Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Nos encontramos en un momento donde el contenido en internet es más importante que nunca. Sin embargo, mucho del contenido que se genera y encontramos en internet no es relevante para los usuarios y parece que está allí de relleno más que con un propósito definido.

¿Sabías que cada minuto se generan 380 nuevos sitios web en todo el mundo?  Se trata de un número descomunal de páginas web. En la trastienda de la mayoría de estos sitios, se encuentra un individuo o un equipo de personas que esperan con ansia recibir visitantes que se conviertan en nuevos clientes y empiecen a comprar.

Pero esta conversión Visitante – Cliente dependerá en gran parte del contenido que los usuarios lean en el sitio web. Aunque el diseño sea genial y moderno, si el contenido no es relevante, lo más seguro es que el usuario se marche del sitio sin realizar ningún tipo de acción.

Por eso es tan importante que, aparte de darle atención al diseño de tu web, tengas en cuenta el contenido de la misma.

Qué es el microcontenido

Podemos resumir esto del microcontenido como un párrafo corto, bien escrito, que contenga información relevante y que impulse a los usuarios de tu sitio web a realizar la acción que deseas. 

Si lo único que el usuario ve al entrar en tu web es un párrafo larguísimo contando todos los logros que has conseguido, lo buena que es tu empresa o lo increíble que es tu producto, lo más seguro es que este usuario huya despavorido de tu sitio web, ya que no tiene tiempo de leer tanto texto que en definitiva no le aporta ninguna solución.

El microcontenido se basa en la idea de aportar información relevante, que sea del interés del usuario, y hacerlo de forma breve y que incite a la acción.

Ejemplos de microcontenido:

  • Títulos de página
  • Cabeceras de página
  • Llamadas a acción
  • Infografías
  • Imágenes con texto

Por qué es importante el microcontenido

microcontenidos

Según un estudio de Microsoft, como media las personas hoy en día perdemos el interés en algo transcurridos 8 segundos. Si, lo  has leído bien, ¡8 segundos! En este corto espacio de tiempo nos da tiempo a leer más o menos unas 30 palabras.

Por lo que si no consigues captar la atención e interés de los usuarios de tu web durante esos 8 segundos cruciales, siento comunicarte que por mucho que hayas invertido en ella, la abandonarán sin piedad.

Debes ponerte manos a la obra y trabajar desde ya en tu microcontenido.

Cómo crear microcontenido

1- Crea contenido entendible 

La primera regla para crear microcontenido, es que tu audiencia entienda lo que estás diciendo y lo pueda relacionar con tu empresa, tu producto o tu perfil. Háblales en un lenguaje que comprendan. Si tu web está traducida a otro idioma, asegúrate que la traduce alguien que sea nativo en ese idioma y pueda transmitir bien esa idea que quieres. 

2- Concéntrate en contenido personalizado

Debes conocer bien a tu audiencia, saber qué es lo que quieren al entrar en tu web y contarles lo que quieren oír. Una estrategia de marketing que te puede servir, es definir tus buyer persona, es decir, el perfil de aquellos que son tus clientes o potenciales clientes. 

Cómo crear tus buyer persona: un elemento clave en tu estrategia de marketing

3- Convierte texto en elementos visuales

Usando infografías o esquemas visuales, puedes ayudar a que los usuarios puedan ver un concepto de forma rápida sin tener que leer una página entera llena de texto.

La imagen de  abajo es un excelente ejemplo de cómo el microcontenido en una infografía sirve para ayudar al cliente a tomar una decisión. Esto sirve además para instruir al usuario sobre algo que quizá no sabe, pero que le ayuda a tomar una decisión sobre tu producto.

Ejemplo visual microcontenido

Fuente: Birchbox

4- Pónselo fácil a tu usuario para que comparta en las redes

No hay nada mejor que ver que hablan bien de ti a través de las redes o simplemente ver que tus usuarios comparten algo que les ha gustado de tu sitio.

Crea microcontenido de aquello que te interesa que compartan e incluye botones de compartir en tu página o en tu blog.

Conclusión  

A fin de sobrevivir hoy en día en medio de esta guerra en ecommerce, hay que innovar y ponerse al día. Es sorprendente ver como aún hay muchas páginas que no le dan importancia al microcontenido. Y tú, ¿te vas a poner al día con el microcontenido?

Imágenes: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram