste por lead que nos pedirán para mover la campaña.

4. CPA: Coste por Adquisición

Se paga un coste por acción / adquisición. Podemos marcar como adquisición una venta o un cliente.

Cuándo utilizarlo

Por lo general, si marcamos como objetivo la venta en un ecommerce, se establecerá un coste por cada una de las ventas logradas por esta campaña. El objetivo de este tipo de campañas, claro está, es lograr ventas a corto plazo.

Imaginemos que tenemos un ecommerce en el que vendemos gafas online. Queremos aumentar nuestras ventas y preparamos una campaña que vamos a mover con un método de pago de coste por adquisición. Si se acuerda un CPA de 5€ y vendo 50 gafas mediante esta campaña, el coste que tendrá para mí será de 5€ x 50 ventas = 250€.

5. RS: Revenue Sharing. Reparto de beneficios

compra online españaSe paga un tanto por ciento de la venta lograda. La idea es que se pagará un porcentaje del importe total de la venta al soporte o afiliado que la consiga.

Cuándo utilizarlo

Lo bueno de este modelo es que el coste que paguemos dependerá del importe de la venta así que siempre sabremos que es un porcentaje de aquello que cobraremos. Cuanto mayor sea la cesta media, más beneficioso para ambas partes.

Si tenemos un ecommerce en el que vendemos muebles, podemos realizar una campaña enfocada a RS y, de esta manera, pagaremos un porcentaje sobre el importe total de la venta. Si se establece una comisión del 10%, la empresa pagará un 10% del importe total a quien haya logrado esa venta. Si un usuario compra una lámpara de 100€, la empresa tendrá que pagar un 10% de esa cantidad que será un total de 10€. Si en lugar de una lámpara, viene otro usuario y compra un sofá de 1.000€, la empresa tendrá que pagar un 10% de ese importe que serán 100€ pero como el importe que ha recibido es mayor, el coste va ligado a eso.

Hay más modelos de pago online

Estos son los principales métodos de pago de una campaña publicitaria online. De todas formas, es importante que tengamos en cuenta que hay modelos puros pero a su vez también nos podemos encontrar con modelos híbridos que combinan varios modelos de pago.

Imagen: Shutterstock y Depositphotos