Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Lentos. Pesados. Plomizos. Exasperantes. Hay sitios web que tardan más en manifestarse de forma presentable en tu pantalla que el fantasma de un caracol somnoliento. Lamentablemente, esta tendencia se está acentuando cada vez más, y vista la evolución de la velocidad de carga de algunos de los principales eCommerces del mundo, es previsible que en unos años te acostumbres a acompañar tu navegación por la eCommercesfera de un paquete de palomitas y un vídeo de la última edición de la ultramaratón de gasterópodos.

La velocidad de carga aumenta en un 21%

De acuerdo con los datos de un reciente estudio de Radware titulado “State of the Union: Ecommerce Page Speed & Web Performance, Winter 2014”, los websites de los principales eCommerces del mundo son cada vez más grandes, más pesados… y más lentos. La velocidad de carga de los sites pertenecientes al Top eCommerce 500 ha aumentado un 21% en el último año, hasta los 9,3 segundos. Pero la situación es notablemente peor entre las tiendas online más importantes: La velocidad de carga del Top 100 de los eCommerces del mundo es superior a 10 segundos, muy por encima del límite de lo que, habitualmente, un usuario está dispuesto a esperar. Pero no sólo la velocidad de carga está en entredicho en estas webs. Según este estudio, el tiempo que tardan los eCommerces en estar listos para la interacción con los usuarios ha subido también en 2013, desde 4,9 a 5 segundos.

Causas y consecuencias

Para Radware, las causas de este descenso en la velocidad de carga son principalmente dos: El aumento del tamaño medio de los eCommerces, que ha pasado de 1,094 MB a 1,436 MB (+31%), y el aumento del número de recursos (imágenes, archivos css) que contienen los websites, que ha crecido un 6,5%.

Todos estos factores provocan daños considerables a la percepción que obtienen los usuarios de la marca propietaria del eCommerce, incluso mayores que los causados por un fallo en el website. De hecho, el estudio de Radware concluye que “las ralentizaciones suceden con diez veces más frecuencia que los fallos graves (cierres, cuelgues)(…) y, a largo plazo tienen un gran impacto en la retención de clientes, ya que la tasa de abandono para un website lento es el triple que para un site que se cierra o se cuelga”.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario