Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Un estudio reciente publicado por la empresa de investigación YouGov considera que los adolescentes no tienen clara su confianza en los anuncios. Según los datos extraídos, los adolescentes en Estados Unidos están divididos en lo que se refiere a anuncios que ven, leen o escuchan. Un 47% de los encuestados, de entre 13 y 17 años, creen que los anuncios que han visto sí son algo fiables. Mientras, un 46% opina todo lo contrario y un 6% no se ha formado una opinión al respecto.

¿Un problema de saturación?

El hecho de que haya un 47% de adolescentes que sí creen en los anuncios que perciben puede venir dado por la cantidad desproporcionada de publicidad que reciben en plataformas como Snapchat o Instagram, que usan con gran frecuencia.yougov

“Eso podría hacerlos menos inclinados a desconfiar instintivamente de los anuncios. Al mismo tiempo, un adolescente es más probable que vea un anuncio porque ha sido compartido por un amigo a través de las redes sociales, por lo que también puede darle más credibilidad”, comentó al respecto el analista Mark Dolliver en eMarketer.

En cualquier caso, este porcentaje no puede ser un motivo de celebración para los publicistas y marcas. Y es que aunque casi la mitad de los adolescentes tienen cierta confianza en los anuncios, sólo un 9% los definió como “muy confiables”, mientras que un 38% los calificó de “algo confiables”. Eso sí, el 58% admitió que los anuncios les ayudan a decidir sus compras.

yougov2

Los adolescentes son más propensos a saltarse los banners invasivos

De forma paralela, datos de Kantar Millward Brown (una de las agencias de investigación internacional líderes) encontraron que los usuarios de Internet adolescentes de todo el mundo tienen más probabilidades de impacientarse con los anuncios digitales invasivos (anuncios de display, anuncios de vídeo, o anuncios de reproducción automática en los canales sociales) que las personas mayores.

confianza en los anuncios2

Los adolescentes también son significativamente más propensos a saltarse estos anuncios que la gente de más edad. Pero esto no implica que la audiencia teenager sea la que más recurre a bloqueadores de anuncios para evitar publicidad intrusiva, quizás por una menor tasa de propiedad personal de los dispositivos desde los que se conectan.

Datos, en todo caso, curiosos sobre el impacto de la publicidad en un sector de la población muy joven y con una sobreestimulación que viene dada a través de distintos medios, principalmente las redes sociales.

 

Shares