Facebooktwitterlinkedin

Mercadona dio a conocer sus resultados financieros de 2020, un año en el que el eCommerce tomó un gran impulso debido a la pandemia del Covid-19, y que ha sido aprovechado por la empresa valenciana para hacer rentable su eCommerce.

En 2020 Mercadona facturó un total de 26.932 millones de euros, lo que se traduce en un 5,5% más que el año anterior, con un beneficio neto de 727 millones de euros, es decir, un 17% de incremento comparado a 2019. En cuanto a la venta online, el impulso a la digitalización de Mercadona en los últimos años ha visto sus frutos: si bien por el momento sus ventas online representan menos del 1% del volumen total de ventas de la empresa, ha logrado cuadruplicar esta cifra en solo un año y con ello alcanzar los 176 millones de euros en ingresos y 1,2 millones de pedidos, frente a los 46,1 millones de euros de facturación y 332.900 pedidos online de 2019 .

En general, y a pesar de la pandemia, la compañía ha incrementado su plantilla con 5.000 empleados más, de los cuales 93.300 puestos se crearon en España y 1.700 en Portugal. Mercadona ha realizado una inversión de más de 1.500 millones de euros en 2020 que han servido para finalizar el año con 70 supermercados más, 10 de ellos en Portugal, mientras 1.000 de sus tiendas físicas han sido adaptadas al nuevo modelo de tienda eficiente que la compañía afirma se encuentra enfocada en “impulsar un modelo de empresa más digital, productiva y sostenible”.

Mercadona ha logrado hacer rentable su eCommerce e impulsa su transformación digital

Los inicios de Mercadona en su eCommerce no fueron nada sencillos. La empresa comenzó con su operación online hace apenas tres años y lo hizo con un diseño bastante obsoleto, y tras un tiempo en el que pareció que la compañía no quería vender vía online, al fin remodeló su plataforma en en 2019 con una novedad: ofrecer envíos desde sus centros logísticos llamados “colmenas”, que si bien han mejorado la experiencia al cliente de forma general, la han limitado geográficamente debido a que por ahora solo ofrece este servicio en Barcelona, Valencia y ahora Madrid.

La nueva tienda online de Mercadona llega (por fin) a Barcelona

Un punto más que la empresa tuvo que afrontar es que durante las primeras semanas de confinamiento el eCommerce de Mercadona tuvo que suspender sus servicios. Posteriormente, en abril de 2020, la empresa abrió su nueva colmena en Madrid, lo que ha supuesto una inversión de 12 millones de euros, pero que unida a las colmenas ubicadas en Barcelona y Valencia ha logrado hacer despegar su canal online.

Aun hay un gran camino que recorrer para su eCommerce

Actualmente Mercadona cuenta con 1.400 trabajadores en sus colmenas exclusivamente dedicadas a preparar sus pedidos online. “En estas zonas tenemos la mejor página web. Hoy vendiendo online Mercadona gana dinero”, explicó en rueda de prensa Juan Roig, presidente de la empresa. En estas ciudades, las ventas de su eCommerce alcanzan el 4% del total.

A pesar de eso, su antiguo sitio web continúa en funcionamiento en la mayoría de las ciudades de España, lo que demuestra la lenta adopción del canal online en Mercadona, sin embargo tras los resultados obtenidos en 2020 la compañía asegura que reforzará su modelo online.

“2021 y 2022 van a ser años muy difíciles, y aunque hay muchas incertidumbres, hay más ganas de seguir superándolas”, aseguró Roig en su comunicado, “además del talento del extraordinario equipo que formamos y de los importantes avances que estamos haciendo en digitalización, una empresa necesita un liderazgo capaz de hacer todos los cambios necesarios; si no, desaparecerá. Cambios que pasan por hacer lo que haga falta para garantizar una calidad contundente a un precio imbatible, y continuar avanzando en promover un ecosistema de valores y acciones centradas en beneficiar a las personas, a la sociedad y al planeta”.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram