Copiar enlace

Lush es una marca de productos cosméticos y de cuidado personal, reconocida por su enfoque ético, sostenible y libre de crueldad animal. Fundada en 1995, la empresa británica ha ganado renombre mundial por su compromiso con la fabricación de productos frescos y hechos a mano, utilizando ingredientes naturales y sostenibles.

La creciente preferencia por productos cosméticos sostenibles y libres de pruebas en animales responde a una conciencia cada vez mayor sobre la importancia de prácticas éticas y responsables. Los consumidores contemporáneos buscan no solo cuidar de su propia salud, optando por ingredientes naturales y libres de químicos agresivos, sino también contribuir a la preservación del medio ambiente. Es por ello que Lush se ha vuelto una opción a considerar para quienes buscan cuidarse y cuidar el planeta.

Página de inicio de la web de Lush

Un compromiso férreo: sin pruebas en animales, ingredientes naturales y de calidad

Creada hace ya casi 30 años por Mo Constantine, Mark Constantine, Rowena Bird, Helen Ambrosen, Liz Bennett y Paul Greeves; la fundación de la compañía se basó en la convicción de que la eficacia no requería grasas animales ni pruebas en animales, sentando así las bases para su compromiso a largo plazo con la sostenibilidad. En la actualidad, aproximadamente el 95% de la línea de productos de Lush es vegana, reflejando su compromiso con esta causa.

La empresa no se limita a adoptar una postura firme contra la experimentación con animales; va más allá al buscar e inventar alternativas seguras para los ingredientes. La ética de Lush se centra en la obtención responsable y sostenible de ingredientes, evitando sustancias nocivas como los organismos genéticamente modificados y los pesticidas.

El compromiso de Lush con la sostenibilidad se refleja incluso en la elección de proveedores para ingredientes como la miel y la lanolina. La miel proviene de Zambia, donde se practican técnicas tradicionales y sostenibles de apicultura, mientras que la lanolina se obtiene de ovejas cuyo vellón se utiliza para la producción de lana, asegurando un proceso ético desde el inicio.

Lush también ha dado pasos significativos en la reducción de residuos plásticos. A través de programas de reciclaje y la introducción de productos «desnudos» (es decir, sin embalaje), la empresa busca minimizar su impacto ambiental. La última iniciativa de Lush en este ámbito es un programa de reciclaje donde los clientes «alquilan» envases y los devuelven después de su uso.

Lush vende productos «desnudos»

El enfoque sostenible de Lush hacia el packaging destaca su compromiso con la reducción del impacto ambiental. Con aproximadamente el 65% de su línea de productos anuales vendidos sin envases, conocidos como «desnudos» la marca ofrece a los consumidores una opción zero-waste. Utilizando plástico 100% reciclado en botellas, introduciendo knot-wraps biodegradables y empleando materiales como el eco-flo de fécula de maíz para proteger productos en regalos y compras online. Además, la empresa utiliza bolsas y etiquetas sostenibles, completando un enfoque integral que aborda la reducción de plástico, la reutilización y la adopción de materiales biodegradables en su empaque.

Captura de la web de Lush que muestra parte de su oferta de champú sólido, que se vende sin packaging, siendo parte de su línea de productos "desnudos"

Lush es anti-social

La empresa de cosméticos tiene una relación muy curiosa con las redes sociales. En 2021 anunció una campaña titulada «Lush se está volviendo anti-social» con la que le dio la espalda a sus perfiles de Facebook, Instagram, TikTok y Snapchat, argumentando que las redes no proveen un ambiente seguro para sus usuarios. La compañía expresó su preocupación por los efectos nocivos de las redes sociales, destacando los peligros y daños causados por los algoritmos y la falta de regulación en estas plataformas.

La marca, conocida por su enfoque ético y compromiso con el bienestar, busca desconectarse de las redes sociales para proteger a sus clientes del daño y manipulación asociados con estas plataformas. Lush anunció la desactivación de todas sus cuentas en las mencionadas redes sociales y prometió invertir en nuevas formas de conexión, así como en la mejora de canales de comunicación alternativos.

Captura de pantalla que muestra el feed de Lush en Instagram, repleto de publicaciones mostrando su preocupación por el efecto de las redes sociales

De hecho, si actualmente ingresamos a sus perfiles de Instagram, tanto la cuenta británica como la española, se ven solo 9 publicaciones en las que explican el daño que perciben en las redes sociales.

Foto: Lush

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!