Facebooktwitterlinkedin

Los tiempos cambian y la sociedad también y más, tras la llegada de internet, que ha puesto patas arriba todos los ámbitos de la vida. Internet ha traído consigo una revolución informativa. A través de blogs, páginas especializadas, documentos descargables, prensa, plataformas de vídeo… es muy fácil acceder a la información y la cultura. El autodidactismo es más accesible que nunca. La red global no solo afecta a cómo podemos conseguir la información, también ha supuesto un cambio en el paradigma de consumo. Desde que internet llegó a nuestras vidas han aparecido un gran número de tiendas online, los e-commerces. Son tiendas que venden y/o compran y distribuyen productos, información o servicios a través de internet. Las copisterías también han dado el paso de abrir la vía digital para llegar a sus clientes. En la red encontrarás copisterías online como Copyshow o muchas otras.

Ventajas de las copisterías online

Crear e-commerces conlleva una serie de ventajas para las empresas, pero también suponen más facilidades para los consumidores. A continuación, se desglosan algunas de las ventajas que ofrecen a los clientes estas copisterías online:

  • Comodidad para gestionar los pedidos desde la oficina o desde casa: los negocios online se pueden gestionar desde cualquier sitio. Gracias a internet no es necesario desplazarse hasta la copistería. Todas las gestiones se pueden realizar desde la oficina, desde casa o desde cualquier sitio en el que dispongas de conexión a la red y, como ahora cada teléfono móvil es como un pequeño ordenador, se pueden realizar desde cualquier parte.
  • No hay que hacer colas: no tener que visitar la tienda física tiene la enorme ventaja de que no tener que soportar las desesperantes colas a las que más de una vez hay que hacer frente en las copisterías tradicionales.
  • Acceso a tiendas y servicios que no están en tu zona geográfica: internet ha cambiado por completo los conceptos de tiempo y espacio. Hoy día es posible comprar en una tienda que está a miles de kilómetros de distancia, así que los clientes ya no están sujetos a los servicios que ofrece la copistería más cercana.
  • Disponibilidad 24/7: los catálogos de las copisterías online están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En cualquier momento se pueden realizar pedidos, encontrar información de la copistería o consultar el catálogo. No es necesario estar dentro del horario comercial. Eso sí, la atención al cliente, las respuestas a los correos electrónicos y el envío de los pedidos tendrá que ser dentro del horario comercial.
  • Buen canal de comunicación con la empresa: el contacto con los profesionales de la copistería se realiza a través del teléfono y del correo electrónico, una herramienta muy útil e instantánea para trabajar.
  • No hay que manejar dinero en efectivo: no hay que pagar en metálico. Cada copistería online tiene sus métodos de pago. Cuantos más métodos de pago disponga la copistería mejor, porque se estará abriendo a un mayor abanico de clientes. Pagar mediante transferencia, tarjeta de crédito, PayPal… y muchas otras formas de pago.
  • Es una copistería tradicional: una copistería online no deja de ser una copistería tradicional, pero con el añadido de que ofrece los servicios a través de internet. Es raro encontrar una copistería digital que no tenga tienda física.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!