Facebooktwitterlinkedin

Dentro del ámbito empresarial, y de negocio en general, uno de los conceptos más ampliamente utilizados es el de «marketing». El marketing lo podemos entender como los procesos, acciones o estrategias a partir de las cuales se da un valor a los productos o servicios en orden de fomentar su compra. Es decir, son las acciones tomadas para impulsar las conversiones y generar un interés por parte de los consumidores en los productos o servicios ofrecidos.

Teniendo en cuenta hoy día, estas estrategias se dan principalmente en medios digitales, lo que ha llevado a evolucionar el concepto de marketing hacia el de marketing digital. El cual ha pasado a suplir a su predecesor y se ha instaurado como uno de los pilares de negocio para las empresas.

Este constante cambio y la importancia que ha tomado para los negocios y empresas, demanda una preparación y entendimiento de su desarrollo, lo que como respuesta ha propiciado la aparición de diversos cursos y másteres especializados, como el Máster en Marketing Digital de La Universidad Complutense de Madrid. De esta forma, a través de estos nuevos grados de estudio es posible que los profesionales e individuos interesados puedan formarse apropiadamente para afrontar la evolución de este aspecto tan importante del ecosistema de negocio.

El gran boom del marketing digital en los 90’s

Desde su llegada en la década de los 90, el marketing digital ha estado en constante evolución, adaptándose a las nuevas corrientes y medios que surgen en el ecosistema digital. Su primera aparición fue de la mano de las plataformas de búsqueda, específicamente del buscador Archie, que funcionaba como los buscadores actuales y permitía a empresas rastrear la información de los clientes.

Por aquel entonces ya comenzaba a ser popular el uso del correo electrónico, lo que llevó a las marcas a ver los emails como un medio útil para conseguir hacer llegar sus mensajes directamente al buzón de su público objetivo, en lo que venía a ser la versión digital de las clásicas campañas de buzoneo y envío de correo tradicional.

En esa época también comienzan a aparecer los primeros banners, anuncios publicitarios en los sitios web que imitan los espacios que las marcas ocupaban en las publicaciones en papel. Este, a pesar de ser uno de los primeros formatos del marketing digital, sigue plenamente vigente 30 años después. Avanzando en esta década los buscadores como Google o Yahoo, siguieron impulsando el marketing digital, mientras el SEO nacía para tratar de aprovechar la visibilidad que daban los resultados de búsqueda.

El SEO, u optimización de buscadores es una de las herramientas más importantes dentro del marketing digital, y busca optimizar el posicionamiento de las webs en los buscadores como Google, a través de técnicas de mejora del rendimiento de la web, los factores de posicionamiento on-page o los links recibidos desde webs externas, entre otros.

Con la creciente importancia del marketing digital y su relación con los motores de búsqueda y el contenido en internet, Google dio un paso al frente con diversas herramientas desarrolladas especialmente para la gestión de estas estrategias. De esta forma, nos encontramos con diferentes productos del gigante de Mountain View, como Google AdSense, Analytics, Adwords, Keyword planner… Estas diversas herramientas han ayudado a consolidar el marketing digital como un aspecto indispensable para las empresas. Ayudando a controlar las diferentes estrategias de marketing, ya sea por medio de email, buscadores, anuncios publicitarios, SMS, etc.

El futuro del marketing digital, las redes sociales y los influencers

La penetración de los medios digitales en los últimos años ha sido exponencial, al punto de que  muchos aspectos de nuestro día a día se desarrollan dentro de este ecosistema. Esta situación también ha dado un impulso particular a las estrategias de marketing digital, incorporando nuevas variables como las redes sociales, cuyas grandes referencias, como Facebook, LinkedIn, Youtube o Twitter nacieron a principios de los 2000.

Los usuarios digitales pasan una gran parte de su tiempo conectados dentro de estas plataformas de interacción. Por ello, integrarlas al marketing digital supuso una ampliación en el mismo, que dio paso a nuevas tendencias y estrategias. Un ejemplo de ello es el marketing de influencers, que  aprovecha las comunidades que forman los creadores de contenido en redes sociales para promover productos o servicios y relacionarse con los consumidores. Otro aspecto que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años ha sido el marketing a través de las emisiones en directo o streaming. Que además ha tenido una particular aceptación en el panorama del eCommerce, especialmente en el mercado asiático, mediante el live stream commerce.

Como podemos ver, la evolución y crecimiento del marketing digital ha sido continuo y dependiente de las nuevas tendencias.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram