Metodologías ágiles para la gestión eficiente de proyectos digitales

Desarrollo ágil de software: flexibilidad, adaptabilidad, eficiencia. Te contamos metodologías, ventajas, desafíos y herramientas para el éxito del proyecto.
18 de diciembre, de 2023
Copiar enlace

A la hora de llevar a cabo un proyecto de desarrollo de software, se deben establecer desde el primer momento metodologías que contribuyan a una mayor productividad y garanticen no solo la cooperación y comunicación entre los miembros del equipo, sino también los mejores resultados posibles. Es con este propósito con el que se diseñaron las metodologías ágiles sobre las que vamos a hablarte en detalle a lo largo de esta entrada.

Principios del desarrollo ágil

Las metodologías de desarrollo ágil permiten a las organizaciones dedicadas al desarrollo software a conseguir un mayor nivel de flexibilidad y de adaptabilidad respecto a los cambios, aprovechándolos así como una ventaja competitiva digna de explotar y que no se podrían obtener por medio de los métodos convencionales. Es precisamente por estas razones por las que encontramos formaciones como la master’s of science que centran parte de su programa educativo enla enseñanza de los principios de las metodologías de desarrollo ágil.

Los principios del desarrollo ágil son los siguientes:

  1. Satisfacción del cliente mediante la entrega temprana y continua: se pone en el foco de atención la satisfacción del cliente y la entrega frecuente de software de calidad.
  2. Aprovechamiento del cambio como ventaja competitiva: deben aprovecharse los cambios para beneficio del cliente, aceptando así modificaciones en los requisitos incluso en las últimas fases de desarrollo de los proyectos.
  3. Entrega frecuente de valor: conforme más entregas de valor se haga al cliente, más feedback se obtendrá de su parte, evitando al mismo tiempo solicitudes de cambios mayores.
  4. Cooperación entre el negocio y los desarrolladores: se debe favorecer que ambos bandos interactúen entre sí todo lo posible, abordando para ello malentendidos, compartiendo feedback… entre otros.
  5. Construcción de proyectos con individuos motivados: debe defenderse la necesidad de potenciar la motivación en los miembros de la plantilla.
  6. Comunicación cara a cara: la comunicación cara a cara es, sin lugar a dudas, la más efectiva para este tipo de proyectos.
  7. Funcionamiento del software como medida de progreso: lo único que podremos tomar como referencia sobre los avances del proyecto son las acciones que repercutan en la creación del producto de forma directa.
  8. Promover el desarrollo sostenible:  hay que optimizar los métodos de trabajo para evitar sobrecargas y entregar soluciones de software al mercado que aporten valor a los usuarios.
  9. Excelencia técnica contribuye a mayor agilidad: el cuidado de los aspectos técnicos del proyecto permitirá un desarrollo del software mucho más ágil.
  10. La simplicidad es la clave: el cliente paga por una solución que atienda a sus necesidades, independientemente del esfuerzo que su desarrollo haya conllevado.
  11. Equipos auto-organizados que generen más valor: conforme más libertad y confianza se les de a los equipos de trabajo, mejores serán los resultados que conseguirán.
  12. Reflexión y cambios frecuentes en el trabajo de los equipos: a su vez, estos equipos deberán revisar con frecuencia su trabajo para ajustarlo y mejorarlo.

Metodologías ágiles populares

Entre las metodologías de trabajo más populares a las que se recurre para el desarrollo de software encontramos Scrum, metodología ágil centrada principalmente en la flexibilidad y la colaboración del equipo. Se basa en la creación de iteraciones cortas llamadas también «sprints», con las que se desarrollan incrementos de funcionalidad y que requieren del establecimiento de roles definidos tales como Scrum Master o Product Owner, entre otros.

El Kanban se trata de otra metodología ágil bastante utilizada que adopta un enfoque más visual en la gestión del trabajo. Este basa su funcionamiento en el uso de columnas que representan diferentes etapas del flujo de trabajo, tales como «pendiente», «en progreso» y «hecho». Su objetivo principal es el de maximizar la eficiencia y la entrega de trabajo, limitándolo en curso y optimizando el flujo del trabajo dependiendo de la capacidad del equipo.

Otra metodología ágil que debes conocer se trata de XP, también llamada Extreme Programming, que consiste en buscar la mayor calidad posible en el software para garantizar, así, la satisfacción del cliente. Se caracteriza principalmente por proponer prácticas específicas como la programación en parejas, la integración continua y las pruebas unitarias frecuentes, entre muchas más.

Ventajas y desafíos

Una de las principales ventajas asociadas al uso de estas metodologías ágiles para el desarrollo de programas informáticos se basa en su capacidad para encontrar los errores con mayor facilidad. Además, los proyectos se tornan mucho más transparentes, al permitir al cliente consultar los resultados de manera mucho más sencilla, así como aportar retroalimentación más rápida que será de gran utilidad para los usuarios finales. Destacar también la enorme flexibilidad que ofrecen estas metodologías a la hora de definir funciones prioritarias y de establecer diferentes objetivos.

Por supuesto, estas metodologías no carecen de fallos. De hecho, al comenzar el proyecto, resulta bastante complicado determinar la cantidad de tiempo y de dinero que requerirá completar el proyecto, puesto que los requisitos irán cambiando constantemente. Dichas metodologías exigen también un elevado nivel de interacción entre el cliente y los desarrolladores, castigando también la falta de atención a la documentación disponible.

Herramientas y recursos

Entre las herramientas más utilizadas para llevar a cabo estas metodologías ágiles encontramos Trello, una plataforma gratuita online que permite a los trabajadores organizar en columnas verticales los flujos de trabajo, así como asignar las diferentes etapas del proyecto y crear categorías y checklists que permitan marcar las diferentes tareas realizadas.

También cabe mencionar Atlassian Jira, herramienta que facilita la organización de las diferentes fases de un proyecto de desarrollo software por medio de la asignación de cada una de ellas a los distintos colaboradores, así como la monitorización del desarrollo en equipo. ServiceNow resulta de gran utilidad a la hora de hacer seguimiento de los diferentes flujos de trabajo asumidos por los gestores, los empleados y los clientes.

Beneficios de la formación avanzada

Por medio de la formación avanzada se obtiene una mayor comprensión de las metodologías ágiles antes citadas, accediendo al mismo tiempo a insights detallados sobre la aplicación de dichas metodologías en entornos específicos. Así mismo, una educación centrada en las herramientas y tecnologías clave utilizadas en dichas metodologías, como la que podrás encontrar en el máster accesible a través de este enlace, permite a los profesionales explotar su máximo potencial, aprendiendo a utilizarlas de manera eficiente. Destacar también la posibilidad de mejora de las diferentes habilidades técnicas requeridas en el desarrollo de programas software por parte de los profesionales, tales como la programación, la integración continua, las pruebas automáticas… entre otros.

 

Publicado por

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.