Facebooktwitterlinkedin

Por lo general, lo primero que viene a tu mente a la hora de pensar en conversiones es el momento en que un internauta llega a tu eCommerce y paga ¿No es verdad? A pesar de que esta es la máxima entre las conversiones, la realidad es que al no tomar en cuenta las microconversiones estás perdiendo una gran cantidad de datos muy útiles que te permitirán conocer a fondo el funnel de tu público objetivo e impulsar las acciones que requieres para lograr un mayor éxito.

Es decir, todas las microconversiones que los usuarios realizan antes de completar el objetivo que nos hayamos marcado como conversión (en el caso de nuestro ejemplo sería realizar una compra), son parte de un proceso más largo, y son en gran medida, olvidadas por la gran mayoría de los especialistas de marketing.

Este es un grave error, ya que al observarlas con atención podrás enfocar tu tiempo y esfuerzos en resolver cualquier fricción que se presenta en tu embudo de ventas.

Diferencias entre micro y macro conversiones (ventas, para el caso de eCommerce)

Qué es Flywheel: así funciona el nuevo funnel de conversión circular de Hubspot

Para comenzar, aclaremos que el término microconversión se refiera a toda acción única que realiza un visitante en el camino hacia completar un objetivo de conversión principal (al que llamaremos macroconversión).

Cada una de las microconversiones son valiosas en el proceso de conversión. Hay cientos de ejemplos posibles, pero si nos centramos en el objetivo de lograr una venta en un eCommerce, algunas de estas microconversiones serían:

  • Suscripción a una newsletter
  • Descarga de guías, eBooks o libros blancos
  • Seguimiento en redes sociales
  • Vistas de vídeos y duración de las vistas
  • El tiempo que el visitante permanece en el sitio web
  • Número de paginas por visita
  • Búsquedas que realiza en el eCommerce
  • Añadir productos a un carrito
  • Completar un formulario de registro

Como te imaginas, es sumamente importante realizar una medición de las microconversiones y determinar cuáles son importantes y si hay algo que puedas mejorar para impulsar la conversión final o macroconversión. En resumen, una microconversión son los pequeños pasos que llevan a un usuario a realizar la macroconversión, que es la acción final, el objetivo de tu sitio web.

¿Por qué debo medir las microconversiones?

Ahora que sabes la importancia de las microconversiones y cómo, combinadas, conducen a una macroconversión, entenderás la importancia de medirlas. Al analizar los puntos clave para centrarte en la optimización de tu macroconversión podrás:

Comprender el comportamiento del visitante

A pesar de que un usuario visite tu eCommerce y no realice ninguna compra, entender sus acciones será sumamente informativo: cuanto más sepas de tus visitantes, más fácil será segmentarlos, lo que significará que podrás crear campañas personalizadas con las que logres guiarlos a la macroconversión.

Analizar áreas clave para optimizar las conversiones

Cuando hayas segmentado las acciones de tus visitantes en microconversiones, será más fácil de identificar aquellas áreas clave que puedes optimizar en tu sitio web.

Nutrir tus leads

Cuando puedas crear una segmentación y orientación adecuadas, podrás nutrir a tus clientes potenciales y lograr ventas en menos pasos, además de utilizar la personalización para comunicarte con tus clientes.

Medir la efectividad del canal de comunicación

También encontrarás los canales de comunicación que han logrado ser más efectivos para tu empresa y tu público objetivo, con lo que podrás enfocar tus esfuerzos a futuro.

Cómo implementar los objetivos de Analytics como microconversiones

Google Search Console vs Google Analytics: ¡Por qué no encajan los datos!

El análisis de las microconversiones no difieren mucho del seguimiento de la tasa de conversión estándar. Esto significa que puedes realizar un seguimiento de las métricas de microconversiones con Google Analytics y otras herramientas online destinadas para ello, del mismo modo que lo harías con el resto de tu sitio web.

Puedes establecer diferentes objetivos dentro de tu cuenta de Google Analytics basándote en 4 sencillas prácticas:

  1. Establece la marcoconversión para tu sitio web, es decir, cual es la acción final que deseas que tomen los visitantes (ventas, suscripción, donación, etc.)
  2. Realiza una lista con las microconversiones que encaminan a los usuarios a la conversión final. ¿Qué es lo que los visitantes necesitarían hacer antes de sentirse suficientemente cómodos con tu sitio o empresa para tomar la acción final?
  3. Averigua en qué partes de tu sitio web necesitas enfocar tus esfuerzos de optimización.
  4. Finalmente, mide, prueba y optimiza.

Directamente en Google Analytics puedes configurar los objetivos que quieras medir:

  • Realizar una métrica de las páginas que han visitado los usuarios, por ejemplo, el sitio web de la ficha de producto, para medir cuántos y quiénes la han visitado y cuánto tiempo han estado en ella.
  • Crea un objetivo en base a determinados eventos que consideras como una  microconversión, por ejemplo, las veces que se ha reproducido un vídeo en tu sitio web. Descubre el tipo de contenido que más han visitado, o el tiempo que un usuario pasa en tu sitio web.
  • Una vez que has identificado y rastreado estos objetivos, puedes implementarlos en tu cuenta de Google Ads. De esta forma podrás descubrir la eficacia de tus campañas de pago, y crear audiencias segmentadas en función de las microconversiones realizadas, a las que posteriormente podrías impactar mediante el retargeting. 

Como ves, utilizar las microconversiones para optimizar tu web o eCommerce es un método sencillo, útil y exhaustivo, que te permitirá conocer con mucho más detalle quiénes son tus clientes y cómo se comportan.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram