Facebooktwitterlinkedin

Las empresas de paquetería y logística moverán 50 millones de envíos correspondientes a las compras del Black Friday, que este año tendrá lugar el 27 de noviembre y que será, debido a la pandemia, el viernes negro más digital de nuestra historia. Se trata de volúmenes un 30% superior a los registrados el año pasado, según ha confirmado UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte de España.

La patronal de la logística prevé que los días posteriores al Black Friday las empresas de reparto transporten cada día 3,5 millones de envíos de media. Una cifra que rozará los 5 millones el lunes siguiente al famoso viernes negro.

Los envíos del Black Friday supondrán el 50% del total de la campaña navideña

Para afrontar este pico de actividad, el sector contará con 1.100.000 trabajadores, un 30% más del volumen de empleados medio del sector. En los últimos meses las empresas han reforzado la incorporación tanto de repartidores como de personal de atención al cliente, operarios de almacén, especialistas en previsión de demanda y analítica de datos y responsables de operaciones. Las nuevas incorporaciones de este año no se han producido, como viene siendo habitual, en el mes de septiembre sino que se han ido incorporando de manera progresiva desde el inicio de la pandemia, debido al enorme incremento que el comercio electrónico ha experimentado desde entonces.

“Las empresas de logística y transporte que ofrecen sus servicios al comercio electrónico afrontan picos de actividad constantes desde que en marzo se decretara el estado de alarma. Ahora, en noviembre, las ofertas del Black Friday se prolongarán durante varias semanas para incentivar el consumo, lo que producirá el mayor pico de actividad del año. De hecho, los envíos del Black Friday representarán el 50% del total de la campaña navideña, que prevemos que sume este año 100 millones de entregas”, explica Francisco Aranda, presidente de UNO.

“Del total de ventas de la campaña navideña, un 25% se produce durante la semana del Black Friday y cerca del 15% en la semana de Reyes”, comentó Aranda. Sin embargo, la campaña navideña no termina en el día de Reyes para las empresas de logística, ya que durante enero se producen varias devoluciones de regalos y compras que deben ser gestionadas por medio de la denominada logística inversa

El peligro de las roturas de stock

Ante semejantes volúmenes de pedidos, en un momento crítico como el Black Friday y la campaña de Navidad, que representan entre el 40% y el 50% de las ventas totales, la gestión eficaz y una mejor previsión del stock es determinante para completar con éxito el proceso logístico. Para una tienda online con una facturación anual de 10 millones de euros, las roturas de stock pueden suponer dejar de ingresar más de 1,2 millones de euros al año, según estimaciones de uSizy Smart Business, plataforma de gestión inteligente de tiendas online de moda y calzado.

“Diversos estudios del sector, como los realizados por la Harvard Business School, coinciden en que, ante una situación de rotura de stock, en torno al 9% de los usuarios renunciará a la compra, un 37% comprará un producto de otra marca y un 21% buscará ese mismo producto en otra tienda online. Y si esa situación se repite hasta en tres ocasiones con el mismo cliente potencial, su rechazo y frustración aumentará y un 70% no volverá a intentar comprar más en ese ecommerce”, explica Iñaki García, cofundador y CEO de uSizy.

El impacto negativo de las roturas de stock para un comercio electrónico de moda, ya sea una pyme o una gran empresa, representa una pérdida del 10% de sus ingresos que se traduce en una desviación de los objetivos de venta, en la reducción de la satisfacción del cliente y su fidelización, y en mayor probabilidad de que este termine en la competencia.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram