Facebooktwitterlinkedin

2021 se presenta como un año de crecimiento para muchas empresas, y Lidl no se ha quedado atrás al establecer una alianza con Nike. Con este inesperado acuerdo la tienda online del gigante alemán de los supermercados ya dispone de una selección de productos de la marca deportiva.

Un acuerdo low cost

Este acuerdo comercial está enfocado a un mercado low-cost, en el que generalmente se maneja Lidl, por lo tanto la variedad de productos disponible no es tan amplia, contando con algunos modelos de sudaderas, pantalones, camisetas y bolsos. Estos productos de la línea básica de Nike solo estarán disponibles en la web de Lidl, a unos precios que oscilan entre los 14,99€ y los 39,99€.

En 2019 Nike se retiraba del marketplace de Amazon, para apostar por un comercio digital propio, por ello esta alianza puede verse como inesperada. A partir de esto, la marca deportiva inició un proceso de conversión de un modelo de mercado al mayor con una red de distribuidores, a un modelo de venta directo al cliente liderado por su tienda oficial.

Estrategia que sin duda dio frutos, puesto que para los últimos meses de 2020 las ventas online de su propia tienda suponían un 30% del total. Ahora bien, con el acuerdo con el supermercado, Nike pretende potenciar sus productos de gama baja en un momento donde su red de distribución se ha reducido.

Por qué Lidl

Por otra parte el interés de la marca americana en  Lidl no carece de fundamento. Esta empresa ha tenido un crecimiento constante, y en el ámbito de la moda también ha logrado destacar. Por ejemplo en 2014 realizaba un acuerdo parecido al establecido con Nike, pero con la marca Custo ayudando a potenciar sus ventas al mayor.

De igual forma sus incursiones en el mercado de ropa no se dan solo por medio de alianzas con distintas marcas. El año pasado comenzaron a vender unas zapatillas deportivas con los colores y el logotipo de la marca, sin grandes pretensiones. Sin embargo, la recepción por parte del público fue increíblemente positiva, al punto de que terminaron por fabricarlas y venderlas de forma masiva.

En un primer momento se presentó como una edición limitada de 400 pares, agotándose en pocas horas, lo que motivó que se revendieran en webs como eBay a precios exorbitantes. Una situación que se revivió en los distintos países donde ofertaron las zapatillas, llegando a colapsar su página web en España, donde en tres horas ya estaban agotadas.

Como vemos Lidl no es simplemente una red de supermercados, sino que posee un gran alcance y una sólida posición en el mercado europeo. Tan solo en 2019 el grupo Schwarz, al que pertenece esta empresa, facturó 100.000 millones de euros, siendo un 80% de sus ingresos producto de Lidl.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!