Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

¿Has calculado el número de veces que consultas tu teléfono móvil al día? Seguramente coincidirás en que hoy los dispositivos móviles tienen un valor inconmensurable para la vida diaria, aspecto que termina impactando indirecta y directamente en la economía global.

Benoit Tabaka, Senior Policy Manager en Google, compartió recientemente datos interesantes sobre lo que se denomina la “economía móvil” y su impacto a futuro en el mundo y en especial en Europa, durante la European Ecommerce Conference celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Los dispositivos móviles impulsan la economía mundial

Desde Bilbao, ciudad sede de dicho evento, Tabaka afirmó que los teléfonos móviles no sólo sirven en diversas funciones técnicas (enviar un mensaje o consultar información), sino que su valor agregado está en los sentimientos y emociones que estos generan, pues permiten la comunicación global en cualquier momento a sus usuarios, brindándoles respaldo como herramientas (él defiende una frase en especial: “quien tiene un smartphone no está solo“).

En ese sentido, Tabaka define que la economía móvil sigue creciendo a paso lento pero seguro: así,  hace años había empresas especializadas al desarrollo de la telefonía móvil, pero hoy en día son las propias productoras las que se ocupan de esta tarea.

Cogiendo a su propia empresa como ejemplo, Google ha invertido 7.000 millones de euros en lo que va de 2015 en el desarrollo móvil. Con ello, se han creado miles de puestos laborales, siendo poco más de 650.000 el tamaño de la plantilla sólo en Europa.

El papel protagonista de Google en el sector de los dispositivos móviles

Si tomamos a Google como el ejemplo de una empresa promotora de la economía móvil, fácilmente podríamos catalogarla como una de las líderes, pues cuenta con 1.400 millones de usuarios y más de un millón de aplicaciones para dispositivos móviles en su “app store”, en la que hasta el día de hoy se han generado más de 50.000 millones de descargas. Al final, todo esto se traduce en transacciones económicas para las empresas y organismos involucrados. En economía móvil.

Las previsiones, por naturaleza, invitan al crecimiento en los próximos años no sólo contemplando a la economía móvil como el desarrollo de smartphones, sino también de las tabletas, los relojes inteligentes y otros tipos de dispositivos móviles que se puedan sumar.

Para Tabaka, España está aún lejos de tener una oferta relacionada con los dispositivos móviles que responda de manera efectiva a las necesidades de la nueva sociedad, pero no es la única nación, pues Europa y el mundo deben de trabajar en el mercado digital único para que la economía móvil crezca mucho más de lo que ya lo hace hoy en día.

Shares