Facebooktwitterlinkedin

La relación Instagram-niños y adolescentes siempre ha sido complicada, de hecho muchos profesionales la catalogan como tóxica debido a los problemas psicológicos y de adicción que pudieran desencadenar. Pero durante el último año y medio, Instagram ha estado lidiando con un nuevo problema: la recolección y manejo de datos personales de los menores de edad de entre 13 y 17 años. 

A mediados de agosto, el medio digital TechCrunch daba a conocer que, en las próximas semanas, la Unión Europea daría su sentencia final sobre las prácticas de uso que hace Instagram de los datos de niños y jóvenes. Según los informes, la empresa había violado las normas del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). Ahora, ya conocemos el veredicto emitido por la Comisión para la Protección de Datos de Irlanda (DPC), que actúa como el principal organismo regulador de la UE en esta materia: Instagram ha sido sancionada con una multa de 405 millones de euros.

Instagram enfrenta a una de las multas de GDPR más duras emitidas hasta la fecha

El DPC concluyó su veredicto el pasado viernes, y el valor de la multa no ha tardado en filtrarse. Instagram enfrentará una sanción de nada menos que 405 millones de euros, lo cual se corresponde con las especulaciones que se venían formulando desde hace tiempo.

Se esperaba que la multa fuese una de las más duras que se hubiese impuesto a una empresa extranjera por parte de la Unión Europea. Y así ha sido, es la segunda más elevada desde la aplicada en 2021 a Amazon de 746 millones de euros. Además, también se trata de la sentencia emitida contra parte del grupo Meta más dura, situándose por delante de cuando, en 2021, el GDPR multó a WhatsApp con 267 millones de euros por violar los principios de transparencia.

A la espera de que todos los detalles de la decisión tomada por el DPC se hagan públicos la semana que viene, por ahora hemos podido conocer, gracias a las declaraciones de un portavoz de Meta al medio RTE, que la empresa piensa recurrir la sentencia. Para ello, alegarán que las condiciones que se investigaron en su momento, ya fueron modificadas hace un año, por lo que se está ante un escenario diferente.

Por su parte, Adam Mosseri, CEO de Instagram anunció hace poco que se mudaría temporalmente a Londres, aunque no está muy claro si esta decisión fue motivada por los problemas legales a los que se enfrenta la compañía, pero sí que estará más cerca del conflicto y los órganos regulatorios.

Todo comenzó con una queja por el manejo de datos de niños en Instagram en 2020

La disputa entre Instagram y la Unión Europea comenzó en septiembre de 2020, cuando el DPC, abrió una investigación luego de recibir quejas sobre que Instagram estaba permitiendo a los menores de edad abrir cuentas comerciales, lo que se traduce en que su información de contacto se hacía pública. 

El ente regulador además confirmó que había un segundo elemento que se estaba evaluando y que tenía que ver con un sistema de registro de usuarios que se aplicaba en la plataforma, donde se descubrió que las cuentas de niños y adolescentes también eran configuradas como «públicas» de forma predeterminada, a menos que el usuario cambie de forma manual la configuración para hacerla privada. 

Más tarde, la investigación pasó al Comité Europeo de Protección de Datos, que es el ente encargado de garantizar la aplicación coherente del GDPR en el bloque y fue el encargado de tomar una decisión.  El comisario adjunto del CPD, Graham Doyle, afirmó en agosto: «La semana pasada recibimos la respuesta del Comité Europeo de Protección de Datos. […] Tendremos una decisión… a finales de la última semana de agosto o la primera de septiembre. Tiene que estar concluido para la primera semana de septiembre».

Medidas aplicadas a la seguridad de los pequeños

El manejo de datos de niños por parte de niños de Instagram es un tema que también ha levantado muchas polémicas en Estados Unidos. En abril del año pasado, la plataforma tenía planes de crear un Instagram solo para niños, lo que provocó las críticas de múltiples asociaciones, al punto que Meta se vio obligada a pausar el proyecto.

Durante el 2021, Instagram hizo algunos cambios en su seguridad para proteger a los más jóvenes. En julio todas las cuentas de niños y adolescentes comenzaron a ser privadas por defecto y a partir de septiembre comenzó a pedir la fecha de nacimiento, tanto a antiguos como nuevos usuarios.

Imagen: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!