Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

WhatsApp, Line, Pou, Candy Crash, Bubble Shooter, Swype, Shazam…. sean gratuitas, de pago, lúdicas o prácticas, la lista de apps a la que nos hemos acostumbrado desde la llegada de los smartphones a nuestras vidas es tan extensa que es imposible recoger en un solo post todos sus extraños nombres. Cada semana se publican cientos de app nuevas, y, cada semana, los usuarios de smartphones las descargan hasta llegar a cifras… multimillonarias.

Miles de millones de descargas

En mayo de 2013, Google anunció que había llegado a alcanzar la escandalosa cifra de 1.000.000 de todo tipo de apps y juegos disponibles en su tienda Goolge Play, con un crecimiento del 43% en menos de un año. Poco después, en octubre, su gran competidora, Apple, alcanzaba esa misma cifra en su app store.

Según el informe “Mobile app marketing: 10 tactics used by succesful marketers”, de la agencia eMarketer la tendencia es clara: tanto el número de aplicaciones como de descargas seguirán creciendo en los próximos años. Si en la actualidad, el número de descargas anuales de aplicaciones móviles en todo el mundo ronda los 82.000 millones, la previsión es que esta cifra se duplique en los cuatro años próximo, alcanzando los 160.000 millones en 2017.

A la caza de la app

Otro de los puntos en los que se centra el estudio de eMarketer es en el proceso que siguen los usuarios de smartphones en Estados Unidos a la hora de encontrar la app de sus sueños. La inmensa mayoría (55%) buscan apps navegando por las distintas tiendas de aplicaciones, mientras que un 35% acude a ellas dirigido por el consejo o recomendación de amigos y familia. Un 18% de los encuestados afirma haberse guiado también por comentarios y recomendaciones vistas en redes sociales.

Mucho más que una simple aplicación móvil

Las app, especialmente las de juegos, se están convirtiendo en mucho más que simples programas de usar y tirar. Hace poco conocimos que en 2013 los consumidores gastaron más en las tiendas Apple Store y Google Play que en sistemas de videojuegos portátiles, tales como Nintendo 3DS y PS Vita, gracias a rotundos éxitos como el de Candy Crush.

Shares