Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

DMP son tres letras casi mágicas en el mundo de marketing online. Tras estas siglas se esconde una solución tecnológica pensada para sacar el mayor partido a los datos. La necesidad de racionalizar el uso de éstos, de lograr una mejor visión del recorrido del cliente desde un prisma crosschannel, o de optimizar el ROI de las campañas en medios, otorgan hoy sentido a la Data Management Platform.

Qué es el DMP o Data Management Platform

¿Pero en qué consiste una Data Management Platform? En pocas palabras, en una plataforma que nos permite recopilar datos heterogéneos de clientes online, cruzarlos y compararlos entre sí, analizarlos para tener una visión más amplia y, en última instancia, tomar mejores decisiones. 

Pero el éxito de una DMP radica tanto en la propia plataforma como en su implantación. Para que una empresa alcance y supere sus objetivos, se imponen varios requisitos previos: centrarse en el cliente, focalizar las acciones sobre perfiles objetivos, y aceptar trabajar de manera diferente.

Cuando una empresa emprende este camino, debe poder dejar atrás lo que dictan las modas y lograr calcular, incluso antes de plantearse cuestiones sobre prestatarios o soluciones, los beneficios que el cliente podrá disfrutar gracias a esta nueva herramienta. Ese es el verdadero reto: volver a plantear la acción de marketing, la compra de publicidad, las campañas de email o las ofertas objetivas para adaptarse a las expectativas del consumidor en tiempo real.

El reto del DMP en la era de la omnicanalidad

Hace tiempo que los clientes cambiaron las reglas de juego, y obligaron a los departamentos de marketing a la omnicanalidad: sitios web, aplicaciones para smartphone, sitios móviles… La dificultad está en realizar el seguimiento de los clientes sin importar el canal que hayan decidido utilizar para interactuar con la marca. 

Con la ayuda de una DMP, es posible conciliar todos los datos recopilados y reunirlos. Para ello, acerca los diferentes métodos de identificación del cliente, a fin de proporcionar una visión sintetizada de las interacciones de éste, sin importar los canales que haya escogido ni los dispositivos que haya utilizado. 

Así, es capaz de reconocer a un cliente a través de su ID (si éste utiliza una aplicación), de su dirección email (si se ha inscrito a una newsletter), o si escanea un código QR en una revista, por ejemplo. Actúa, por lo tanto, como elemento clave de la conciliación de los datos. Gracias a este conocimiento más preciso y global del cliente, las marcas consiguen adaptar sus ofertas, proponer una experiencia más satisfactoria para sus clientes y, en definitiva, mejorar la conversión.

Casos de éxito en DMP

Pero como el movimiento se demuestra andando, nada como citar algunos casos en los que la DMP se revela decisiva:

FNAC

Una compañía de referencia en el mundo del retail, que genera unos volúmenes enormes de datos digitales. Tanto a través de su web como de su CRM y su programa Club FNAC, descubrió que les faltaba aprovechar esas ingentes fuentes de información.

Equiparse con una DMP les ha permitido responder a dos cuestiones estratégicas: por un lado, realizar campañas de medios con mayor rendimiento, rentabilizando así sus presupuestos; y por otro, beneficiarse de un aumento del tipo de conversión mediante escenarios que favorecen el cross-selling. Hoy FNAC dispone de una mejor segmentación de los perfiles y, por lo tanto, de sus acciones de Marketing. Su tasa de conversión ha aumentado, y su ROI también.

Vogages-scnf.com

Los responsables de Marketing Digital de esta compañía, especializada en viajes ferroviarios por Europa, estaban convencidos de que los datos podían permitirles administrar eficazmente sus campañas de adquisición de manera interna. Ya los utilizaban para la personalización, pero necesitaban ir más lejos.

Su DMP ha sido diseñada para crear audiencias objetivas, con el fin de racionalizar las campañas display y publicitarias. Así, ahora pueden aislar ciertos perfiles y establecer un contacto permanente con esa audiencia a la que, más allá de las campañas display, transmitirles ofertas promocionales y mejorar sus ventas.

SFR

La operadora francesa de telefonía móvil se enfrentaba a un desafío común en su sector, como es la retención de los clientes. La compañía consideraba imprescindible recurrir a los datos para dirigirse a los clientes de forma específica, a fin de prevenir o contrarrestar sus posibles motivos de descontento o de falta de compromiso.

La DMP les permite adoptar una estrategia cross-channel precisa, pero además flexible, dado que sus fuentes de datos son numerosas y cambiantes. Así, pueden enviar ofertas a medida de cada segmento, con lo que alcanzan una alta rentabilidad de sus compras online.

Pero SFR aprovecha también la DMP en su estrategia de captación de clientes, ya que el hecho de optimizar la compra personalizando los mensajes según la audiencia, les lleva a evitar frustraciones o decepciones que posteriormente se traduzcan en potencial abandono.

DMP: un gran aliado para tu marca

En definitiva, una DMP es la solución perfecta para forjar un sólido vínculo con cada uno de los clientes de una marca. La potencia de la tecnología es evidente, pero para dominarla y aprovecharla al máximo debe seguirse una metodología concreta: aceptar replanteamientos constantes, desafiar las intuiciones y no dejar nunca de probar nuevas estrategias, nuevos dispositivos…

Esto es, aprender continuamente del mercado, de las tendencias y de los propios clientes.

Pero esto no es todo. En su Libro Blanco, Eulerian Technologies comparte muchos más detalles sobre cómo sacar el mejor partido de las campañas de Marketing. Descárgate el libro blanco en este enlace.

 

Imagen: ShutterStock

Shares