Facebooktwitterlinkedin

Según datos de McKinsey, las interacciones digitales con los clientes crecieron rápidamente en 2020 por necesidad. En Europa, por ejemplo, el 55% de las interacciones fueron digitales en julio de 2020, en comparación con el 32% en diciembre del año anterior.

¿Cómo de fuerte es tu marca a nivel online? ¿Está preparado tu eCommerce para un entorno cada vez más digital? Asegurarse una presencia online sólida es clave, especialmente en mercados competidos, y una de las formas de trabajarla es a través del inbound marketing. El inbound marketing es una metodología que te permite establecer una relación de confianza con el usuario a través de técnicas de marketing no intrusivas. Además, su enfoque basado en contenidos tiene como beneficio añadido el refuerzo de tu reputación como experto y líder del sector.

La metodología inbound

El inbound marketing es una metodología estructurada, que se divide en cuatro fases:

  1. Atraer. Consigue tráfico cualificado para tu página web a través de una combinación de técnicas como el marketing de contenidos, el SEO, las redes sociales o la publicidad online.
  2. Convertir. Genera una base de datos para tu compañía recopilando los datos de tus visitantes a través de formularios. 
  3. Educar y cerrar. Mantén la comunicación con tu base de datos para que estén informados de temas y ofertas de su interés.
  4. Deleitar. No te olvides de mantener la relación con tus clientes. Incentiva que vuelvan a comprar, que recomienden tus productos o servicios y que se mantengan actualizados en tu blog o redes sociales.

Pero más allá de esta base metodológica quizás te preguntes: ¿esto exactamente cómo se aplica a mi día a día?

Los primeros pasos para hacer inbound marketing

Aquí te dejamos los 5 pasos para empezar con tu estrategia inbound:

1. Define tu buyer persona

First things first. Lo más importante antes de empezar con cualquier acción de marketing (online o no) es conocer a quién nos dirigimos. Dentro del inbound marketing, hablamos de buyer persona para referirnos al arquetipo de nuestro cliente ideal

A grandes rasgos, tu perfil de buyer persona debería incluir información sociodemográfica y de comportamiento. Algunas de las preguntas clave que deberías formularte son: ¿Cuál es el problema o la necesidad que le mueve hacia la compra? ¿Dónde se informa mi público objetivo y quiénes son sus referentes? ¿Qué redes sociales utiliza habitualmente?

Si realizas una búsqueda rápida en Google encontrarás multitud de plantillas que te ayudarán a estructurar tu reflexión. 

2. Crea y optimiza tu blog corporativo

Según una investigación de Optinmonster, las páginas web que también disponen de un blog tienen un 434% más de páginas indexadas. Eso significa más oportunidades de que tu buyer persona te encuentre cuando realice una búsqueda.

Además, según datos de Content Marketing Institute*, el 61% de los consumidores online hicieron una compra basándose en las recomendaciones de un blog (*datos centrados en los Estados Unidos).

Si juntamos el poder prescriptor de un blog junto con su poder de hacernos más visibles en Google, ¿qué tenemos? ¡Una herramienta muy poderosa para cualquier eCommerce!

Define un plan de contenidos basándote en las necesidades e intereses de tu buyer persona. Publica contenido original en tu blog y asegúrate de que sigues las buenas prácticas para que esté optimizado para los buscadores

3. Difunde tus contenidos

El esfuerzo que dedicas a crear contenido merece ser recompensado. Usa tu blog como fuente de contenidos para tus perfiles corporativos en redes sociales, entabla relaciones con otros portales para llegar a nuevos públicos, aprovecha el potencial de foros de consumidores o de grupos en redes como Facebook o LinkedIn.

También puedes destinar cierto presupuesto a campañas de publicidad online. La publicidad online es una buena técnica para acelerar tus resultados

En este caso, define una segmentación lo más similar posible a tu buyer persona si las campañas son en redes sociales o afina muy bien las palabras clave si vas a realizar una campaña de búsqueda en Google Ads. Así te asegurarás de que el dinero que inviertes atrae a un público afín a tu negocio.

4. Convierte tus visitantes en registros

Una vez empieces a recibir un flujo constante y creciente de visitas en tu página web (de forma orgánica a través de google o a través de acciones en redes o en publicidad), llega uno de los momentos cruciales en el inbound marketing: la generación de leads

Ofrece alicientes para la conversión dentro de tu página web como pueden ser una newsletter exclusiva, webinars, guías descargables, cuestionarios o infografías, entre otros. ¿Adivinas en base a qué optarás por un formato u otro? Exacto, en base a tu buyer persona.

También puedes ligar la conversión a un descuento en la primera compra, para motivar a aquellos usuarios que estén más cercanos a la transacción. En caso de que finalmente no finalicen el proceso, dispondrás de sus datos para realizar acciones de recuperación de carrito abandonado.

5. Educa y fideliza

Ahora que ya dispones de una base de datos es momento de sacar la artillería pesada. La automatización del marketing es un conjunto de técnicas que te permiten conectar con los usuarios que se ajustan a tu perfil de cliente ideal de forma automática

Con el lead nurturing puedes definir cadenas de correos electrónicos automatizados que acerquen al usuario hacia el momento de la compra. 

En función del origen de tus contactos (suscripción, webinar, guía, descuento…) define cuál es el recorrido que deberían hacer para avanzar en su proceso de compra. En tus emails deberás abordar sus principales objeciones y dudas, reforzar tu reputación (los casos de éxito o testimoniales son geniales para ello) y mostrarle las mejores opciones del catálogo para dar respuesta a su necesidad y que finalmente se produzca la compra.

La ventaja del lead nurturing es que es una técnica muy versátil y te permite también mantener el contacto con los clientes tras la transacción. Todo ello sin implicar tiempo ni esfuerzo por parte de tu equipo.

Como puedes ver, estos pasos te permiten estructurar la captación de nuevos clientes para tu comercio electrónico y mejorar tu prestigio y tu posición como referente en el mercado. Todo ello actuando a la vez en el mejor interés del cliente. 

Si te interesa aprender con más detalle cómo puedes aplicar el inbound marketing a tu eCommerce, te recomendamos que eches un vistazo a esta guía en PDF.

¡Descarga la guía!

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!