Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Cuando una empresa se plantea embarcarse en la aventura de difundir su mensaje a través de los canales del marketing online, normalmente se plantea dos cosas: cuánto dinero invertir (gastar, en la mente del directivo correspondiente) y a cuánta gente podrá alcanzar con ese presupuesto. Lo cierto, es que en general, ambas suelen ir de la mano.

Grandes presupuestos orientan las campañas (a nada que estén bien resueltas) a grandes alcances y, habitualmente, a grandes resultados posteriores para la marca. Sin embargo, hay casos en los que esta ecuación se rompe, y propuestas sencillas y no demasiado caras pueden conseguir un alcance inusitado. Como si un terrible virus comenzase a expandirse de forma acelerada entre los aterrados protagonistas de una película de ciencia ficción.

¿Sabes qué es el marketing viral o viral marketing?

Marketing viral : ¿Bueno, bonito y….?

El viral marketing engloba a todas aquellas acciones de marketing que se aprovechan de la interacción social entre los usuarios para crecer de forma rápida y a gran escala.

Habitualmente, el elemento básico que suele servir para representar al marketing viral es el de los vídeos, que aprovechándose del impacto que generan sobre quienes los visionan, cuentan con una difusión masiva, gracias a las veces que son compartidos. Así, y de forma completamente autónoma, el contenido viral va pasando de ordenador a ordenador (y de smartphone a smartphone) consiguiendo alcanzar rápidamente a una gran cantidad de gente.

Habitualmente, los contenidos estrella del marketing viral han estado relacionado con el humor, o con contenidos impactantes y que conmueven a quienes los ven. A fin de cuentas, el disparador necesario del marketing viral es el deseo de los usuarios de compartir algo en Internet, y eso sólo sucede cuando el contenido realmente impacta. En ocasiones, y precisamente, debido a la necesidad de este complicado mecanismo psicológico, un contenido se vuelve hiperpopular sin que su autor se lo hubiese propuesto explícitamente.

A fin de cuentas, ahí reside la magia del marketing viral.

No todo lo viral es marketing viral: ejemplos

Pero no todo lo que crece de forma viral pertenece a esta categoría del marketing. Plataformas como YouTube, Twitter o Facebook han servido para que textos, gráficos, chistes, memes y vídeos se hayan extendido de forma inimaginable por toda la Red, y a una velocidad increíble. Por centrarnos únicamente en los contenidos en vídeo: Cuando el autor del vídeo del Nyan Cat publicó en YouTube su creación no estaba realizando ninguna sofisticada campaña de publicidad para ninguna marca.

Básicamente, consiguió pasar a la historia de las redes sociales con algo que simple y exclusivamente respondía a un proyecto personal.

….barato? A veces el marketing viral es más caro de lo que piensas

No tienes más que echar un vistazo a ejemplos de campañas como las de OldSpice y su aguerrido hombre orquesta, o esta más reciente de DeltaAirlines en combinación con el infatigable y, literalmente, eterno, Nyan Cat. Incluso el hiperpopular vídeo de “Claro que sí Guapi” de Chicfy o el “Rapidito” de Vodafone podrían entrar en esta categoría de campañas infectocontagiosas de las que los consumidores no pueden olvidarse con facilidad.

Es verdad que, en ocasiones, hay contenidos que sin demasiada preparación se expanden como el más mortífero de los virus, pero muchas empresas esconden grandes presupuestos detrás de sus campañas de marketing viral. Actores profesionales, directores conocidos y medios técnicos de primera calidad que ponen su granito de arena para que el contenido guste y sea compartido de forma compulsiva por miles (o millones) de personas.

 Vídeos como este no se graban solos….

Shares