Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Internet se ha presentado como una gran oportunidad para muchos negocios. El ecommerce ha visto grandes ventajas para que los negocios puedan hacer llegar sus productos y servicios a un público más amplio. Sin embargo, no siempre se le presta la atención necesaria a uno de los elementos más determinantes para que una compra tenga éxito: el método de pago. Según datos de informes especializados, 1 de cada 5 consumidores que abandonan la compra online lo hace por dificultades con el método de pago. Esto puede ser un gran problema para aquellos negocios que solo venden sus productos o servicios a través de Internet. Este es el caso de las compañías de comercio electrónico o las plataformas de juegos online, como Spin Palace casino online.

Es importante analizar las posibilidades de los distintos métodos de pago y ver cuál es el que mejor se ajusta a las necesidades de nuestro negocio.

Transferencia bancaria

Parece que las transferencias han quedado ya atrás con el paso del tiempo. Sin embargo, se trata de un método que continúa vigente hoy en día. Su principal ventaja es la ausencia de comisiones para la empresa, así como la facilidad de gestión para el vendedor. Esto hace que sea un método de pago especialmente atractivo para aquellos negocios que acaban de instalarse en la red y aún carecen de una estructura sólida.

Sin embargo, las transferencias bancarias no destacan por la comodidad que proporcionan a los clientes. Por lo general, el pago debe realizarse antes del envío, si tenemos en cuenta que el dinero puede tardar uno o dos días en ingresarse en la cuenta de destino, el proceso de compra se ve inevitablemente ralentizado. Por otro lado, este sistema no está automatizado, por lo que se requiere que un trabajador compruebe de forma manual la realización del pago.

Tarjeta de crédito o de débito

Es, sin duda, una de las formas de pago más usadas por los clientes españoles. Su principal ventaja es la inmediatez que proporciona, hecho que permite que el cliente pueda realizar la compra al momento. Además, de esta forma, el vendedor garantiza la recepción de importe antes de realizar el envío.

Por otro lado, esta modalidad ha ganado en los últimos tiempos confianza por su seguridad. Muchos bancos permiten actualmente crear tarjetas virtuales para realizar pagos puntuales de forma segura. Esto ha hecho que los clientes tengan menos reticencias a la hora de facilitar los datos de sus tarjetas.

Sin embargo, hay que tener presente que el uso de este método de pago requiere de una programación elaborada. Así mismo, es importante conocer el mercado en el que operamos ya que, si vendemos nuestros productos a otros países, es preciso asumir también los costes de gestión de las cuentas.

Paypal

Paypal funciona como intermediario entre el vendedor y el comprador y es, probablemente, el método de pago más extendido a nivel mundial. Su éxito radica en la seguridad que proporciona, ya que los compradores ven en este medio una garantía en la compra.

Al igual que las tarjetas, permite realizar pagos de forma inmediata, por lo que el proceso de compra no se ve afectado. No obstante, la implementación de este servicio conlleva el pago de comisiones, que pueden resultar elevadas en algunos casos.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.